joomla visitor
AuditorŪa
Reforma Política Integral ¡Ya!
Voces Diario
Banner
Cert√°men XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 334

 Reforma

 

 

Manlio Fabio Beltrones

Orondo como siempre -no faltaba más- al darse por concluida la enésima reforma electoral en 2014, el hoy crepuscular presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones Rivera calificó de grandes avances las nuevas reglas electorales para tener comicios más transparentes y democráticos.

 

Dichas nuevas reglas, subray√≥ Beltrones, dar√°n m√°s confianza a los ciudadanos en el valor de su voto y en la democracia. ‚ÄúEsta reforma pol√≠tico-electoral es un parteaguas en el desarrollo pol√≠tico y la vida institucional del pa√≠s‚ÄĚ.

Conociendo la cachaza del sonorense, es posible que, no obstante los resultados de la prueba del √°cido de dicha reforma el 7 de junio -decenas de atentados criminales contra candidatos y dirigentes y representantes de partidos, m√°s de 44 millones 600 mil ciudadanos ausentes en las urnas y el herradero en el Instituto Nacional Electoral- Beltrones  no retire lo dicho hace un a√Īo.

¬ŅTiene futuro el pasado?

Los  inquietantes momentos posteriores al 7 de junio incitan a retomar la pregunta: ¬ŅTiene futuro el pasado? El parteaguas del que blasona Beltrones, ¬Ņcre√≥ una nueva cultura de la legalidad? ¬ŅSe fractur√≥ el caudillismo constitucional endosado al Presidente de la Rep√ļblica? ¬ŅSe abarat√≥ el costo del voto? ¬ŅLa litigiosidad cedi√≥ para dar reposo a los magistrados electorales, responsables de procesar los recursos de impugnaci√≥n?

Una evaluación preliminar de los saldos que dejó el 7 de junio nos anima a sentenciar que el pasado no tiene futuro. Y es que el pasado se hizo presente con el enorme peso que en los procesos de junio descargó el sistema de usos y costumbres que, desde los albores del México independiente, desacreditan cada nueva elección constitucional.

Después de la Gran Reforma Política de 1977-1978, las reformas electorales sucesivas han sido marcadas por el fierro ardiente de lo que los juristas codifican como lex simulata. La que se procesa y promulga para responder a presiones coyunturales.

Abraham Lincoln suscribió la máxima de que un verdadero estadista piensa en las próximas generaciones, no en las próximas elecciones.

La implantación de la Kakistocracia

Los legisladores miembros de las √ļltimas seis legislaturas federales no han pensado jam√°s en las nuevas generaciones. Se han aferrado a la defensa de los intereses inmediatistas de la partidocracia devenida kakistocracia, ‚Äúel gobierno de los peores‚ÄĚ,

General El√≠as CallesAun el Partido Acci√≥n Nacional (PAN), que en su mejor √©poca se adjudic√≥ el monopolio de la oposici√≥n en M√©xico y proclam√≥ la b√ļsqueda una democracia socialmente eficaz que se traduzca en ‚Äúdesarrollo humano sustentable y bienestar social‚ÄĚ, en doce a√Īos de ejercicio del poder presidencial reprodujo c√≠nicamente las pr√°cticas fraudulentas que antes denunci√≥ ferozmente.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), que en su acta bautismal postuló Democracia ya, Patria para todos, chapotea en el fango de la criminalidad electoral.

Hasta determinado periodo, los gobiernos priistas imprimieron en su correspondencia oficial el lema revolucionario Sufragio efectivo, no reelecci√≥n. El lema del PRI mismo fue Democracia y Justicia Social. El vendaval neoliberal barri√≥ con esas promesas cuando sus propios dirigentes los descalificaron como meros dogmas. Para el 7 de junio pasado, los priistas se asociaron con las peores compa√Ī√≠as partidistas con tal de permanecer como primera minor√≠a.

Apostasía es le negación de las creencias que edificaron ciertas expresiones de fe y compromiso. Los partidos que se han refugiado en un eclecticismo oportunista merecen el calificativo de apostatas. Pero en la política, como en el amor, parece regir el todo se vale.

Los tres partidos citados tuvieron una votaci√≥n suficiente para prolongar su predominio en el reparto de los subsidios p√ļblicos. El ranchero preguntar√≠a con raz√≥n bastante: ¬ŅCu√°ndo se ha visto que la puerca suelte la mazorca que trae en el hocico? Es la imagen pl√°stica que difunden los resultados del 7 de junio.

Las asignaturas pendientes del régimen electoral

Ahora bien: Esa nueva experiencia electoral impone el imperativo de revisar de la A a la Z el régimen electoral mexicano para desterrar el esclerótico Cesarismo que aplasta toda aspiración democrática.

Pascual Ortiz Rubioe algunas figuras jur√≠dicas que caracterizan una democracia participativa: Desde luego el voto electoral (para delegar la ‚Äúrepresentaci√≥n‚ÄĚ), el refer√©ndum, el plebiscito y la consulta popular, s√≥lo √©sta √ļltima, legislada ma√Īosamente, ha sido expuesta al mercado pol√≠tico. La Suprema Corte de Justicia de la Naci√≥n la dio por abrogada por afectar el inter√©s econ√≥mico del Estado. (Ingreso y gasto, precisan los conceptos constitucionales).

En los pasados procesos electorales operó una que provocó un infarto en el grupo dominante: La candidatura independiente, triunfante en casos excepcionales como en el estado de Nuevo León, Morelia, Michoacán, y un distrito electoral federal en Sinaloa.

Ya aparecieron asustadas voces en los corrillos partidistas y parlamentarios que insin√ļan una revisi√≥n de la legislaci√≥n que regula la candidatura independiente argumentando que, si no se imponen candados adicionales, la sucesi√≥n presidencial de 2018 se convertir√° en un verdadero tsunami que pegar√° en la l√≠nea de flotaci√≥n del sistema de partidos.

En el mundo acad√©mico, especializado en Derecho Constitucional, subyace una preocupaci√≥n de no poca monta: El m√©todo normativo de sustituci√≥n del Presidente de la Rep√ļblica en casos extremos, tema al que el establisment legislativo le da rodeos como si el jefe del Ejecutivo tuviera el atributo del diamante: La eternidad.

Desde la licencia solicitada por Pascual Ortiz Rubio para abandonar el mandato presidencial en 1932, el Congreso de la Unión no se ha visto de nuevo en ese trance.

Pero en el paleolítico mexicano mandaba el Jefe Máximo de la Revolución, Plutarco Elías Calles. Su báculo hacia innecesaria cualquier acción del Poder Legislativo. Lo postmodernidad democrática no garantiza que el Congreso pueda proceder con independencia sin riesgo de disolución.

Segunda vuelta y revocación de mandato

Existen en agenda dos temas que tendrían efectos preventivos y de profilaxis: La revocación de mandato y la segunda vuelta electoral, sobre todo en la elección presidencial.

La revocación de mandato, teóricamente, podría configurar una Espada de Damocles sobre la cabeza de aquellos emanados de una elección constitucional, sea por llana ineptitud, pero sobre todo, por la enfermiza tentación de corrupción.

Particularmente en 2006, la conflictividad generada por la sentencia -definitiva e inatacable- del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, basada en la mínima diferencia del 0.56 por ciento en la votación, planteó como imperativa la segunda vuelta.

No hay costo económico que la impida, y sí costos políticos por el enervamiento en la etapa poselectoral, poniendo en riesgo la gobernabilidad presidencial y, en consecuencia, del resto del sistema político.

Héctor Melesio Cuén OjedaAunque con limitantes en algunas constituciones y legislaciones de los estados, la revocación de mandato está latente. Pero en el ámbito federal, la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado tiene en análisis una maciza iniciativa sobre ambos temas.

Aun antes del desenlace de las crisis políticas de Guerrero y Michoacán, que condujeron al relevo de los gobernadores por la vía fáctica, el Partido Sinaloense (PAS), de registro estatal, introdujo al Senado una iniciativa popular suscrita por más de 240 mil ciudadanos.

El Senado ha concedido audiencia a los representantes del PAS, encabezados por el diputado local Héctor Melesio Cuén Ojeda, para que amplíen su argumentación en favor de esas medidas.

El actual presidente de la directiva senatorial, Miguel Barbosa ha sido receptivo a la iniciativa, calific√°ndola como una de las asignaturas que tiene pendiente la reforma democr√°tica que no pueden postergarse.

Democracia: De la periferia al centro

El origen de la iniciativa de reforma a la Constituci√≥n federal en esas materias tiene un valor intr√≠nseco ya que no se incuba en los arreglos cupulares de los grandes partidos que act√ļan al amparo del centralismo pol√≠tico.

Fue auspiciada por un partido estatal joven que en menos de tres a√Īos, con base en un eficaz trabajo pol√≠tico horizontal ha fracturado en el estado de Sinaloa la hegemon√≠a de los partidos nacionales. Prueba de ello es la masiva respuesta que recibi√≥ la convocatoria a suscribir el proyecto.

Ese fen√≥meno adquiere su verdadera dimensi√≥n a la luz de las alternativas pol√≠tico-electorales que el 7 de junio dieron la campanada y, en el caso de Nuevo Le√≥n espec√≠ficamente, provocaron un verdadero terremoto pol√≠tico cuando la candidatura independiente a la gobernaci√≥n estatal mand√≥ al segundo y tercer lugar a los partidos dominantes: El PRI y el PAN. 

Hace medio siglo, desde las cumbres del PRI, se acu√Ī√≥ un lema que ahora parece olvidado: De la periferia al centro, que impl√≠citamente cuestionaba el r√©gimen interno de los partidos sujetos al mandato centralista para imponer a sus estructuras estatales designios de todo orden, particularmente en la nominaci√≥n de candidatos a puestos de elecci√≥n popular.

El  inocultable desgaste que ha sufrido la figura de Enrique Pe√Īa Nieto antes de completar la primera mitad de su sexenio, en defensa propia para salvar hist√≥ricamente su paso por Los Pinos y adicionalmente acreditar autoridad pol√≠tica para inducir su propia sucesi√≥n, empezando por su partido, lo colocan ante la oportunidad de reivindicar su voluntad pol√≠tica.

Si de democracia hablamos, la autoridad presidencial debe ser ejercida, sin vacilaciones ni regateos, en la gesti√≥n de una Reforma Pol√≠tica en serio y a fondo, que exorcice los demonios que andan sueltos. Y los que se est√°n sumando con vistas a 2018. 



More articles by this author

ITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticosITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticos
En tratándose del tema de la sucesión presidencial México-2018, no...
ITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangreITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangre
Del manual para aprendices de cínico: No traicionar es perecer: Es...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 197 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner