joomla visitor
AuditorŪa
México Crucificado
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 226

M√ČXICO CRUCIFICADO

 

 “… porque llevas la X en tu nombre.  
Que algo tiene de cruz y de calvario‚Ķ‚ÄĚ

 

ABRAHAM GARC√ćA IBARRA

(Exclusivo para Voces del Periodista)

Abraham1A re√≠r/ a gozar/ que el mundo se va a acabar: El gobierno del presidente designado Felipe Calder√≥n arranc√≥ jubilosamente los festejos del bicentenario de la Independencia nacional y del centenario de la Revoluci√≥n mexicano en‚Ķ Pasadena, California, estado √©ste gobernado por el fascista republicano Arnold Schwartezenneger, hijo predilecto de Thal, aldea de Austria, mejor conocido por sus amigos como Conan The barbarian. Por instrucciones de Calder√≥n, M√©xico se inscribi√≥ en el bullicioso Desfile de las Rosas de la ciudad californiana con una bella carroza concebida por el dise√Īador Ra√ļl Rodr√≠guez, contratado por la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa.

Seg√ļn¬† cable de la espa√Īola agencia EFE, la carroza, de 10 metros de largo por 17 de alto, condensa la historia de M√©xico ‚Äúdesde los tiempos de los aztecas ‚Äú. Tiene al frente grandes retratos de don Miguel Hidalgo y Costilla -ejecutado a instancias de la Iglesia cat√≥lica- y de don Francisco I. Madero -asesinado como resultado de la conspiraci√≥n de la embajada de los Estados Unidos en M√©xico. Es un giro hist√≥rico de magna trascendencia, porque tradicionalmente los mexicanos transterrados en el vecino pa√≠s lo que celebran anualmente es el 5 de mayo, aniversario de la Batalla de Puebla. ¬°Vivan los h√©roes que nos dieron Patria!

No termina ah√≠ la alegr√≠a, sin embargo: Con motivo de aquellas gloriosas efem√©rides, tendremos en M√©xico una ambiciosa producci√≥n cinematogr√°fica de heroico t√≠tulo Mujeres patria, en la que participar√° la exquisita dama de la far√°ndula, Ivonne Montero. Seg√ļn el bolet√≠n respectivo, Mujeres patria ‚Äúes un proyecto que habla de aquellas que hicieron patria en esta (sic) √©poca de Independencia, entre las que sobresale Josefa Ortiz de Dom√≠nguez‚ÄĚ. ¬ŅQu√© m√°s pueden pedir los ah√≠tos mexicanos que eructan prosperidad?

Sangre para que vivan los gringos

Abraham5En su triunfalista mensaje de A√Īo Nuevo, el presidente designado proclam√≥ Urbi et Orbi que, en 2010 -‚Äúa√Īo de la recuperaci√≥n econ√≥mica‚ÄĚ por decreto voluntarista- los mexicanos escribir√°n nuevas p√°ginas de gloria. Ya era tiempo de que a los compatriotas se les concediera la anhelada oportunidad de redactar sus memorias, en vez de andar perdiendo el tiempo en busca de la pitanza.

‚ÄúP√°ginas de gloria‚ÄĚ, repetimos, escritas con sangre, cual debe de ser. Porque, mire usted, lo que se nos informa desde el otro litoral estadunidense, el del Golfo de M√©xico: ‚ÄúSigilosa y discretamente, d√≠a tras d√≠a, decenas de mexicanos cruzan el puente fronterizo (de Matamoros hacia Brownsville) para vender su sangre en 35 d√≥lares. Cada connacional se somete hasta en tres ocasiones por semana a la extracci√≥n de sangre para que quede su plasma en¬† plaquetas para mantener con vida a cientos de estadunidenses que padecen enfermedades como la leucemia y c√°ncer, entre otras. Con sus 135 d√≥lares embolsados, estos mexicanos se ayudan a mitigar la crisis econ√≥mica. (Milenio, 12-I-2010.) Esa es una pr√°ctica com√ļn desde hace por lo menos dos d√©cadas¬† en otros puntos fronterizos de Baja California, Coahuila, Chihuahua, Nuevo Le√≥n y Tamaulipas. ‚Äú¬°M√°s si osare/ un extra√Īo enemigo/ profanar con su planta tu suelo/ piensa Ho Patria querida que el cielo/ un soldados en cada hijo te dio‚Ķ‚ÄĚ!

Suicidio o narco¬†√ļnicas opciones

Abraham3‚ÄúP√°ginas de gloria‚ÄĚ, insistimos, y aqu√≠ tenemos otro aliento esperanzador: La Organizaci√≥n Internacional del Trabajo (OIT) reporta que en M√©xico existen entre siete y nueve millones de j√≥venes sin empleo. Esta suma es superior a la poblaci√≥n total de no pocos Estados reconocidos por la ONU. En electrizante reciente reportaje de La Jornada se nos informa que siete millones de j√≥venes mexicanos son conocidos como ninis: Ni estudian ni trabajan. De acuerdo con voces autorizadas, incluyendo algunas del propio gobierno, por la falta de pol√≠ticas p√ļblicas para ese sector, a esos j√≥venes, de entre 12 y 29 a√Īos, no les queda m√°s opci√≥n que la del suicidio o el narcotr√°fico. Seg√ļn especialistas en la materia, en 2008, octavo a√Īo de presidencias del Partido Acci√≥n Nacional (PAN), optaron por el suicidio casi 350 mil j√≥venes. De acuerdo con el cl√°sico, los gobiernos debieran gobernar para las pr√≥ximas generaciones; no para las pr√≥ximas elecciones. Hasta el romo orate de Guanajuato, Vicente Fox, gustaba de repetir esas hermosa oraci√≥n. Pero del dicho al hecho, hay mucho trecho.

No se pierda el respetable el esclarecedor spot de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con motivo de los muy cacareados centenarios: Los mexicanos deben estar gozosos del régimen de libertades y justicia de que disfrutan. Qué es eso de andar habando mal de México.

Honrar al Dios Huitzilopochtli

Abraham2Los datos arriba trascritos, son apenas p√°lidas estampas de la tragedia mexicana en 2010. ¬ŅA qui√©n le importa la inmolaci√≥n de toda una generaci√≥n de compatriotas? A nuestros pol√≠ticos y jueces, que tambi√©n hacen polaca, no: Ellos est√°n distra√≠dos rindiendo pleites√≠a al Dios Huitzilopochtli. Ante su pedestal ofrecen como ofrendas el odio y los r√≠os de sangre que √©ste genera.

Se solaza el gobierno mexicano -y el de los Estados Unidos lo felicita con tonos melifluos- ¬†porque se le ech√≥ el guante al bandido Teodoro El Teo Garc√≠a Simental. Dice la secretar√≠a federal de Seguridad P√ļblica que a ese solo forajido le son imputables 600 asesinatos. Se vincula a El Teo con Santiago El pozolero ¬†Meza L√≥pez, a quien se le atribuye un laboratorio en Tijuana, Baja California (estado √©ste gobernado por el PAN desde hace m√°s de 20 a√Īos), en el que disolvi√≥ unos 300 cad√°veres de las v√≠ctimas del c√°rtel de los Arellano F√©lix. ¬ŅCu√°nto tiempo se requiere, si no se aplican t√©cnicas de exterminio masivo estilo hitleriano, para que, en un territorio muy inferior al de Chihuahua, se asesine a 600 personas y la mitad sea disuelta en tinas de √°cido?

Nos resulta dif√≠cil calcular cu√°nto tiempo. No somos criminalistas ni conocemos a asesinos seriales. Lo que s√≠ sabemos es que, desde hace bastante tiempo, tanto la agencia antinarc√≥ticos de los Estados Unidos, la DEA, y la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica ten√≠a ofrecidas ¬†jugosas recompensas por la cabeza de El Teo. √Čste fue capturado finalmente en su domicilio ‚Äúde descanso‚ÄĚ en un exclusivo fraccionamiento residencial de La Paz, Baja California Sur. Cualquiera que haya visitado alguna vez la ciudad de La Paz, sabe que su n√ļmero de habitantes es tan relativamente peque√Īo que la mayor√≠a de la gente se conoce ‚Äúy se habla de t√ļ‚ÄĚ.

Si en un lleno del estadio Azteca no pasar√≠a desapercibido el nuevo gobernador del Banco de M√©xico, Agust√≠n Carstens, ¬Ņc√≥mo en una localidad como La Paz, que no tiene movimientos tumultuosos, pasaba desapercibido para los aparatos de Inteligencia mexicanos El Teo, quien tiene tan abundante complexi√≥n como la del ex secretario de Hacienda? Y, sin embargo, uno ‚Äúde los m√°s buscados‚ÄĚ tuvo tiempo sobrado para montar la log√≠stica y organizar su ingenier√≠a financiera¬† para asesinar o pagar por el asesinato de 600 individuos. De El pozolero lleg√≥ a decirse que cobraba m√≠nimo 150 mil pesos por cad√°ver disuelto. Tarea m√°s complicada es ‚Äúcazar‚ÄĚ a v√≠ctimas alertas contra el riesgo y con artefactos de defensa a la par que los de sus victimarios. Por lo mismo, cada ejecuci√≥n debe costar m√°s cara.

Abraham4La explicaci√≥n m√°s l√≥gica de la ‚Äúsorpresiva‚ÄĚ captura de dicho temible criminal podr√≠a encontrarse en dos vertientes: 1) la ‚Äúpoda‚ÄĚ que c√≠clicamente realizan los c√°rteles dominantes para desembarazarse de cuadros que dejaron de serles confiables, para sustituirlos con elementos menos ‚Äúlampareados‚ÄĚ, y 2) cada vez que el Presidente en turno viaja al extranjero, necesita cartas de presentaci√≥n que hablen ‚Äúbien de M√©xico‚ÄĚ, sobre todo si la imagen del pa√≠s est√° empa√Īada por la ingobernabilidad, como en este caso lo est√°¬† por la guerra narca, que muchos analistas extranjeros consideran perdida. El presidente designado viaja en estos d√≠as a la reuni√≥n del Foro Econ√≥mico Mundial en Davos, Suiza -donde hace un a√Īo se present√≥ autocomplaciente como Jinete en la tormenta-, y luego a Jap√≥n. Requer√≠a entonces llevar en su equipaje un buen racimo de ‚Äú√©xitos espectaculares‚ÄĚ en ese combate que constituye su buque insignia.

Barbarie es el ¬†santo y se√Īa

Como sea, el tema de El Teo dio pie a la sombr√≠a recapitulaci√≥n sobre el clima de barbarie que estremece y paraliza a la vez a la sociedad mexicana: barbarie, medida en el creciente n√ļmero de hogares mexicanos enlutados y hu√©rfanos por la incesante ola de ejecuciones en el campo de guerra. Barbarie, documentada por la violencia institucional que priva de toda esperanza al grueso de la poblaci√≥n. Barbarie, expresada en el perverso y contumaz exterminio de los movimientos sociales reivindicatorios. Barbarie, alentada desde despachos gubernamentales y encarnada por un oscurantismo revanchista que desvela de nuevo sus armas ideol√≥gicas para que se sepa que Independencia y Revoluci√≥n son conceptos que no tienen cabida en una Naci√≥n de parias. Barbarie, televisada por aquellos que dicen conocer a presidentes y pol√≠ticos rateros y, sin embargo, siguen viviendo de sus favores, constitutivos de privilegios criminales.

Abraham6Barbarie, en fin, que no conmueve a los detentadores de los tres poderes de la Uni√≥n, que no quita el sue√Īo a los usufructuarios de la partidocracia, que no mortifica a los administradores de la Fe cristiana ni a los que no tienen ninguna fe, que no cobra el diezmo a la desvergonzada y usurera plutocracia extranjerizada, que no se compadece de los que tienen que vender su sangre para comer ni de los cientos de¬† miles de j√≥venes empujados al suicidio ni de las mujeres sacrificadas en el feminicidio que, por ser crimen de g√©nero, es un crimen de Estado.

M√©xico/ creo en ti/ porque llevas la X en tu nombre/ que algo tiene de cruz y de calvario‚Ķ ¬ŅAlguien recuerda al poeta? No los que forman manadas ac√©falas y rapaces, costales de tripas hambrientas del poder pol√≠tico y del bot√≠n met√°lico que se disputan en 2010, como macabro anticipo de la pugna de 2012‚Ķ en nombre de los h√©roes que nos dieron Patria. ¬†



More articles by this author

ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue?ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue?
  ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue? Abraham Garc√≠a Ibarra ‚Äú¬ŅHasta cu√°ndo andar√°s...
EL LECHO DE PROCUSTO Ya llegó, ya está aquí, CDMX, ¡El crimen organizado!EL LECHO DE PROCUSTO Ya llegó, ya está aquí, CDMX, ¡El crimen organizado!
    EL LECHO DE PROCUSTO   Ya lleg√≥, ya est√° aqu√≠, CDMX,   ¬°El...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 430 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner