joomla visitor
Auditoría
Viuda de Rudecindo Cantarell
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner
377
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 382

 38213

A FUEGO LENTO

Viuda de Rudecindo Cantarell

Enrique Pastor Cruz Carranza

“A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa”

León Tolstoi

ES UNA TARDE CÁLIDA el viernes 15 del mes de marzo, media hora antes de iniciar la transmisión del programa “Voces del Periodista” de la Lic. Celeste Sáenz de Miera, cuando llegamos a la casa donde habita la señora Romana Pérez Vidal viuda del capitán de barco camaronero “Centenario del Carmen”, Rudecindo Cantarell Jiménez, a quien logramos contactar por conducto de su nieta Jazmín Ulloa Cantarell.

CON UNA ACTITUD INICIAL de completo recelo, nos recibe en la puerta de su vivienda con una mezcla de enojo, tristeza, nos reprocha la insistencia por platicar con ella de su finado esposo.

“Ya han venido muchos periodistas siempre a preguntar, se tomaron fotos con nosotros, les platicamos nuestra realidad al final nadie nos escucha y hasta después recibimos advertencias o amenazas de perder los único que recibo de Pemex, la atención médica.

“Ellos (funcionarios de la empresa y líderes sindicales) les enoja mucho que hablemos de cómo se trató a Rudecindo y como estamos abandonados a nuestra suerte sus sobrevivientes”.

Borbotones de petróleo en el mar

A punto de iniciar la entrevista con la Lic. Celeste Sáenz de Miera en ABC Radio, de México en “Voces del periodista”, la señora casi se niega a concretar la charla y es convencida por sus familiares presentes, después de identificar ante ella quienes somos.

En cadena nacional doña Romana viuda de Cantarell nos platica con nostalgia y los ojos humedecidos aspectos humanos de quien fuera un persistente mexicano, advirtiendo a las autoridades de Petróleos Mexicanos de la existencia de grandes fluidos de crudo en el mar, frente a la Isla del Carmen, donde durante un recorrido para venerar a la patrona insular, el 16 de julio de 1961, observaría los borbotones de petróleo surgiendo del fondo marino a la superficie del esmeralda mar.

A partir de ese momento esa imagen quedaría grabada en su mente y seria una idea permanente que cambiaría su vida y el entorno de actividad productiva renovable de la pesca camaronera en esas costas prodigiosamente beneficiadas por la naturaleza.

Narran los textos y sobrevivientes de su generación que, fue durante un viaje para vender aquel manjar de escama llamado huachinango en Coatzacoalcos Veracruz, cuando platicando con un amigo petrolero, externó aquella visión de las “chapopoteras” y por sugerencia del mismo, le propusieron avisar de los acontecimientos a las oficinas de Pemex siendo ignorado por los funcionarios a pesar de haber seguido insistiendo en varias ocasiones sin éxito.

Las circunstancias geopolíticas y los incrementos al precio del mercado en los energéticos y el endurecimiento de los bloques continentales al respecto, reactivaron la atención para mandar una comisión de expertos e ingenieros de la paraestatal tres años después de las gestiones frustradas del pescador, quienes buscaron a Rudecindo Cantarell para que los llevara a el sitio exacto donde se encontraban las “chapopoteras” para tomar muestras del fluido.

Un manto fabuloso

La crisis en el mercado mundial sería el detonante de las exploraciones realizadas desde 1974 durante el gobierno de Luis Echevarría Álvarez en la sonda de Campeche con la plataforma flotante “Reforma” que perforaría el primer pozo para confirmar el gran potencial petrolero en aguas someras frente a las costas de Isla del Carmen.

Convertido el “Mega Manto Cantarell” recibiendo reconocimientos y jolgorio por el hecho, el pescador confirmaba aquellas investigaciones de prospección que en el Informe de 1968, el entonces Director de Pemex Jesús Reyes Heroles había entregado al presidente Gustavo Diaz Ordaz confirmando las reservas probadas de un manto inmenso que sería solamente superado cuando se inicia su explotación con el boom petrolero de José López Portillo, por el Complejo Ghawar en Arabia Saudita, no sin antes advertir deberíamos prepararnos para administrar la abundancia.

De golpe y porrazo se habilitarían más de 15 mil kilómetros cuadrados y la actividad pesquera se convertía en impedimento para esa dinámica de expansión rompiendo normas internacionales de operación (Acueducto Cantarell – Dos Bocas Tabasco) y el inicio de la operación a gran escala internacional del “huachicol” con destino a los mercados negros de Ámsterdam desde las propias áreas de producción y del centro de distribución en “Cayo Arcas.

Aquella producción histórica de 1921 con más de 193 millones de barriles al año, que significó ser el segundo país exportador de crudo mundial quedaría pulverizada con los más de 30 años del Manto Cantarell.

Ello podría hacer la idea que Rudecindo Cantarell y su familia estarían “administrando parte de esa abundancia” a la recomendación de López Portillo, pero la realidad es demoledora dramática e injusta.

Sin beneficios

Una modesta casa frente el paso del casi colapsado “Puente de la Unidad”, con calles de arena, láminas de zinc y mampostería adquirida con los 200 mil pesos que le donaría el entonces gobernador Antonio González Curí (1997-2003) les permite mantener el negocio de venta de hielo de su viejo refrigerador, bolis, chamuyadas y refrescos.

No existe ninguna señal de haber sido beneficiados por la odisea de su finado esposo y menos se ve ninguna atención de Pemex o las dos secciones sindicales.

Recibí, solamente tres años posterior a su muerte, una pensión que me suspendieron cuando murió por falta de atención médica por no poder trasladarlo en ambulancia a la Isla del Carmen, aproximadamente 38 kilómetros, pues la ambulancia no tenia gasolina y en Isla Aguada no había ningún médico. Cuando se pudo juntar el dinero ya él había fallecido

Nos desmiente aquella versión de haber recibido como concesión por parte de Pemex la venta de petróleo diáfano al menudeo y también que se le hubiera dado una plaza- base dentro de la empresa.

“Lo que, si es cierto, en cada campaña presidencial todos los aspirantes venían a verlo, tomarse la foto, manifestar su disgusto por el trato a su persona, pero al terminar las campañas y lograr la presidencia, nunca más regresaron”.

Sin dejar de mirar al frente donde se mueven vehículos sobre el Puente de la Unidad, doña Romana trata de sonreír al recordar la fe que su esposo tenia en las promesas de ser recompensado por su descubrimiento. “Mandó cartas a Miguel de la Madrid, Carlos Salinas y nunca le contestaron”.

La plática entre la entrevista y los cortes obligados se mantiene.

Ni para mantener a la familia

LOS PESCADORES sin embargo le reprochaban que por su culpa la industria camaronera y áreas de captura se había restringido y hasta los derrames del Ixtoc le decían con burla: “Ya ves, por estar diciendo que había petróleo cómo estamos los pescadores y a ti por ponerle al Manto tu nombre, ni para mantener a tu familia tienes”.

Su legado siempre fue de un hombre bueno, esposo cariñoso y su final lo considero injusto.

Al fallecer Rudecindo Cantarell Jiménez recibió a duras penas, su féretro, una corona de flores y, fue sepultado sin la asistencia de ningún líder sindical, ni funcionario de Pemex.

En estos tiempos ni para poder pintar su tumba nos dan un botecito. Con más animo nos confiesa que después de esos hechos, la negativa de poder darle trabajo a su hijo u otro familiar que le permita ayudarla a sobrevivir, los reclamos injustos que los pescadores le hacen a mis hijos, nietos decidí no volver a hablar de mi finado esposo. A ver si después de esta entrevista con la señora Celeste y usted, no me quitan la atención medica por parte de Pemex nos dicen riendo con las lagrimas en los ojos

“Ojalá y el presidente Andrés Manuel López Obrador pudiera hacer algo por nosotros si escucha el programa y se apiada de nosotros”.

No es justo ver como estamos y menos los domingos cuando vamos a ponerle algunas flores a su tumba.

Al término de la entrevista le pido a su hijo nos permita conocer la ultima morada del descubridor del colosal Manto Cantarell.

Es una tumba modesta y rústica pintada de azul. Un bote de dos litros que le obsequiaron en la administración municipal anterior del Carmen de filiación panista.

Es probable en la próxima pasada sea ahora de color del Rojo pues ahora gobierna el PRI.

Al final confirmo que, somos muy injustos con quienes no merecen ser olvidados en sus actos y los hechos demuestran lo mezquinos que somos con nosotros mismos.

“Lo que me faltaría”

Ahora entiendo la tragedia del Carmen y todo Campeche frente a PEMEX.

Si así desprecio la patria y sus instituciones a Don Rudecindo Cantarell Jiménez, que se puede esperar para toda esta entidad campechana olvidada como la señora Romana Pérez Vidal.

Al despedirnos, las cosas son diferentes del primer dialogo

Nos tomamos la foto y entre broma y resignación nos despide advirtiendo:

        “Solamente falta que por platicar con ustedes todo esto que le hicieron a Rudecindo por Pemex y el sindicato, me quiten el servicio médico”.



More articles by this author

A FUEGO LENTO ¿Marchan los ladrones del petróleo?A FUEGO LENTO ¿Marchan los ladrones del petróleo?
  A FUEGO LENTO ¿Marchan los ladrones del petróleo? Enrique Pastor Cruz Carranza “En...
A FUEGO LENTO Traición anticipadaA FUEGO LENTO Traición anticipada
  A FUEGO LENTO Traición anticipada Enrique Pastor Cruz Carranza “Nos reímos del honor...
¿Quién está en línea?
Tenemos 433 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner