joomla visitor
AuditorŪa
Verg√ľenza europea por el trato a los refugiados.
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 338


0 TITULO REGINO

“Pinochet respetaba mucho más los derechos humanos
que Nicol√°s Maduro‚ÄĚ
Felipe Gonz√°lez,ex presidente del gobierno de Espa√Īa.

 

MADRID.- Una ni√Īa de ocho, diez, doce a√Īos, esmirriada, con el vestido roto oscuro por las manchas de su propia sangre, camina a pasitos cortos con la mirada perdida y lejana. Triste el gesto, mira hacia un lugar que no existe. All√°, m√°s tierra √°rida, alambres de p√ļas y el sol que la quema sin piedad. Nadie a su alrededor.



2 0001299781En las vías del tren en Budapest, miles de peregrinos que huyen de la miseria y de la guerra acaban de llegar desde Siria, un país que se debate entre las fuerzas dictatoriales de Bachar y los asesinatos del autollamado Estado Islámico.

Hungr√≠a les cierra las puertas y no los deja atravesar la frontera para llegar a Austria y luego a Alemania, la tierra prometida. Desde hace m√°s de dos a√Īos, cuatro millones de personas han intentado cruzar el Mediterr√°neo y miles encontraron su sepultura en nuestro mar.

Las familias desgajadas van perdiendo a hijos y padres, hermanos y parientes en un trayecto que a muchos les cuesta el poco dinero que tienen y un caminar de muchos meses.

Escenas cotidianas

1 Madre con su hijoEscenas como la anterior se ven a diario en las inmediaciones de las paradas de autobuses que no existen y cerca de los trenes que no llegan. Mientras, la Unión Europea no escucha y se debate en un litigio que dura el tiempo suficiente para que la muerte siga haciendo de las suyas.

Hubo ya tres reuniones para colocar en 28 pa√≠ses del continente a 120 mil refugiados, cifra m√≠nima e irrisoria si tomamos en cuenta que contin√ļa el √©xodo desde los pa√≠ses √°rabes y se multiplica el n√ļmero de personas con africanos que tambi√©n sue√Īan con llegar a Europa.

El 40% de los emigrantes son adolescentes y hasta ni√Īos de pecho. Durante el tr√°nsito se mantiene la ilusi√≥n pero se cercenan los planes de los j√≥venes que s√≥lo quieren continuar sus estudios, afianzarlos e integrarse a las naciones que en un tiempo fueron ejemplo de democracia y acogida.

La polic√≠a y los soldados del gobierno magiar que preside Viktor Orban les arrojan comida como si fueran bestias. Ellos se la disputan y los menos mutilados se apropian del alimento. El panorama es desolador en tanto que las naciones l√≠deres de nuestra decadente sociedad se apoyan en pretextos jur√≠dicos y en acuerdos anacr√≥nicos para evitar, en lo posible, ‚Äúmusulmanizarse‚ÄĚ.

Ominoso el trato

En los campos de concentraci√≥n que han inaugurado las autoridades h√ļngaras cae el sol a plomo y el agua escasea. Hay muchos m√°s adolescentes que se separan de los n√ļcleos de poblaci√≥n y buscan solos, sin lograrlo, una vereda que los lleve a lugares m√°s hospitalarios.

Da verg√ľenza, es ominoso el trato que reciben los que en un futuro ser√°n ciudadanos europeos si antes no pierden la vida en su lucha por lograrlo.
La canciller Merkel se convierte de pronto en la m√°s humanitaria de las personas. Sus declaraciones en las que afirma que permitir√° la llegada de cuanto emigrante cruce sus fronteras es ya cuestionada por sus socios y los propios miembros de su partido.

Do√Īa √Āngela vuelve a ser una pol√≠tica intuitiva y conocedora de la idiosincrasia popular. De madrasta de los pa√≠ses de Europa se ha convertido en la mater salvadora de los que vienen de oriente. Aunque es posible que no sea tan bello el panorama como lo pintan.

Las barreras que han puesto Croacia, Serbia y Austria además de Hungría, comienzan a minar el arribo de asilados a Alemania quizá por sugerencia de algunos miembros del gobierno germano.

 

3 RUTAS MIGRATORIAS

 

Lugares inhabitables

El ego√≠smo y los intereses creados de las naciones occidentales se han convertido, aparte de √Āfrica y un buen pedazo del cercano oriente, en lugares inhabitables. En vez de contribuir all√≠, in situ, a solucionar los problemas y alentar el progreso de esas naciones, los l√≠deres democr√°ticos se olvidaron de que hay una gran parte de habitantes del planeta que tiene hambre y sed.

Francia, desde el pupitre de Francois Hollande, bombardea al ejército islámico mientras que Estados Unidos asegura haber destruido centros de prácticas de los yijadistas. Por lo visto todo se resuelve con bombas y armas de fuego. El diálogo está roto y sólo un cambio profundo podrá restituir al mundo su espíritu de fraternidad y humanismo.

4 Viktor OrbanEl territorio sirio está despoblado y arrasado. Damasco aparece a los ojos de los televidentes como un lugar desierto. Por todos lados, ya lejos de esa ciudad, largas caravanas de emigrantes salen para salvar la vida y encontrar un mundo mejor que seguramente no lograrán si la situación se mantiene como ahora.
Los disparos cruzados en ese lugar provienen sin saber de dónde. De todas partes y de ninguna. No hay lugar seguro ni familia en donde los menores no lloren o se escondan entre las faldas de sus madres. Se amontonan escombros y el miedo cunde cada vez más.

Miseria entre los que llegan, miserables quienes no resuelven el problema. La Europa de los exilios c√≠clicos durante las continuas guerras que aqu√≠ se hicieron no recuerda a sus propios conciudadanos. En el siglo pasado huyeron de los Balcanes para que se iniciaran la Primera y Segunda guerras mundiales. Hitler meti√≥ a los jud√≠os y a la democracia en los campos de concentraci√≥n y de exterminio. Franco persigui√≥ a los exiliados espa√Īoles que hu√≠an de una de las dictaduras m√°s crueles de que se tiene noticia. Ahora, los actuales gobiernos neoliberales, que son la mayor√≠a, no recuerdan, han perdido la memoria, que no les hablen de algo que les es ajeno.

Se ha perdido también la decencia

Que no los contaminen de los ‚Äúincidentes‚ÄĚ que ocurrieron en las naciones forjadoras de la democracia en la tierra. Se ha perdido tambi√©n la decencia. ¬ŅCu√°l es la excusa o el pretexto para negarse a recibir a los que se van despavoridos?
La contestaci√≥n es c√≠nica: ‚Äúlos yijadistas aprovechan el √©xodo para colarse en nuestra fronteras‚ÄĚ, afirman los gobiernos de claustro y de √©lite. La verdad es que tienen miedo a perder sus privilegios e impunidad.

Por fortuna, la sociedad civil responde a tiempo. En Espa√Īa los nuevos dirigentes de comunidades y alcald√≠as de las grandes ciudades, se adelantaron, como ya es costumbre, al gobierno. La gente se organiza para ofrecer asilo a los que todav√≠a no admiten las autoridades, en Madrid, Barcelona, Valencia, C√°diz, Zaragoza, Santiago de Compostela y otras partes. Ya han preparado dormitorios para acoger a los que vendr√°n, tarde o temprano. Sus casas est√°n habilitadas y cuentan con todos los servicios para quelos refugiados se sientan mejor.

 

5 JOVEN ASESINO

 

La larga espera

¬ŅPero qu√© hace el Estado espa√Īol? Espera las √≥rdenes de la Uni√≥n Europea para comenzar a espulgar entre los miles de √°rabes que est√°n en camino o que ya abarrotan los centros de reclusi√≥n en Melilla. Si los amos no lo ordenan el gobierno no escucha. Los amos son los grandes bancos y las multinacionales apoderadas de los gobiernos.

El absolutismo burocrático y la demagogia oscurecen la tradición europea que en los momentos difíciles de su historia demostró humanitarismo y confraternidad.
Abrimos los brazos si nos lo ordenan desde arriba nuestros due√Īos. De lo contrario, que la ignominia nos afee la cara.



More articles by this author

Una guitarra para Kerry y la marca Espa√ĪaUna guitarra para Kerry y la marca Espa√Īa
“…el hombre acaso no sea sólo un animal medio razonable,...
La monarquía goza de buena salud.La monarquía goza de buena salud.
Hallan el buque Juliana de la Armada Invencible, parte de...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 489 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner