joomla visitor
AuditorŪa
A FUEGO LENTO
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 288

A FUEGO LENTO
ENRIQUE PASTOR CRUZ CARRANZA
(Exclusivo para Voces del Periodista)


Pastor4

EN MEMORIA DE
RUDECINDO CANTARELL

CAMPECHE:
Donde arranca el saqueo petrolero

Campeche


UNA JOYA M√ĀS DE NUESTRA REP√öBLICA mexicana es Campeche. Tierra de incontables leyendas¬† de piratas, magia en sus tradiciones¬† y actitud singular de sus habitantes, que hace del gentilicio campechano marca mundialmente registrada como sin√≥nimo de camarader√≠a, afecto, hermandad y solidaridad.

UN ESTADO CONFORMADO por 11 municipios,¬† que se caracterizan por su diversidad de actividades productivas, las tipolog√≠as de recursos¬† dados por la magn√°nima naturaleza y el sue√Īo de despuntar, acorde a sus verdaderos potenciales de desarrollo.

‚ÄúEste es Campeche se√Īores, la tierra del pregonero‚ÄĚ, reza la estrofa de su casi himno de presentaci√≥n ante el mundo, de la entidad donde la patria mexicana realiza desde hace m√°s de tres d√©cadas, la extracci√≥n de petr√≥leo en un porcentaje superior al 80 por ciento de la producci√≥n nacional; pero que en reciprocidad¬† no se refleja esta riqueza en¬† infraestructura de elemental equidad.

¬ŅQui√©n ignora¬† la ferviente actividad e importancia mundial que simboliz√≥ el Palo de Tinte (Palo de Campeche) que¬† gener√≥ rutas comerciales mar√≠timas vitales entre Am√©rica y Europa?¬† Tanta riqueza llev√≥¬† a Diego Quijada a escribir al rey de Espa√Īa en 1565: ‚ÄúTambi√©n ha dado a Vuestra Majestad noticia del Palos de tinte que descubri√≥ Marcos de Ayala a quien por C√©dula¬† se ha dado facultad para que se use de √©l, diez a√Īos. Hay de esto tanta cantidad que todas las costas provincias, Yucat√°n y en la de Tabasco y Nueva Espa√Īa que se pueden cargar cada a√Īo todas las carracas del mundo‚ÄĚ.

Pastor5

El descubrimiento de las anilinas por parte de Alemania, terminó en depredación a principios del siglo XX y generó la existencia de decenas de haciendas de explotación, llegando en 1896 a la producción record de 46 mil toneladas. Las maderas finas como el preciado cedro, caoba, chicozapote, jabín, granadillo, entre tantas, no escaparon, ni escapan del comercio remunerable y del contrabando institucionalizado.

Para la d√©cada de 1860 ,en uno de¬† tantos destierros y retornos de Antonio L√≥pez de Santa Anna,¬† el joven int√©rprete del c√©lebre ap√°trida¬† James Adams se mostraba fascinado por aquella goma-resina¬† y/o ‚Äúchewing¬† gum‚ÄĚ que ininterrumpidamente masticaba el citado general, tambi√©n conocido como ‚ÄúSu Alt√≠sima‚ÄĚ, goma que termin√≥ probando y ‚Äúdescubri√≥‚ÄĚ sus efectos para activar la salivaci√≥n, teniendo el ingenio de agregarle sabor y de ah√≠, se naci√≥ la pr√≥spera empresa Adamns Chewing Gum Co., que, para 1914,¬† contaba con capital superior a los 10 millones de d√≥lares y de ah√≠, tambi√©n la Pensilvania Campeche Landand Lumber Co; Laguna Corporation ; Mexican Gulf Land nad Lumber Co.; Campeche Timberand Fruit Co; Campeche Developent Co, que ten√≠an como propiedad privada cerca de 10 mil kil√≥metros cuadrados de selvas campechanas para explotar el providencial¬†¬† √°rbol de Chicozapote.

Cabe se√Īalar, que si bien sus inicios para la¬† industrializaci√≥n fueron¬† en Tuxpan Veracruz, la plataforma de explotaci√≥n del chicle, se realiz√≥ en el Estado de Campeche.

Solamente para tener datos de su importancia, de 1930 a 1942 la Aduana de Campeche manej√≥ 13.9925.000 kilos¬† de l√°tex, mientras que la del Carmen¬† 8.715 .000 kilos, seg√ļn registros oficializados. Para 1939 a 1943, la producci√≥n chiclera represent√≥ el 60¬† por ciento del presupuesto actual, al extremo que la Ley de Hacienda¬† vigente de 1895 consider√≥ de manera especial su explotaci√≥n. Los avances cient√≠ficos y sus invenciones, volvieron a jugarle una mala pasada a esta actividad con un recurso campechano renovable, al declinar su importancia, con la sustituci√≥n del producto original, con sint√©ticos.

Esta entidad no solamente cuenta con leyendas de osados corsarios al servicio de las monarqu√≠as europeas y piratas que podr√≠amos colocar en los casilleros de ‚Äúindependientes‚ÄĚ, por trabajar para su propio beneficio y tripulaci√≥n, sino tambi√©n de una extra√Īa magia de cumplir ciclos de bonanzas espectaculares, declinaciones devastadoras y nuevos amaneceres promisorios,¬† cual¬† milagro de alegor√≠a¬† y certidumbre de vigencia por -simplemente- decir; ¬°Este es Campeche se√Īores!.

Del mar surgió un nuevo milagro

Las costas de Campeche, caracterizadas por su amplia diversidad de especies marinas, significaron siempre el manjar en la mesa que paliara y nutriera a su gente, donde tener hambre no existía en el vocabulario de sus habitantes. Una nueva  fábula de riquezas se cristalizaba en la cotidianidad de los campechanos y la visión empresarial allende de nuestras fronteras.

Pastor1

Narra en sus apuntes Roberto Bol√≠var Cetina que fue en 1937 que el barco de bandera japonesa¬† Sapporo Maru, fonde√≥ frente a la Barra de Isla Aguada. La¬† Guerra Mundial, no solamente tra√≠a esta embarcaci√≥n nipona, sino tambi√©n la instalaci√≥n de la Base A√©rea Norteamericana¬† en Isla Del Carmen para ‚Äúproteger‚ÄĚ la zona, con antecedentes de tener los mantos petrol√≠feros m√°s ricos, hoy confirmados.

Esos cient√≠ficos marinos ‚Äúdescubrieron‚ÄĚ el camar√≥n blanco, rosado y caf√©, que de inmediato atrajo m√ļltiples empresas norteamericanas para su aprovechamiento y exportaci√≥n al mercado internacional en 1948, para que los siguientes 35 a√Īos se viera una industria aprovechando este recurso renovable.

En 1970 se tenían registradas unas 800 embarcaciones con capacidad de captura de entre tres y 50 toneladas de camarón por viaje que duraba un promedio de 20 días, que se procesaban en un total de 22 congeladoras, con cuatro astilleros para la construcción y mantenimiento de barcos, lo mismo de madera que de metal, escuelas de práctica de pesca, teniendo dos características de trabajo dentro de la industria. Por medio del sector social o cooperativista y del  sector libre o empresarial.

Toda esta regi√≥n se llen√≥ de solvencia econ√≥mica y progreso, con la exportaci√≥n de millones de toneladas, al extremo que los propios lugare√Īos dedicados a la actividad pesquera se dieron el lujo de implementarse¬† un impuesto para tener su Universidad Aut√≥noma del Carmen (UNACAR) que con la picard√≠a caracter√≠stica de los isle√Īos, dec√≠an: ‚Äúes hija leg√≠tima del camar√≥n‚ÄĚ,¬† para que sus hijos lograran una educaci√≥n superior en su propia Isla.

La bonanza fue una realidad, hasta que, sin la m√≠nima visi√≥n de programar su impacto y los da√Īos que ello generar√≠a, en 1974¬† apareci√≥ en las aguas del Golfo de Campeche, la plataforma flotante Reforma para iniciar trabajos de exploraci√≥n en aguas someras, incrementando su actividad, cuando el nuevo Director de Pemex Jorge D√≠az Serrano, siguiendo las instrucciones del presidente¬† Jos√© L√≥pez Portillo, quien apost√≥ todo su proyecto a la industria petrolera, ve√≠a en el √©xito de la misi√≥n un horizonte promisorio para su carrera pol√≠tica, que termin√≥ con hechos tristes de lealtad y traici√≥n. La prioridad global exig√≠a romper el control de precios que la OPEP manten√≠a contra el principal consumidor mundial, los Estados Unidos.

De golpe la industria pesquera, siendo una actividad productiva renovable, se constituía en escollo del requerimiento geoestratégico  energético de Norteamérica.

El sospechoso accidente del IXTOC-1, que revent√≥ el 3 de junio¬† de 1979 y que despu√©s de casi diez meses verti√≥¬† 3.3 millones de barriles al mar. El siniestro recibi√≥ atenci√≥n con especialistas de dudosa probidad y qu√≠micos como el diluyente de alta peligrosidad y contaminante denominado Corexit 9527, al que la Enviromental Protection Agency (EPA) declar√≥ como altamente contaminante y da√Īino en los gl√≥bulos rojos, ri√Īones e h√≠gado humanos. El cient√≠fico Charly Pajor, vocero de NALCO asegura que el Corexit , mezclado con el agua de mar es m√°s toxico para la vida humana.

Esas acciones resultaron  un golpe mortal para la pesca del camarón. El jefe del Departamento de Pesca, Fernando Rafull Miguel (nativo de Campeche) auspició quiebra del Banco Nacional de Desarrollo Portuario y Pesquero (Banpesca) BANPESCA, cuyos  expedientes sepultos revelan una de las más perversas acciones del gobierno federal contra una actividad productiva sacrificada, por darle auge a otra no renovable, como es la petrolera.

Pastor2

Solamente para echar a volar la memoria, recordaremos que de 1982 a 1988, Banpesca sufri√≥ desfalcos por 45 mil millones de pesos, que se convierten en rid√≠cula suma si se compara con los 400 mil millones de pesos que diversos empresarios, como el caso del due√Īo de Flota Pesquera Mexicana Isidoro Rodr√≠guez Ruiz, saquearon al banco.

Cabe puntualizar, que toda esta vasta contaminación, se escondió bajo las alfombras del gobierno federal, y los pescadores afectados nunca recibieron ninguna indemnización, como tampoco se tiene datos del incremento de enfermedades  en la población que podría haber generado el letal Corexit 9527.

Despu√©s de procurar el toque mitol√≥gico y¬† cargado de frivolidad a la inquietud y perseverancia¬† del pescador Rudesindo Cantarell,¬† quien recibiera como ‚Äúgratificaci√≥n vitalicia no hereditaria‚ÄĚ por su colosal descubrimiento, la concesi√≥n de venta semanal a granel de un tambor de 200 litros¬† de di√°fano para quinqu√©s¬† y anafres de carb√≥n, muriera ir√≥nicamente de inoportuna¬† atenci√≥n m√©dica¬† a un infarto, por falta de gasolina a la ambulancia que debi√≥ trasladarlo de Isla Aguada al¬† Carmen.

Para 1979 se produjeron los primeros barriles de petr√≥leo del denominado Complejo Cantarell que, hacia diciembre ya alcanzaba la cifra de 239 mil barriles diarios. Seg√ļn datos de Wikipedia. Org/wiki/campeche, el efecto de esta zona de producci√≥n se pudo¬† sentir en el concierto internacional¬† de golpe, con las siguientes cifras de producci√≥n diaria en el pa√≠s: De producir 748 mil barriles diarios en la d√©cada de los setentas, el promedio de producci√≥n creci√≥ hasta alcanzar 2.5 millones de barriles diarios en los ochentas. 2.8 millones de barriles en la d√©cada de los noventas¬† y 3.2 millones en el periodo 2000-2007.

Los juegos para desmantelar y privatizar Pemex¬† en acto involutivo que diera origen al Partido Acci√≥n Nacional ahora¬† gobernante, condujeron a algunos hechos extra√Īos de inyecci√≥n de nitr√≥geno al Manto Cantarell y los anuncios catastrofistas de Felipe Calder√≥n Hinojosa, de estar en plena decadencia el complejo y de estar con las m√≠nimas reservas probadas, probables y posibles, poniendo como una salvaci√≥n¬† ‚Äúreformas estructurales‚ÄĚ para despu√©s salir, cual epopeya similar a la de Jos√© L√≥pez Portillo, en busca del ‚Äútesorito escondido en el fondo del mar‚ÄĚ, sin dejar de operar una campa√Īita de las castrantes apolog√≠as de sus publicistas predilectos.

Hoy Campeche sigue viviendo su extra√Īa maldici√≥n de ser vital para la viabilidad y √©xitos financieros nacionales e internacionales, pero sin lograr los avances que, por rebote, debieran estar cristalizados. Es Tierra de Sue√Īos, alegor√≠as,¬† fantas√≠as, esperanza y hacienda f√©rtil para que las quimeras de muchos se realicen, por encima de las expectativas naturales de sus habitantes, siempre fieles, liberales y heroicos patriotas¬† con¬† la Federaci√≥n y siempre olvidados, despreciados y ofendidos con sus mentiras, complicidades de rapi√Īa y destrucci√≥n¬†¬† por este centralismo sin pudor; por esta Suave pero ingrata patria mexicana. Mucho camino falta por transcurrir en la actividad energ√©tica del crudo, aunque hoy sus enormes reservas en la Biosfera de Calakmul, los colosales bancos de yeso, sin dejar de resaltar las amplias zonas de manglares y la biodiversidad de su fauna y flora.

Pastor3

Sus vestigios arqueol√≥gicos y los tesoros hidr√°ulicos que forman sus r√≠os, cenotes, lagunas y norias est√°n siendo clasificadas para el nuevo asalto de sus potencialidades. Las bellezas naturales de sus costas y playas, son atractivos de presuntos inversionistas que buscan disfrutar y obtener beneficios en la Industria¬† sin Chimeneas que es el Turismo. Ciudad Capital que en su primer cuadro amurallado, encierra mitos, leyendas de ataques corsarios y bonanza de la denominada ‚ÄúGrandeza de Campeche‚ÄĚ, mientras el tiempo¬† deja cicatrices visibles¬† e invisibles de la rapi√Īa y huellas en el alma de una entidad que no se resigna a seguir en la maldici√≥n del¬† desarrollo que por corresponsabilidad merece.

¬°No es un lamento¬† o lloriqueo¬† campechano!¬† Es un reclamo y grito de inconformidad. No puedo borrar de la memoria aquellas palabras del maestro y doctor Alfredo Jalife-Rahme, cuando nos advirti√≥ no hace mucho: ‚ÄúNadie va¬† venir¬† a hacer por ustedes, lo que¬† les corresponde hacer a los propios campechanos‚ÄĚ.



More articles by this author

A FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicoleraA FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicolera
Si alguna instancia dentro del gobierno federal ha sido una...
A FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistasA FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistas
“La libertad Sancho, es uno de los más preciosos dones...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 437 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner