joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DEL DIRECTOR
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 291

VOCES DEL DIRECTOR
MOURISS SOLLOUM GEORGE


Pe√Īa Nieto en el

filo de la navaja


CON VISITAS DEL TERCER MILENIO, entre un grupo de intelectuales y l√≠deres pol√≠ticos, el escritor futurista Heidi Toffler sostuvo que la historia, tanto de las sociedades agr√≠colas, o de la Primera Ola; como¬† industriales, o de la Segunda Ola, est√° marcada por sangrientos levantamientos de esclavos, siervos y obrero, ‚ÄúPero las sociedades de la Tercera Ola, descentralizadas y basadas en el conocimiento, est√°n acompa√Īadas de una tendencia nueva y sorprendente: Un riesgo cada vez mayor de revoluciones por parte de los ricos‚ÄĚ.

voces del director 291

LA DEPIADADA GLOBALIZACI√ďN entraba a galope. En el periodo de extrema turbulencia y peligro que se avecina, advierte Toffler, nuestra supervivencia depender√° de que llevemos al cabo algo que nadie ha hecho durante cuando menos dos siglos. As√≠ como hemos inventado una nueva forma de guerra, ‚Äútendremos que inventar una nueva forma de paz que utilice la descentralizaci√≥n del poder y el conocimiento para combatir las formas de violencia de la Tercera Ola.

En el actual momento de destino mexicano, que sobrecoge a la comunidad nacional, atrapada entre la guerra y la incertidumbre, Enrique Pe√Īa Nieto se ha propuesto como el Presidente de la paz y la seguridad.

Son palabras mayores, en un marco de alienación del poder político constitucional, que ya vadea el Valle de México para cerrar el cerco militar en torno al Distrito Federal, sede de los poderes de la Unión.

Estamos en el centro de gravedad de una guerra intestina, dictada por la insensatez. Lo han dicho compatriotas de mentes l√ļcidas, pero recientemente la ha tipificado con ese calificativo el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, tomado aqu√≠ a t√≠tulo de fe cuando codific√≥ al sistema pol√≠tico mexicano como la dictadura perfecta, ocurrencia que casi le cuesta la deportaci√≥n.

Con independencia de la calidad del¬† proceso que ha culminado con su designaci√≥n como Presidente electo, Pe√Īa Nieto enfrenta una¬† erizada situaci√≥n s√≥lo comparable con la que tuvo como protagonista principal a Ernesto Zedillo Ponce de Le√≥n en 1994. La diferencia fundamental entre los dos momentos es que, no obstante el estallido de la crisis econ√≥mica entre 1994 y 1995, la amenaza de guerra estaba bajo control de unas Fuerzas Armadas que actuaban con acerado esp√≠ritu de cuerpo y contaban con la confianza de los m√°s amplios segmentos de la sociedad.

Zedillo Ponce de León, en efecto, asumió el poder cuando la unidad de mando del Ejército y la Armada de México no exhibía las graves fisuras que hoy  son visibles, sobre todo en estas semanas en que están por definirse las titularidades de esos cuerpos castrenses bajo la comandancia suprema del nuevo jefe del Poder Ejecutivo federal.

El sucesor de Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, tuvo una asunción sin sobresaltos y, aun con la perversa presión desde alguna troneras mediáticas, se resistió a echar mano del Ejército para reprimir las perturbaciones que enmarcaron la transición en el poder presidencial en 2006.

Por insensatez o por deliberada maquinaci√≥n -que semejan un pleonasmo macabro-, el escenario en el que transita¬† Pe√Īa Nieto hacia Los Pinos dista de ser el m√°s propicio para una entrega-recepci√≥n civilizada y democr√°tica.

Opera una doble moral -las dos caras de Jano- en el √°mbito de los poderes constitucionales y los f√°cticos con miras al 1 de diciembre pr√≥ximo. Se finge p√ļblicamente solidaridad hacia el nuevo ungido como moneda de cambio para cuando est√© en condiciones de dispensar favores, pero desde la sombra se urden t√°cticas de chantaje, t√≠picas en las horas de transici√≥n pol√≠tica, en las que los que ven amenazados sus privilegios fabrican conflictos para vender las soluciones.

Con perverso instinto y simplificaci√≥n mim√©tica, los aduladores pretenden aparecer como los buenos de la pel√≠cula, para revestirse de autoridad acusadora contra los malos; los ‚Äúotros‚ÄĚ. Los causantes de la polarizaci√≥n socioecon√≥mica y pol√≠tica, pues, denunciando a presuntos polarizadores de enfrente.

En esa calculada acci√≥n compulsiva, no se da respiro a Pe√Īa Nieto para reflexionar por si mismo, hacer su elecci√≥n y explorar formas de reconciliaci√≥n y unidad, a las que convoca de manera recurrente y necesaria para pacificar el pa√≠s.

De cuanta claridad y madurez requiere el Presidente electo para evitar la peligrosa celada en la que se le pretende tomar en reh√©n por los intereses creados‚Ķ y por crearse. Si, como presumen los √≥rganos de competencia electoral, la investidura de Pe√Īa Nieto se dio conforme a derecho, es hora de recordar al cl√°sico: No hay derecho contra el Derecho.



More articles by this author

Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
En el mismo lugar y con las mismas gentesEn el mismo lugar y con las mismas gentes
¬°Es la impunidad, se√Īores, es la impunidad! Resulta desesperanzador y,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 581 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner