joomla visitor
AuditorŪa
Viuda de Rudecindo Cantarell
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 382

 38213

A FUEGO LENTO

Viuda de Rudecindo Cantarell

Enrique Pastor Cruz Carranza

‚ÄúA un gran coraz√≥n, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa‚ÄĚ

León Tolstoi

ES UNA TARDE C√ĀLIDA el viernes 15 del mes de marzo, media hora antes de iniciar la transmisi√≥n del programa ‚ÄúVoces del Periodista‚ÄĚ de la Lic. Celeste S√°enz de Miera, cuando llegamos a la casa donde habita la se√Īora Romana P√©rez Vidal viuda del capit√°n de barco camaronero ‚ÄúCentenario del Carmen‚ÄĚ, Rudecindo Cantarell Jim√©nez, a quien logramos contactar por conducto de su nieta Jazm√≠n Ulloa Cantarell.

CON UNA ACTITUD INICIAL de completo recelo, nos recibe en la puerta de su vivienda con una mezcla de enojo, tristeza, nos reprocha la insistencia por platicar con ella de su finado esposo.

‚ÄúYa han venido muchos periodistas siempre a preguntar, se tomaron fotos con nosotros, les platicamos nuestra realidad al final nadie nos escucha y hasta despu√©s recibimos advertencias o amenazas de perder los √ļnico que recibo de Pemex, la atenci√≥n m√©dica.

‚ÄúEllos (funcionarios de la empresa y l√≠deres sindicales) les enoja mucho que hablemos de c√≥mo se trat√≥ a Rudecindo y como estamos abandonados a nuestra suerte sus sobrevivientes‚ÄĚ.

Borbotones de petróleo en el mar

A punto de iniciar la entrevista con la Lic. Celeste S√°enz de Miera en ABC Radio, de M√©xico en ‚ÄúVoces del periodista‚ÄĚ, la se√Īora casi se niega a concretar la charla y es convencida por sus familiares presentes, despu√©s de identificar ante ella quienes somos.

En cadena nacional do√Īa Romana viuda de Cantarell nos platica con nostalgia y los ojos humedecidos aspectos humanos de quien fuera un persistente mexicano, advirtiendo a las autoridades de Petr√≥leos Mexicanos de la existencia de grandes fluidos de crudo en el mar, frente a la Isla del Carmen, donde durante un recorrido para venerar a la patrona insular, el 16 de julio de 1961, observar√≠a los borbotones de petr√≥leo surgiendo del fondo marino a la superficie del esmeralda mar.

A partir de ese momento esa imagen quedaría grabada en su mente y seria una idea permanente que cambiaría su vida y el entorno de actividad productiva renovable de la pesca camaronera en esas costas prodigiosamente beneficiadas por la naturaleza.

Narran los textos y sobrevivientes de su generaci√≥n que, fue durante un viaje para vender aquel manjar de escama llamado huachinango en Coatzacoalcos Veracruz, cuando platicando con un amigo petrolero, extern√≥ aquella visi√≥n de las ‚Äúchapopoteras‚ÄĚ y por sugerencia del mismo, le propusieron avisar de los acontecimientos a las oficinas de Pemex siendo ignorado por los funcionarios a pesar de haber seguido insistiendo en varias ocasiones sin √©xito.

Las circunstancias geopol√≠ticas y los incrementos al precio del mercado en los energ√©ticos y el endurecimiento de los bloques continentales al respecto, reactivaron la atenci√≥n para mandar una comisi√≥n de expertos e ingenieros de la paraestatal tres a√Īos despu√©s de las gestiones frustradas del pescador, quienes buscaron a Rudecindo Cantarell para que los llevara a el sitio exacto donde se encontraban las ‚Äúchapopoteras‚ÄĚ para tomar muestras del fluido.

Un manto fabuloso

La crisis en el mercado mundial ser√≠a el detonante de las exploraciones realizadas desde 1974 durante el gobierno de Luis Echevarr√≠a √Ālvarez en la sonda de Campeche con la plataforma flotante ‚ÄúReforma‚ÄĚ que perforar√≠a el primer pozo para confirmar el gran potencial petrolero en aguas someras frente a las costas de Isla del Carmen.

Convertido el ‚ÄúMega Manto Cantarell‚ÄĚ recibiendo reconocimientos y jolgorio por el hecho, el pescador confirmaba aquellas investigaciones de prospecci√≥n que en el Informe de 1968, el entonces Director de Pemex Jes√ļs Reyes Heroles hab√≠a entregado al presidente Gustavo Diaz Ordaz confirmando las reservas probadas de un manto inmenso que ser√≠a solamente superado cuando se inicia su explotaci√≥n con el boom petrolero de Jos√© L√≥pez Portillo, por el Complejo Ghawar en Arabia Saudita, no sin antes advertir deber√≠amos prepararnos para administrar la abundancia.

De golpe y porrazo se habilitar√≠an m√°s de 15 mil kil√≥metros cuadrados y la actividad pesquera se convert√≠a en impedimento para esa din√°mica de expansi√≥n rompiendo normas internacionales de operaci√≥n (Acueducto Cantarell ‚Äď Dos Bocas Tabasco) y el inicio de la operaci√≥n a gran escala internacional del ‚Äúhuachicol‚ÄĚ con destino a los mercados negros de √Āmsterdam desde las propias √°reas de producci√≥n y del centro de distribuci√≥n en ‚ÄúCayo Arcas.

Aquella producci√≥n hist√≥rica de 1921 con m√°s de 193 millones de barriles al a√Īo, que signific√≥ ser el segundo pa√≠s exportador de crudo mundial quedar√≠a pulverizada con los m√°s de 30 a√Īos del Manto Cantarell.

Ello podr√≠a hacer la idea que Rudecindo Cantarell y su familia estar√≠an ‚Äúadministrando parte de esa abundancia‚ÄĚ a la recomendaci√≥n de L√≥pez Portillo, pero la realidad es demoledora dram√°tica e injusta.

Sin beneficios

Una modesta casa frente el paso del casi colapsado ‚ÄúPuente de la Unidad‚ÄĚ, con calles de arena, l√°minas de zinc y mamposter√≠a adquirida con los 200 mil pesos que le donar√≠a el entonces gobernador Antonio Gonz√°lez Cur√≠ (1997-2003) les permite mantener el negocio de venta de hielo de su viejo refrigerador, bolis, chamuyadas y refrescos.

No existe ninguna se√Īal de haber sido beneficiados por la odisea de su finado esposo y menos se ve ninguna atenci√≥n de Pemex o las dos secciones sindicales.

Recib√≠, solamente tres a√Īos posterior a su muerte, una pensi√≥n que me suspendieron cuando muri√≥ por falta de atenci√≥n m√©dica por no poder trasladarlo en ambulancia a la Isla del Carmen, aproximadamente 38 kil√≥metros, pues la ambulancia no tenia gasolina y en Isla Aguada no hab√≠a ning√ļn m√©dico. Cuando se pudo juntar el dinero ya √©l hab√≠a fallecido

Nos desmiente aquella versión de haber recibido como concesión por parte de Pemex la venta de petróleo diáfano al menudeo y también que se le hubiera dado una plaza- base dentro de la empresa.

‚ÄúLo que, si es cierto, en cada campa√Īa presidencial todos los aspirantes ven√≠an a verlo, tomarse la foto, manifestar su disgusto por el trato a su persona, pero al terminar las campa√Īas y lograr la presidencia, nunca m√°s regresaron‚ÄĚ.

Sin dejar de mirar al frente donde se mueven veh√≠culos sobre el Puente de la Unidad, do√Īa Romana trata de sonre√≠r al recordar la fe que su esposo tenia en las promesas de ser recompensado por su descubrimiento. ‚ÄúMand√≥ cartas a Miguel de la Madrid, Carlos Salinas y nunca le contestaron‚ÄĚ.

La pl√°tica entre la entrevista y los cortes obligados se mantiene.

Ni para mantener a la familia

LOS PESCADORES sin embargo le reprochaban que por su culpa la industria camaronera y √°reas de captura se hab√≠a restringido y hasta los derrames del Ixtoc le dec√≠an con burla: ‚ÄúYa ves, por estar diciendo que hab√≠a petr√≥leo c√≥mo estamos los pescadores y a ti por ponerle al Manto tu nombre, ni para mantener a tu familia tienes‚ÄĚ.

Su legado siempre fue de un hombre bueno, esposo cari√Īoso y su final lo considero injusto.

Al fallecer Rudecindo Cantarell Jim√©nez recibi√≥ a duras penas, su f√©retro, una corona de flores y, fue sepultado sin la asistencia de ning√ļn l√≠der sindical, ni funcionario de Pemex.

En estos tiempos ni para poder pintar su tumba nos dan un botecito. Con m√°s animo nos confiesa que despu√©s de esos hechos, la negativa de poder darle trabajo a su hijo u otro familiar que le permita ayudarla a sobrevivir, los reclamos injustos que los pescadores le hacen a mis hijos, nietos decid√≠ no volver a hablar de mi finado esposo. A ver si despu√©s de esta entrevista con la se√Īora Celeste y usted, no me quitan la atenci√≥n medica por parte de Pemex nos dicen riendo con las lagrimas en los ojos

‚ÄúOjal√° y el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador pudiera hacer algo por nosotros si escucha el programa y se apiada de nosotros‚ÄĚ.

No es justo ver como estamos y menos los domingos cuando vamos a ponerle algunas flores a su tumba.

Al término de la entrevista le pido a su hijo nos permita conocer la ultima morada del descubridor del colosal Manto Cantarell.

Es una tumba modesta y r√ļstica pintada de azul. Un bote de dos litros que le obsequiaron en la administraci√≥n municipal anterior del Carmen de filiaci√≥n panista.

Es probable en la próxima pasada sea ahora de color del Rojo pues ahora gobierna el PRI.

Al final confirmo que, somos muy injustos con quienes no merecen ser olvidados en sus actos y los hechos demuestran lo mezquinos que somos con nosotros mismos.

‚ÄúLo que me faltar√≠a‚ÄĚ

Ahora entiendo la tragedia del Carmen y todo Campeche frente a PEMEX.

Si as√≠ desprecio la patria y sus instituciones a Don Rudecindo Cantarell Jim√©nez, que se puede esperar para toda esta entidad campechana olvidada como la se√Īora Romana P√©rez Vidal.

Al despedirnos, las cosas son diferentes del primer dialogo

Nos tomamos la foto y entre broma y resignación nos despide advirtiendo:

        ‚ÄúSolamente falta que por platicar con ustedes todo esto que le hicieron a Rudecindo por Pemex y el sindicato, me quiten el servicio m√©dico‚ÄĚ.



More articles by this author

A FUEGO LENTO HPT Y Estafa Maestra: Eslabones de corrupción UTECAMA FUEGO LENTO HPT Y Estafa Maestra: Eslabones de corrupción UTECAM
  A FUEGO LENTO HPT Y Estafa Maestra: Eslabones de corrupci√≥n UTECAM Enrique Pastor...
A FUEGO LENTO HPT y estafa maestra eslabones de corrupciónA FUEGO LENTO HPT y estafa maestra eslabones de corrupción
  A FUEGO LENTO HPT y estafa maestra Eslabones de corrupci√≥n Enrique Pastor Cruz...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 430 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner