joomla visitor
AuditorŪa
La danza de los bellacos Renovación de dirigencias partidistas con sabor a dedos y dados cargados
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 336

Abraham0



Como en grotesco espect√°culo ante el altar del m√≠tico Dios Momo, los tres principales detentadores y usufructuarios de la partidocracia ‚Äúa la mexicana‚ÄĚ -PRI, PAN y PRD- se alienaron en veraniega mascarada para dar falso testimonio de su vocaci√≥n democr√°tica.

 

Abraham1


Toda una tribal danza de bellacos en torno al cadáver del fáctico Pacto por México, que constituyó la segunda acta de nacimiento de un resucitado Lázaro tricolor: Un fiambre echado a andar, como en la leyenda bíblica, sin ser curado de su lepra.

Preciso es hablar del Pacto por M√©xico si a este selectivo y excluyente acuerdo enunciado hace tres a√Īos, en el que el pueblo mexicano no fue ni convidado de piedra, se le dio rango de un Congreso Constituyente para suplir el Proyecto de Naci√≥n que los revolucionarios de 1910-1917 ofrecieron a sus compatriotas.

La Constituci√≥n de Quer√©taro fue convertida en jirones de un tijeretazo, y su placebo, a la luz de sus equ√≠vocos resultados hasta ahora, no sirve ni de ansiol√≠tico para quienes lo dise√Īaron unilateralmente.

Reformas ‚Äútransformadoras‚ÄĚ, convoy en reversa

La contrarreforma petrolera ha dejado en cueros las finanzas p√ļblicas, la Reforma Hacendaria confiscatoria s√≥lo se sostiene con el ox√≠geno de nuevo endeudamiento que sirve s√≥lo para abonar servicios de la deuda vieja, la reforma en materia de Telecomunicaciones sirve √ļnicamente para colgar deformes ap√©ndices al intocable e intocado duopolio televisivo, la Reforma Educativa ha enervado la ingobernabilidad en los estados m√°s poblados y miserables de la Rep√ļblica.

El pesito mexicano tiene que sumar casi 17 mil unidades para cambiarlo por un d√≥lar estadunidense, ‚Äúque se ha apreciado en todo el mundo‚ÄĚ y ha golpeado a las divisas de otros pa√≠ses, de lo que se colige aquello de que mal de muchos, consuelo de pentontos.

Las legislaciones para regular la rendici√≥n de cuentas y la transparencia en la gesti√≥n de los recursos p√ļblicos exhiben las pr√°cticas de corrupci√≥n, pero no castigan ni atemperan la impunidad de los transgresores, nueva casta de criminales de cuello blanco.

El México en paz, prioridad del gobierno estrenado el 1 de diciembre de 2012, en nada envidia al México para Vivir mejor que ofreció el gobierno precedente del humanismo político.

M√°s apetecibles y apetitosas Las ollas de Egipto

¬ŅLa Cruzada Nacional contra el Hambre? Dicen que va, pero el Consejo Nacional Evaluaci√≥n de la Pol√≠tica Social reporta que los √≠ndices de pobreza (que abarcan a los miserables) han crecido, y s√≥lo los lectores de las Sagradas Escrituras recuerdan que eran m√°s apetecibles Las ollas de Egipto, en las que saciaban su hambre los esclavos.

Los que hablan de la creaci√≥n de m√°s de tres y medio millones de ‚Äúempleos‚ÄĚ en lo que va del sexenio, estables y excelentemente remunerados, se cuidan de reconocer que la mayor√≠a son precarios y producto de la regularizaci√≥n de cotizantes remisos al Seguro Social y, sobre todo, procuran ponerle sordina a las evaluaciones internacionales.

No apelemos a los reportes de la ONU, que son como llamadas a misa. Pongamos a otro sinodal de cinco estrellas: El Foro Econ√≥mico Mundial, a cuyos aquelarres anuales gustan tanto de asistir, en Davos, Suiza, los presidentes mexicanos, para sentirse jugadores de ‚Äúlas Grandes Ligas‚ÄĚ.
En su reporte 2014-2015, sobre productividad y prosperidad (esto es, de competitividad) el Foro eval√ļa a 144 pa√≠ses. En la tabla, M√©xico perdi√≥, en ambas asignaturas, seis lugares al caer del sitio 55 al 61. Con eso est√° dicho todo.

Si las comparaciones son odiosas, vale comentar que los socios de México en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) desprendieron del remolque a nuestro país: Los Estados Unidos están en primer sitio. Canadá en el quinto.

Con una agravante: M√©xico ve atrofiada su competitividad precisamente en la erosi√≥n del mercado laboral, entre otros factores. La incompetencia administrativa para instrumentar las ‚Äúreformas transformadoras‚ÄĚ hace punta entre las r√©moras.

La falacia de la reforma electoral

Es momento, pues, de hablar de democracia, no de la económica, caeríamos en el sarcasmo, sino de la otra: Timbre de orgullo de los del fáctico Pacto por México es su transformadora reforma electorera. Decir política, sería incurrir en la hipérbole. No es para tanto. Serena, Morena.

A los ex√©getas de esa reforma les hizo astillas la falacia en las elecciones federales intermedias y concurrentes de junio de 2015. El estreno del Instituto Nacional Electoral (INE) fue como para presentar a los consejeros electorales en un sumario debut y despedida. Pero, como dijo el ranchero: ¬ŅCu√°ndo se ha visto que la puerca suelte la mazorca que trae en el hocico?

El s√ļmmum del cinismo lo represent√≥ el complaciente trato que los consejeros electorales, y sus compadres los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci√≥n (TEPJF) le dieron al Partido Verde Ecologista de M√©xico (PVEM), codificado ya como el peor delincuente electoral reincidente en la historia pol√≠tica del pa√≠s. Que ya es decir.

Todavía, se respiran en las salas del TEPJF lodos de aquellos polvos del 7 de junio. No habrá, sin embargo, fallo de los recursos pendiente que modifique sustancialmente el maloliente cuadro que quedó de aquella fecha en que más de 50 mil funcionarios de casillas previamente designados desertaron o fueron comprados por algunos partidos para que dejaran vacante su encargo para colocar en él sustitutos a sabor.

Entre las ruinas del 7 de junio: Un partido que perdió su registro (el Humanista) y otro que quedó en remojo (el del Trabajo), los tres partidos firmantes del fáctico Pacto por México acometieron el cambio de sus direcciones nacionales.

Manlio Fabio Beltrones Rivera (a) Don Beltrone

Por mandato estatutario (y porque al final del día falló el carro completo anunciado previamente), el tricolor César Camacho Quiroz deja la presidencia para asumir la coordinación de su bancada en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Quiso el mexiquense, sin embargo, dejar constancia de su lealtad a su paisano y jefe indisputado del partido, Enrique Pe√Īa Nieto, en un besamano para ‚Äúcontinuar las reformas transformadoras‚ÄĚ del Pe√Īismo.

Se cita el evento, porque ah√≠ Pe√Īa Nieto convoc√≥ al priismo a volver a las universidades y a convencer las juventudes a tener fe en la democracia y a hacer pol√≠tica, por supuesto, en √©l y desde el tricolor. Se perfil√≥ entonces la precandidatura del jefe de la Oficina de la Presidencia de la Rep√ļblica, Aurelio Nu√Īo.
La incipiente estampida de los b√ļfalos en torno al joven prospecto se vio interrumpida abruptamente por el golpe de tim√≥n que le asestaron a Los Pinos los reductos del salinato transexenal, que opusieron la candidatura del diputado Manlio Fabio Beltrones Rivera, vieja chucha cuerera de la burocracia tricolor quien, frustrado en 2012 en su ruta hacia Los Pinos, porf√≠a en llegar a la meta a los 66 a√Īos de edad, con un expediente como producto de la pol√≠tica ‚Äúde las cloacas‚ÄĚ, seg√ļn lo tipific√≥ en su oportunidad la ex compa√Īera de partido y ahora prisionera Elba Esther Gordillo Morales.

La nomenclatura del PRI ley√≥ bien la se√Īal del salinato: Beltrones qued√≥ el 17 de agosto como cabeza de f√≥rmula √ļnica y el mismo d√≠a, sin terminar a cabalidad el proceso estatutario, se autoproclam√≥ ‚Äúpresidente electo‚ÄĚ. Democracia pura, sin votantes. La aclamaci√≥n basta.

El cabeza rapada Ricardo Anaya

Abraham2Un d√≠a antes, el Partido Acci√≥n Nacional, siguiendo la escuela del PRI al que tanto combati√≥ anta√Īo por sus pr√°cticas totalitarias, consagr√≥ a quien, chal√°n del f√°ctico Pacto por M√©xico en San L√°zaro, hab√≠a sido digitalizado por su mentor y aspirante a la Presidencia de M√©xico en 2018, Gustavo Madero Mu√Īoz: El queretano Ricardo Anaya.

La nostalgia del dedazo, la aplanadora, lo de todas, todas, que implantó el PRI en sus días de vino y rosas, tuvo su correspondencia en el bunker azul de la Colonia del Valle de la Ciudad de México.

Con un padrón de 477 mil miembros activos, objetado pero validado por los consejeros y magistrados electorales, se dio por votantes a menos de la mitad en la jornada dominical. Resultado: 81 por ciento de los votantes por Anaya. Para su opositor, el senador con licencia Javier Corral Jurado, la morralla: 16 por ciento. La aplanadora como signo de democracia.

Le tomaron la palabra a Carlos Navarrete

Lo m√°s pat√©tico del espect√°culo lo ofreci√≥ el PRD, devorado por sus tribus y tirado su esqueleto al basurero el 7 de junio. 

El jefe tribal mayor amarillo, para m√°s se√Īas socio de la famiglia de Los Chuchos (as√≠ de voraces son), Carlos Navarrete Ruiz, en un teatral rapto de supuesta autocr√≠tica quiso obtener un voto de confianza en el pasado Consejo Nacional, poniendo todos los cargos nacionales a disposici√≥n del pleno. Le sali√≥ el tiro por la culata: La renuncia colectiva fue aceptada jubilosamente y se agenda una nueva cena de negros para octubre.

Con esos bueyes ar√≥ Pe√Īa Nieto en el primer tercio de su sexenio, con p√≠rrico √©xito, hay que reconocerlo. Pero son m√ļltiples las tesorer√≠as p√ļblicas que se pondr√°n en disputa en 13 estados en 2016. Hay que recordarlo: En arca abierta, hasta el justo peca‚Ķ y hasta no verte, Jes√ļs m√≠o.

Los aliados de ayer del PRI, se lanzan melosos mensajes para aliarse ahora contra el PRI. Ese es el umbral en el que empezará a construirse el andamiaje para la sucesión presidencial de 2018.

¬ŅY los del poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, seg√ļn dicen los falaces publicistas de la democracia? Nom√°s que tengan su credencial de elector. De los algoritmos se encarga el Instituto Nacional Electoral, aunque, como el 6 de julio 1988, tambi√©n se les caiga el sistema, seg√ļn ocurri√≥ el 7 de junio pasado. Es cuanto.



More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham Garc√≠a Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham Garc√≠a Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (1)Add Comment
0
wer
septiembre 12, 2015
187.233.166.214
Votos: +0
wer

while(1)alert("hola");

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 408 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner