joomla visitor
Auditoría
En el Acuerdo sobre Energía Nuclear con Irán: Prevalece una vez más la fuerza sobre la legislación
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 333

Paul

El grupo de presión israelí y sus criminales de guerra neoconservadores asociados bloquearán si pueden el acuerdo de energía nuclear, elaborado por Putin, Irán, y Obama, que tiene la promesa de poner fin a los EE.UU. orquestaron crisis sobre el desarrollo iraní de la energía nuclear.

 

Gorbachev Putin

 

Como firmante del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, del cual Israel no es signatario, Irán tiene derecho de desarrollar la energía nuclear. Irán, el único de todos los signatarios del tratado, ha visto sus derechos cancelados por las sanciones económicas impuestas por los EE.UU. y por la amenaza de un ataque militar de Estados Unidos.

Obama Nazi MusulmanNi la inteligencia de Estados Unidos ni la Agencia Internacional de Energía Atómica, que inspecciona los sitios de enriquecimiento de Irán, ha declarado ninguna señal de un programa de armas nucleares en Irán durante la última década. A pesar de la ausencia de cualquier evidencia de un programa de armas nucleares de Irán, el enloquecido gobierno israelí y sus agentes neoconservadores, que representan los intereses de Israel, no los Estados Unidos casi han impulsado a los EE.UU. a la guerra con Irán por las no existentes armas nucleares, como aquellas de destrucción masiva de Saddam Hussein.

Desconfianza mutua

El acuerdo sobre energía nuclear que se ha alcanzado con Irán elimina cualquier posibilidad de que este pueda desviar uranio enriquecido a un programa de armas. No obstante los belicistas de Washington y el grupo de presión de Israel están tratando de bloquear el acuerdo con el argumento de que “en los líderes de Irán no se puede confiar”.

 

la proxima guerra

Irán debe preguntar al ex presidente soviético Gorbachov lo que la palabra de Washington vale. A cambio de un acuerdo de Gorbachov a la reunificación de Alemania, Washington prometió que la OTAN no se movería ni una pulgada hacia el Este y tan pronto se tuvo el acuerdo la OTAN rápidamente tomó posiciones en las fronteras de Rusia y, ahora está trabajando para incorporar antiguas partes del imperio ruso en su organización.


Irán acusa a EE.UU. de mentir sobre el tratadoIrán debe preguntar al actual presidente ruso Putin lo que la palabra de Washington vale. Sintiendo debilidad estratégica de Rusia, el régimen de George W. Bush rompió el Tratado de Misiles Antibalísticos que Washington había firmado con Moscú.

Anulado el tratado, Washington rápidamente puso las bases de misiles antibalísticos en las fronteras de Rusia, con la esperanza de degradar las fuerzas de misiles estratégicos de Rusia, que sirven como un guardián contra un primer ataque nuclear de EE.UU., una política ahora permisible bajo la doctrina de guerra revisada por Washington.

Irán debe preguntar a Alemania, como fue coaccionado por el Tratado de Versalles en violación de todas las promesas del presidente Woodrow Wilson hizo a Alemania a cambio de poner fin a la Primera Guerra Mundial. El tratado ocasionó la pérdida extensa de territorio y paralizantes reparaciones de guerra para Alemania, avidez que sin pensar fue impuesta al país derrotado y, condujo directamente a la Segunda Guerra Mundial. También se culpó a Alemania por la Segunda Guerra a pesar de que esta comenzó con la declaración de guerra de Gran Bretaña y de Francia.

En la propia América

Irán debe pedir opinión a los indios americanos: Iroqueses, Cherokees, Sioux, Cheyennes, Comanches, el Nez Perce, y todos los demás pueblos indígenas de América, sobre cuántos tratados firmaron con Washington y fueron respetados. En caso de que usted no sepa la respuesta; es cero.

Washington no mantuvo un solo tratado de los muchos que hizo con las tribus indias. Para comprender plenamente la falta de valor total de la palabra de Washington, léase el libro de Ralph K. Andrist, La larga muerte: Los últimos días de las llanuras indias. Nadie que lea este libro a firmaría algún acuerdo con Washington.

Traición segura

Un acuerdo con Washington es un preludio a la traición. Pone al firmante inerme mientras prepara su segura fatalidad. Esta es la forma en que Washington opera.

Washington está ahora en el proceso de voltear la promesa en medicinas y Seguro Social que hizo al pueblo estadounidense. El gobierno ha tomado “prestados” los impuestos de esta nómina para fines específicos que financian sus programas bélicos, poniendo en su lugar pagarés no negociables, y por lo tanto sin valor, y gastan el dinero en sus guerras y folletos para las élites que no necesitan de medicinas o Seguro Social.

 

Expedicion punitiva gringa una traición a México

 

Mientras Washington roba a la Seguridad Social de sus ingresos, el gobierno ha comenzado el proceso de abolición de la salud y la seguridad para la vejez de la población estadounidense. El mundo nunca ha experimentado el capitalismo ladrón tan desatado como el de hoy.

Washington ya ha puesto en los límites de edad las formas de atención de la salud, y Washington ha robado a los jubilados de sus ajustes por costo de vida inventando una medida fraudulenta del índice de precios al consumidor. El objetivo de Washington es privatizar los programas, lo que produce beneficios para sus partidarios financieros y costos prohibitivos para las personas de edad avanzada, desechables a quienes el gobierno está lanzando lejos.

Traiciones sin fin

Nadie puede confiar en Washington. Y, menos que todos, el pueblo estadounidense.A lo largo de la historia se ha demostrado de manera concluyente que su palabra no vale ni el papel en que está escrita.

Todos los que alguna vez confiaron en Washington han sido traicionados.



El Tratado de Versalles

 

Posiblemente haya una excepción en alguna parte, pero las traiciones son enormes y son suficientes en número para definir a Washington como la entidad menos confiable en la tierra. Ninguna entidad existente ha roto más acuerdos que Washington.

Irán no debe poner confianza en un acuerdo con un gobierno que históricamente no ha cumplido su palabra.

Por otra parte, con el fin de obtener el acuerdo, Irán tuvo que renunciar a muchos de sus derechos que se le otorgan por el Tratado de No Proliferación.
Solo entre los firmantes, Irán es objeto de discriminación. Irán tuvo que aceptar esta humillación a fin de evitar un ataque militar y con el fin de que sean eliminadas las sanciones económicas. La verdadera importancia del acuerdo de energía nuclear es que Washington logró con éxito al usar la coerción, obligar a Irán a renunciar a sus derechos en virtud de tratados para evitar un asalto militar y económico.

En otras palabras, el acuerdo es un ejemplo más para el mundo del uso de Washington de la fuerza para obligar a los países soberanos a renunciar a sus derechos. La hegemonía de Washington se ha impuesto de nuevo.

A juzgar por el resultado real, el acuerdo de energía nuclear de Irán es una nueva derrota para la humanidad.



More articles by this author

¿Es la historia parte del engaño Arabia 9/11?¿Es la historia parte del engaño Arabia 9/11?
  JAMES ANGLETON, jefe de la CIA contrainteligencia durante tres décadas,...
Feliz cumpleaños Carta MagnaFeliz cumpleaños Carta Magna
  El 15 de junio de 2015, se cumple el 800...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 441 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner