joomla visitor
Auditoría
MEDICINA PARA TODOS / Fecal
Voces Diario
Banner
Noticias
Certámen XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 361

MEDICINA PARA TODOS

portada 26

Fecal

Dr. Hernán Edrian Chavarría Aguilar

NO, NO ES EL APÓCOPE de algún ex-presidente mexicano, se refiere a un material que todos conocemos pero del que sabemos poco, no hay persona viviente que no lo produzca o no lo haya tocado, propio o de alguien más, en especial de bebé…

UN ANTIGUO maestro de la carrera nos decía “si la caca brillara, no se necesitaría alumbrado público” aludiendo al hecho de que la materia fecal desecada se hace polvo, se la lleva el viento y “nadamos” en ella, así que a cerrar la boca, no comer tacos callejeros y empecemos por donde se debe, ¿qué cosa es?

Por definición es el conjunto de desperdicios sólidos o líquidos producto final del proceso de digestión, formados por restos de alimentos no absorbidos, fibra, células del epitelio intestinal descamadas, microorganismos y otros componentes no útiles.

Aspecto típico

En el manejo clínico de los trastornos gastrointestinales, la descripción por el propio paciente de sus heces y sus cambios, son fundamentales a la hora de valorar trastornos; la apariencia y consistencia son importantes porque las heces varían de acuerdo a las comidas y medicamentos, las “ideales" son color café de diferente intensidad debido a la presencia de pigmentos biliares, semi-sólidas, se hunden y tienen aspecto de salchichón con grietas en la superficie o bien de salchicha o serpiente; cuando son muy duras existe estreñimiento, las muy blandas, pastosas, o líquidas se consideran diarreicas. Cuando flotan, casi siempre es debido a una absorción deficiente de los nutrientes, a un exceso de gases o a una dieta muy rica en grasas, también puede suceder cuando se produce una infección gastrointestinal, heces muy delgadas o en “espagueti” persistentes pueden señalar cáncer de colon.

Su olor particular proviene de la desaminación/descarboxilación bacteriana del triptófano, pero si es muy fétida, puede ser por enfermedad celíaca, de Crohn, pancreatitis crónica, fibrosis quística, ciertas infecciones intestinales, enfermedades que causan malabsorcióny el síndrome del intestino corto; la sangre digerida tiene una fuerte pestilencia característica.

Aromas variados

Algunas enfermedades pueden modificar su color, las heces de color blanco, gris barro o pálidas indican problemas de drenaje de la vesícula biliar, hígado y páncreas. Gran cantidad de betabel o jitomate pueden enrojecerlas, las rojo muy oscuro o negras pueden ser por ingestión de ciertos alimentos y sustancias (moronga, espinacas, arándanos, carbón vegetal, plomo, hierro, bismuto) o presencia de sangre, que puede provenir de cualquier nivel del tubo digestivo por muy diferentes causas (algunas graves), el color exacto puede ayudar a localizar el punto de sangrado porque tras exponerse a los jugos digestivos y mientras atraviesa los intestinos, la sangre se oscurece poco a poco hasta parecer alquitrán (la apestosa “melena”). Las heces rojo amarronado o rojo vivo, sugieren sangre de la parte inferior del tubo digestivo (intestino grueso, recto o ano), un sangrado gastrointestinal masivo o rápido provocará evacuaciones de sangre rojo brillante. Un tránsito intestinal rápido, Ingerir clorofila, algunos vegetales, cosméticos y suplementos naturales, pueden ponerlas verdes, las del recién nacido los dos primeros días son verde muy oscuro o negro y alquitranadas (meconio), al alimentarlo con leche materna se vuelven de color amarillo mostaza y con “semillas” (es normal), aquellos alimentados con fórmula, evacuarán de color amarillo marrón con manchas verdes aunque no es raro el cambio de colores.

En el intestino humano viven numerosos microorganismos indispensables para el proceso digestivo, si hay trazas de sangre y moco entre otros signos y síntomas, se sospechan bacterias patógenas y/o parásitos que pueden provocar trastornos (salmonelosis, amibiasis, lombrices, solitaria, etc.), las heces deben examinarse al microscopio, cultivarse y hacer varios estudios/pruebas para ayudar a esclarecer esos y otros problemas (sangre oculta, calprotectina fecal, aumento del contenido graso).

Un mundo de caca

EN PROMEDIO los excrementos humanos húmedos son aproximadamente de 80 a 270 gramos por persona/día, imaginemos 200 gramos de materia fecal/día por 130 millones de mexicanos, equivale a un edificio cúbico de 30 metros por lado y 26 mil toneladas de peso a diario (y eso sin contar el volumen de pañales, papel de baño y agua). Como el 20 % de la materia fecal húmeda es material orgánico putrescible, el agua residual doméstica cruda también lo es y puede provocar contaminación biológica, desechar estas aguas residuales a ríos o cuerpos de agua genera graves riesgos de salud para el humano.

Lo oloroso y ofensivo del popó es cultural, pero el rol de las aguas negras y el polvo en la diseminación de enfermedades es innegable, el objetivo básico del tratamiento de aguas y evitar el fecalismo en vía pública, es el de proteger la salud y promover el bienestar de las personas, para que no tengan que tolerar ningún mal Fecal.

¿Quién? ¿Yo? Caca anti nazi

Esta fue un arma de hedor sulfuroso ultra secreta desarrollada por la Oficina Americana de Servicios Estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial para ser usada por la Resistencia Francesa contra los oficiales alemanes. “¿Quién? ¿Yo?” tenía un fuerte olor a materia fecal, y fue fabricado en atomizadores de bolsillo con la intención de ser rociado sin obstáculos en un oficial alemán, humillándolo y, por extensión, desmoralizando a las fuerzas invasoras alemanas.

El experimento, sin embargo, tuvo una vida muy corta. "¿Quién? ¿Yo?” contenía una alta concentración de componentes sulfúricos extremadamente volátiles que lo hacían muy difícil de controlar: era muy usual que la persona que rociaba el químico terminaba oliendo tan mal como la persona rociada. Luego de solo dos semanas se concluyó que el “¿Quién? ¿Yo?” era un estrepitoso fracaso. Si hubo algún ataque efectivo de dicha arma, permanece en el misterio.

Pam Dalton, una psicóloga cognitiva del Centro de Sensaciones Químicas Monell en Filadelfia, describe el olor de esta arma como muy similar a “el peor bote de basura dejado en medio de la calle por un largo tiempo en medio del verano más ardiente jamás registrado”. 




More articles by this author

CIENCIA Y TECNOLOGÍA: Vive largo(*)CIENCIA Y TECNOLOGÍA: Vive largo(*)
CIENCIA Y TECNOLOGÍA Vive largo(*) Dr. Hernan Edrían Chavarría Aguilar Aunque el primer...
MEDICINA PARA TODOS Queremos más BAXMEDICINA PARA TODOS Queremos más BAX
MEDICINA PARA TODOS Queremos más BAX Dr. Hernán Edrian Chavarría Aguilar EL CÁNCER...
¿Quién está en línea?
Tenemos 150 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner