joomla visitor
AuditorŪa
El poder de Israel en los Estados Unidos
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 332

image54f50d386e2e86.23052004

james petras

 

Ha habido momentos en los que la historia ha jugado trucos con el hombre y...
ha magnificado las caracter√≠sticas de personas esencialmente peque√Īas en una parodia de la grandeza.

Rabindranath Tagore (en Benito Mussolini)

 

Introducción


¬ŅC√≥mo es que Benjamin Netanyahu, dirigente de un pa√≠s insignificante, Israel de 6,2 millones de jud√≠os con la 37¬™ econom√≠a en el mundo (PIB a precios corrientes), dicta la pol√≠tica de guerra y asegura la sumisi√≥n voluntaria de la legislatura en la econom√≠a m√°s grande y el m√°s poderoso imperio militar en el mundo? ¬ŅQu√© significado tiene el discurso de Netanyahu ante el Congreso de Estados Unidos, m√°s all√° del hecho de que √©l lo utiliza como plataforma para atacar al presidente de los EEUU para denunciar a los Estados Unidos por sus negociaciones de paz y para exigir que el Congreso adopte pol√≠ticas destinadas a precipitar una guerra con Ir√°n?

Netanyahu presencia dominante en los EEUU


S√≥lo hay una raz√≥n por la que Netanyahu es recibido como un virrey para supervisar y dictar la pol√≠tica estrat√©gica a lo que claramente es una legislatura colonial servil: durante el √ļltimo cuarto de siglo, la delegaci√≥n de Israel en los EEUU ha creado toda una panoplia de organizaciones pol√≠ticas sionistas, funcionarios de gobierno, f√°bricas de propaganda, magnates de los medios, multimillonarios y millonarios, han penetrado profundamente los centros administrativos de la toma de decisiones legislativa y ejecutiva. La arrogancia de Netanyahu y presunci√≥n ‚Äúdescarada‚ÄĚ (Financial Times, 04/03/15, P√°g. 6) para dictar la pol√≠tica ante el Congreso de Estados Unidos tiene sus ra√≠ces en la pre-existente base de poder creada por la configuraci√≥n del poder sionista.

 

http res cloudinary com economy-decoded image upload v138980


Netanyahu puede burlarse, con una sonrisa torcida, del presidente de Estados Unidos, ya que, después de varias décadas de penetración sionista de estado de los EEUU, él sabe que no viene como un poder externo sino como un líder y portavoz de un poder interior.

Su presencia fue aclamada por todos los medios de comunicaci√≥n como un acontecimiento importante, como las noticias internacionales, durante m√°s de un mes de antelaci√≥n. Con presunci√≥n napole√≥nica se atrevi√≥ a anunciar de antemano que iba a adelantar una tesis de guerra al estilo de cualquier jefe de Estado. Puede actuar como un dictador no elegido debido a que los funcionarios electos se han convertido en sujetos d√≥ciles y c√≥mplices de su estructura de poder. Netanyahu sigue el precepto pol√≠tico de su predecesor Ariel Sharon, que enfrent√≥ a israel√≠es al criticar su intervenci√≥n estrepitosa en la pol√≠tica estadounidense, dijo una vez: ‚ÄúNo te preocupes; somos l√≠deres en los EEUU‚ÄĚ.

 

netan-obam-afp--644x362


El punto te√≥rico crucial es que las condiciones que permitieron a Netanyahu venir, para ver y para conquistar, no fuera de lo que hace. Su presencia en el Congreso de Estados Unidos y su mensaje se deriva del poder de sus partidarios, profundamente arraigado en la estructura pol√≠tica en los EEUU. De lo contrario, ¬Ņqui√©n tomar√≠a en cuenta sus fantas√≠as militares delirantes, su visi√≥n cl√≠nicamente paranoica de adversarios, conspirando para ‚Äúbombardear a Israel‚ÄĚ y luego al mundo, sin una sola bomba nuclear?

GoldsteinCabe destacar que, entre los proveedores de fondos de Netanyahu hay un grupo de prominentes, multimillonarios que prestaron a millones de prestatarios a precios exorbitantes (entre 1400 y 4000%) y jugaron un papel de liderazgo en las crisis inducidas por hipotecas fraudulentas de 2009. Ellos incluyen a Al Goldstein co-fundador de AvantCredit y CashNetUSA; Sasha Orloff y Jacob Rosenberg fundadores de Lendup; Daniel Gilbert fundador de Quicken Loans un prestamista depredador; Ronald Arnall propietario de Ameriquest... Parte de sus ganancias mal habidas se utiliz√≥ para aliviar sus conciencias mediante la donaci√≥n de millones a causas jud√≠as israel√≠es y estadounidenses. Ser generoso con Israel ofrece una especie de ‚Äúabsoluci√≥n‚ÄĚ perversa para dominar a millones de norteamericanos.

No se necesita mucha imaginación para verlos animando a AIPAC y las diatribas de Netanyahu al Congreso.

El primer lumpen


Lo mejor y lo m√°s brillante entre la falange sionista de profesores, abogados, economistas y financieros ha creado un aura de seriedad y profundidad en torno a este peleador vulgar.

Daniel GilbertEsto plantea varias preguntas b√°sicas: ¬ŅPor qu√© los sionistas, la mayor√≠a una educada √©lite en ascenso y pr√≥spera prometen con entusiasmo lealtad incondicional a un gobernante extranjero autoritario y crudo que humilla a su pa√≠s de nacimiento? ¬ŅPor qu√© se destacan con alegr√≠a, diez mil profesionales sionistas nacidos en Am√©rica como lo hicieron el d√≠a antes del discurso de Netanyahu en el Congreso, cuando dict√≥ su l√≠nea pol√≠tica belicosa y rabiosa en la conferencia de AIPAC? ¬ŅEs porque ellos creen que √©l es su l√≠der en su elegida patria?

Netanyahu, con toda su vulgaridad y la mediocridad, toca una fibra profunda y permanente en el alma de sus seguidores sionistas. Ellos creen que son los genios colectivos de una especie superior, que podr√° no cumplir con las normas legales de los estados no sionistas y leyes internacionales que impiden su dominio colonial sobre millones de palestinos. ¬ŅQu√© otra cosa sino que la identidad educada y pr√≥spera de la superioridad permite la integridad personal y el trato cruel, para dar la bienvenida a Netanyahu, como un moderno Mois√©s secular que cruza el r√≠o Potomac, la entrega de ‚Äúlos jud√≠os‚ÄĚ (el mesi√°nico Netanyahu dice hablar en nombre de ‚Äútodos los jud√≠os‚ÄĚ) de las amenazas mortales de Ir√°n, cultivadas por los pol√≠ticos gentiles. La gran mayor√≠a de los activistas sionistas son sordos, mudos y ciegos a los que critican y refutan sus mentiras infantiles y grotescas, las soleras escrofulosos sobre ‚Äúamenazas existenciales‚ÄĚ que infestan sus discursos. Para aterrorizar a cualquier cr√≠tico, como lo han hecho en las √ļltimas dos d√©cadas.

Jacob RosenbergEllos creen que los palestinos, que bombardean Israel con piedras, son la amenaza para Israel. Ellos creen que las armas nucleares iran√≠es, frente a cientos de bombas nucleares israel√≠es, son una amenaza para Israel. Ellos creen que solo hay una ‚Äúverdad‚ÄĚ: que todas las medidas, discursos y acciones, que realzan el poder y la gloria de Israel, son virtuosos. Es esta "verdad" la que motiva a cientos de miles de ‚Äúvirtuosos‚ÄĚ sionistas para donar cientos de millones de d√≥lares para comprar y / o intimidar a presidentes y congresistas, gobernadores y alcaldes, presidentes de universidades y profesores, informantes de la polic√≠a y matones acad√©micos. Es esta configuraci√≥n del poder sionista, lo que permite a un bajo pol√≠tico como Netanyahu el entrar y dominar la c√°mara legislativa y decirle a los ciudadanos de EEUU, donde y cuando su pr√≥xima guerra deber√≠a tener lugar. Es por esta configuraci√≥n de poder que los congresistas aplauden y saltan en el momento justo para todas y cada una de las eyaculaciones emocionales de Netanyahu.

Costumbre de dominio

Samantha PowerAmplios sectores de la opini√≥n p√ļblica israel√≠ fueron impresionados por la capacidad de Netanyahu para humillar al presidente, por su voluntad de dictar la pol√≠tica de los EEUU y por la docilidad y la sumisi√≥n hiper cin√©tica de los congresistas de Estados Unidos. Pero esto no es sorprendente; despu√©s de todo, los israel√≠es est√°n acostumbrados a dominar palestinos y torturar a imponer la sumisi√≥n y la colonizaci√≥n de todo un pueblo. ¬ŅPor qu√© no habr√≠an de regodearse e hincharse de orgullo cuando Netanyahu habla y act√ļa como un virrey colonial en los EEUU? Despu√©s de todo, su l√≠der est√° dominando a la llamada ‚Äúprimera potencia mundial‚ÄĚ. Sin duda, los partidarios israel√≠es del imperio votar√°n abrumadoramente por Netanyahu, incluso si la ‚Äúoposici√≥n‚ÄĚ tambi√©n denuncia las negociaciones de paz entre EEUU e Ir√°n. Los l√≠deres de la oposici√≥n Isaac Herzog y Tzipi Livni no tienen la mirada de gangster de Netanyahu, esa sonrisa torcida que dice a los l√≠deres de Estados Unidos: ‚Äú¬°Te llevamos por la nariz y le encanta‚ÄĚ. Lo que el resto del mundo piensa de Washington como un burro que rebuzna, dirigido por la nariz no es dif√≠cil de imaginar: el liderazgo mundial de EU, ciertamente no es lo m√°s importante en sus mentes...

Debilidades


El secretario del Consejo del Discernimiento del SistemaHay mucha charla ociosa de los liberales, izquierdistas y progresistas, afirmando que "la intervenci√≥n descarada" de Netanyahu ser√≠a contraproducente; que podr√≠a da√Īar las relaciones con los EEUU; que ser√≠a debilitar y socavar las relaciones estadounidenses-israel√≠es y permitir a Ir√°n para asegurar las armas nucleares. Liberales sionistas afirman que el discurso de Netanyahu podr√≠a debilitar el apoyo a Israel entre los congresistas dem√≥cratas. Liberales sionistas afirman que el discurso de Netanyahu podr√≠a debilitar el apoyo estadounidense a Israel (Dios no lo quiera!).

Estas son lamentaciones sin sustancia; son brebajes mendaces de mentes que carecen de cualquier capacidad de entender el poder sobre todo el poder permanente de la configuraci√≥n del poder sionista. Incluso una lectura superficial de los hechos pol√≠ticos que precedieron, acompa√Īaron y siguieron los dictados del Congreso de Netanyahu, demuestra exactamente lo contrario. Inmediatamente despu√©s de la intervenci√≥n de Netanyahu, los l√≠deres del Congreso avanzaron a la legislaci√≥n de v√≠a r√°pida para aumentar las sanciones a Ir√°n, de vetar cualquier acuerdo ejecutivo. La mayor√≠a y m√°s de la mitad de los dem√≥cratas optaron por respaldar el ‚Äúvirrey extranjero‚ÄĚ en las pol√≠ticas de guerra y paz.

 

29850



Lejos de ‚Äúperjudicar‚ÄĚ las relaciones con el r√©gimen de Obama, la Administraci√≥n en la persona del Secretario de Estado John Kerry, vet√≥ una medida aprobada por la Comisi√≥n de Derechos Humanos de la ONU condenando los salvajes cr√≠menes de guerra de Israel contra los palestinos... La embajadora de Obama en las Naciones Unidas Samantha Power hizo su acto habitual de arrastrarse de vientre por Israel, en la conferencia de AIPAC y la siguiente diatriba entusiasta de Netanyahu. Las ‚Äúnegociaciones‚ÄĚ en Suiza entre EEUU e Ir√°n se volvieron cada vez m√°s a exactamente los temas que Netanyahu exig√≠a. Kerry insisti√≥ en hacer inspecciones intrusivas en la materia nuclear de Ir√°n y sus instalaciones militares; conservando la mayor√≠a de las sanciones por una d√©cada; la eliminaci√≥n de m√°s uranio enriquecido... En una palabra desarmar a Ir√°n, lo que aumenta su vulnerabilidad militar a un ataque nuclear israel√≠, sin ning√ļn tipo de disuasi√≥n o la capacidad de represalia. Ir√°n est√° negociando formalmente con Kerry en nombre de los 5 m√°s 1, pero la agenda y las demandas son establecidas por la voz estridente de Netanyahu, que es la presencia invisible de mayor influencia.


Fortalecimientos


Sasha OrloffEn otras palabras, existe una amplia evidencia de que la intervenci√≥n de Netanyahu, lejos de lastimar las relaciones entre EEUU e Israel, refuerza a√ļn m√°s el poder del segundo sobre los EEUU. Al asegurar las declaraciones de la Administraci√≥n de la lealtad incondicional mientras humillan al presidente y aprovechar las prerrogativas ejecutivas. Con esto Israel demuestra a Estados Unidos y al mundo que puede y va a dictar la pol√≠tica estrat√©gica y denunciar a su Presidente con total impunidad.

Netanyahu est√° lejos de ser condenado al ostracismo. √Čl tiene una plataforma global desde la que arroja sus rabiosas diatribas machistas contra la paz y las negociaciones. Su discurso, su contenido y estilo, recibi√≥ la portada y la cobertura de prime time extendido. Su belicismo reson√≥ en las p√°ginas editoriales de The Wall Street Journal, el Washington Post y US News y el World Report. La l√≠nea pol√≠tica de Netanyahu inspir√≥ a diez mil ultra-sionistas de AIPAC, que irrumpieron en Capital Hall. Ni una sola voz disidente emanaba de los Presidentes de los 52 Grandes de Am√©rica (sic) las organizaciones jud√≠as cuya primera lealtad continua siendo hacia los intereses de Israel seg√ļn la definici√≥n de su primer ministro. Las voces de la disidencia entre las pocas docenas de jud√≠os en el Capitolio, y fuera de la sala de conferencias AIPAC, no se registraron o entre la gran mayor√≠a de los l√≠deres de la comunidad jud√≠a o en los medios de comunicaci√≥n.

Tzipi LivniContrariamente a los lamentos y reclamos de que Netanyahu ha ‚Äúdebilitado‚ÄĚ a Israel, los hechos sobre el terreno demuestran que ha fortalecido su ‚Äúliderazgo‚ÄĚ entre los multimillonarios que compran a los l√≠deres del Congreso de Estados Unidos. Se ha demostrado que los funcionarios estadounidenses, incluso los que insulta y ataca, seguir√°n apoyando los cr√≠menes de guerra israel√≠es en los foros internacionales; regale a Israel con US $ 3 mil millones al a√Īo en ayuda militar para mejorar su supremac√≠a en el Medio Oriente; e incorporar sus demandas en las negociaciones estrat√©gicas con pa√≠ses 'isl√°micos' como Ir√°n, incluso si socava la base de cualquier acuerdo negociado.

Conclusión


Claramente Netanyahu enajenó una minoría de Estados Unidos del Congreso demócrata, pero sobre todo en cuestiones de procedimiento de protocolo en lugar de sobre las cuestiones más sustantivas para la guerra y las sanciones contra Irán. Afirmación mesiánica de Netanyahu para hablar por "todos los Judios" hizo despertar a más de 2.000 de ellos en América y también a no judíos que firmen un anuncio pagado de la segunda venida de Moisés. Pero como la calurosa bienvenida y la conclusión de su discurso por la mayoría del Congreso y la unanimidad de miles de AIPAC demuestran, la formidable configuración del poder sionista de Israel todavía nos domina la política en el Medio Oriente.

Roland ArnallEl ‚Äúdebate‚ÄĚ sobre la presencia epis√≥dica de Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos y la humillaci√≥n del presidente norteamericano est√° fuera de lugar. Lo que realmente necesita ser debatido es la cuesti√≥n m√°s fundamental de la presencia permanente, el poder y las prerrogativas de la configuraci√≥n del sionismo en la elaboraci√≥n de los Estados Unidos y la pol√≠tica en Oriente Medio.

Ning√ļn otro visitante, primer ministro o presidente ser√°n recibidos con tanta atenci√≥n de los medios de comunicaci√≥n y la fanfarria pol√≠tica, como Netanyahu porque ninguno posee un aparato pol√≠tico tan formidable, organizado, bien financiado y disciplinado como Israel. Se trata de un aparato que defiende y promueve guerras de Estados Unidos en nombre de Israel, los cr√≠menes de guerra de Israel, la confiscaci√≥n de tierras y la tortura de los palestinos. Que apoyen la humillaci√≥n de Netanyahu a Obama no es sorprendente, no hace sino confirmar la ‚ÄúLey del Retorno‚ÄĚ: que para los sionistas estadounidenses s√≥lo hay un verdadero estado de los jud√≠os -y esto es Israel; y que sus √ļnicos l√≠deres "verdaderos" son los israel√≠es... Y, resulta que ese l√≠der se llama hoy Benjamin Netanyahu. Y que cualquier pol√≠tica de Estados Unidos, las negociaciones o acuerdos en Oriente Medio tienen que estar de acuerdo con su l√≠der.


El Congreso lo sabe. Los "52" lo saben


S√≥lo la mayor√≠a del electorado estadounidense, que todav√≠a cree vivir en un pa√≠s libre e independiente, que no est√° al tanto de que la realidad, a pesar de la intervenci√≥n de Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos y la humillaci√≥n del presidente deber√≠a decirles lo contrario. Pero entonces vivimos en un sui generis ‚Äėmeritocracia‚Äô peculiar en que las opiniones del 2%, (los llamados pueblo elegido), cuenta m√°s que el del 98% de nuestros ciudadanos.

Los cr√≠ticos, jud√≠os y no jud√≠os, deben darse cuenta de que su problema con Netanyahu les obliga a profundizar, y que su oposici√≥n ha de ser m√°s sistem√°tica y una m√°s directa confrontaci√≥n con la configuraci√≥n del poder sionista. De lo contrario, no hay ninguna base para creer que los EEUU pueden terminar humillaciones nacionales y recuperar su estatus como una rep√ļblica libre y democr√°tica.



More articles by this author

COLOMBIA, ORIENTE PR√ďXIMO Y UCRANIA:¬ŅACUERDOS DE PAZ O RENDICI√ďN POL√ćTICA? COLOMBIA, ORIENTE PR√ďXIMO Y UCRANIA:¬ŅACUERDOS DE PAZ O RENDICI√ďN POL√ćTICA?
  COLOMBIA, ORIENTE PR√ďXIMO Y UCRANIA: ¬ŅACUERDOS DE PAZ O RENDICI√ďN POL√ćTICA? James...
JULIAN ASSANGE Agenda para la guerra globalJULIAN ASSANGE Agenda para la guerra global
  Durante casi una d√©cada, Washington ha tratado de silenciar, encarcelar...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 455 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner