joomla visitor
AuditorŪa
De La Confusión a La Oposición
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 381

 38116

En un mercado cualquiera la falta de competidores inteligentes y creativos va derivando en el desarrollo de monopolios. Cuando esto pasa en la pol√≠tica, deriva en monopolios de poder p√ļblico.

De La Confusión a La Oposición

Oposición como alternativa competitiva

Akire Lincho

Como se puede ver en cualquier libro de Economía, el monopolio es nocivo para el desarrollo y promueve una dinámica disfuncional.

EN SOCIEDADES DONDE LA DEMOCRACIA HA MADURADO, los ciudadanos cuentan con opciones que les permiten seleccionar alternativas de gobierno con distintas ofertas políticas que incluyen proyectos de desarrollo viables, aunque difieran uno de otro.

ESTAS SOCIEDADES han madurado democr√°ticamente a partir del desarrollo de ideolog√≠a y de la discusi√≥n p√ļblica de las ideas.

En M√©xico la represi√≥n de ideas pol√≠ticas alternativas a las pr√°cticas del r√©gimen post revolucionario fue tradicional hasta hace pocos a√Īos en los que la tecnolog√≠a, apoyada en las redes sociales, rebas√≥ el control del aparato gubernamental haciendo posible la protesta y la denuncia p√ļblica, acompa√Īadas de la difusi√≥n de las ideas que a√ļn estaban presentes.

Esta combinaci√≥n de factores deton√≥ una revoluci√≥n que tom√≥ forma electoral y que puso a la izquierda en el gobierno, √ļnica generadora en M√©xico de ideas y proyectos de gobierno alternativos al modelo neoliberal durante los √ļltimos 40 a√Īos.

A partir de la implementación del modelo neoliberal en México, todos los partidos políticos se olvidaron de sus idearios y se concentraron en obtener beneficios y privilegios derivados del modelo. Sólo una parte de la izquierda decidió mantener un proyecto distinto al del neoliberalismo, teniéndose que dar una ruptura dentro del partido formal de izquierda que marcó dos caminos: Uno, a favor de la corriente, hacia la complicidad con el modelo en busca de beneficios y prebendas (dentro de la estructura formal del PRD), y otro contra corriente hacia el mantenimiento de una plataforma distinta (MORENA) que continuaba planteando ideas y proyectos alternativos como lo había venido haciendo siempre, instalada desde la oposición al modelo.

La Oposición

En el M√©xico postrevolucionario la oposici√≥n ha ingresado en la pol√≠tica formal desde el interior del sistema. Desde la fundaci√≥n del PAN en 1939 a partir del ideario de G√≥mez Mor√≠n en su ensayo llamado ‚Äú1915‚ÄĚ, incrust√°ndose en el sistema de gobierno como fundador del Banco de M√©xico y rector de la UNAM, siendo aceptada por el sistema como la √ļnica oposici√≥n reconocida oficialmente hasta la ruptura del PRI en 1987, que dio lugar al Frente Democr√°tico y, luego, al PRD en 1989, donde se desarroll√≥ una plataforma ideol√≥gica y un proyecto de gobierno de izquierda progresista hasta 2012.

El modelo neoliberal comenz√≥ a instalarse en M√©xico a partir de 1982; en el proceso electoral de 1988 M√©xico experiment√≥ un enfrentamiento de tres fuerzas pol√≠ticas con verdaderas ideas y proyectos distintos de gobierno: la derecha encabezada por Manuel Clouthier, la izquierda por Cuauht√©moc C√°rdenas (la que dicho de paso perdi√≥ a m√°s de 300 militantes asesinados en ese proceso electoral) y el neoliberalismo representado por Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari. Entonces se oper√≥ el primer gran fraude electoral de la √©poca moderna a favor del PRI neoliberal. La instalaci√≥n del modelo y su florecimiento provoc√≥ el desmoronamiento de los partidos de oposici√≥n existentes que se coludieron en la fiesta del pillaje neoliberal firmando el ‚ÄúPacto por M√©xico‚ÄĚ, con excepci√≥n de la izquierda progresista que marc√≥ su distancia del PRD para mantener un proyecto alternativo al neoliberal.

La Confusión

Los mexicanos hoy estamos confundidos. En reacción automática percibimos a los partidos políticos y a los grupos que perdieron privilegios y prebendas como resultado de las elecciones del 2018, como si fueran la oposición al nuevo gobierno. Nada más alejado de la realidad.

Para ser oposici√≥n no es suficiente con tener una inteligencia binaria de baja velocidad. Es decir, no basta con reaccionar en contra de todo lo que plantee un gobierno con gritos ahogados en llantos de berrinche. Es necesario tener ideas y proyectos alternativos a los que plantea el gobierno. Para darnos cuenta de las dimensiones de la confusi√≥n s√≥lo tenemos que revisar las p√°ginas de Internet de los principales ‚Äúpartidos pol√≠ticos‚ÄĚ a quienes hoy percibimos como ‚Äúoposici√≥n‚ÄĚ.

La derecha, que durante 50 a√Īos (de 1939 a 1989) fue una oposici√≥n con ideas y proyectos, hoy en su p√°gina de Internet presenta su historia en 11 peque√Īos p√°rrafos escritos con faltas de ortograf√≠a y en un video de 3.29 minutos que termina con la frase ‚ÄúVamos a Poder‚ÄĚ en boca de Ricardo Anaya.

En la p√°gina ‚ÄúLegado PAN‚ÄĚ se menciona la biograf√≠a de 22 de sus miembros destacados (en tres o cuatro l√≠neas cada una), entre las que no aparece la de Manuel Clouthier y la de Felipe Calder√≥n solo alcanza a tener cuatro renglones de menci√≥n, que ni siquiera se√Īalan alg√ļn logro de su gobierno. No se puede encontrar un ideario o una declaraci√≥n de principios en ninguna parte del sitio y mucho menos alg√ļn texto en el que se justifique su colusi√≥n con el PRI y las oligarqu√≠as locales, a trav√©s de la firma del Pacto por M√©xico, para ser parte activa y preponderante en el saqueo de las riquezas del pa√≠s y en el empobrecimiento de la poblaci√≥n.

El partido que gobern√≥ durante pr√°cticamente todo el per√≠odo postrevolucionario (PRI), incluye en su p√°gina de Internet un ‚Äúdeclaraci√≥n de principios‚ÄĚ que plantea como postulados fundamentales: ‚Äúel nacionalismo, las libertades, la democracia y la justicia social‚ÄĚ, y un c√≥digo de √©tica donde se subrayan los principios de ‚Äúlegalidad, lealtad, honestidad, imparcialidad, transparencia, rendici√≥n de cuentas, congruencia y responsabilidad‚ÄĚ. En la pr√°ctica, todos estos buenos deseos, cuya publicaci√≥n se mantiene c√≠nicamente en su sitio de Internet, son palabras de discursos vac√≠os despu√©s de la instalaci√≥n del neoliberalismo, de su colusi√≥n con las corporaciones internacionales a quienes entregaron las riquezas del pa√≠s, de su complicidad con la oligarqu√≠a local para saquear la hacienda p√ļblica y de su incongruencia e irresponsabilidad al empobrecer a m√°s de la mitad de los mexicanos.

Los residuos t√≥xicos del partido que represent√≥ a la izquierda progresista en los a√Īos 90 y hasta el 2012 (PRD), abandonaron las ideas y se sumaron al saqueo del pa√≠s, incre√≠blemente tuvieron que unirse a la derecha en un Frente Amplio para tratar de recibir algunas migajas en las elecciones del 2018 y mantuvieron milagrosamente su registro despu√©s del proceso electoral. En su p√°gina de Internet no se puede encontrar ni su historia, ni su ideario, ni su declaraci√≥n de principios que, seguramente, incineraron en el 2012 despu√©s de la firma del Pacto por M√©xico.

Por otro lado, tambi√©n percibimos como oposici√≥n a una minor√≠a rapaz de oligarcas que est√°n perdiendo r√°pidamente sus privilegios y cuyas √ļnicas ideas tienen que ver con sus propios intereses mezquinos en perjuicio de la sociedad.

En resumen, estamos confundiendo con oposici√≥n a un grupo de pandillas que se coludieron para robarse el dinero y saquear al pa√≠s, y que de repente se est√°n encontrando desprendidos de la generosa ubre de la patria, sin ideas ni proyectos pol√≠ticos o socioecon√≥micos alternativos a los del gobierno porque no les eran necesarios ni √ļtiles a sus fines de depredaci√≥n.

Una din√°mica distinta

La nueva administraci√≥n del gobierno en M√©xico hoy est√° haciendo las cosas en forma muy distinta de las anteriores. Promueve la lucha frontal contra la corrupci√≥n, dentro del marco legal vigente; el desarrollo social, la educaci√≥n, la salud, la seguridad p√ļblica, la creaci√≥n y la modernizaci√≥n de infraestructura, y el respeto al libre mercado, subrayando los valores de honestidad, transparencia, verdad, justicia, tolerancia y bienestar social para todos los mexicanos.

Podemos estar o no en contra de la forma en la que se hagan las cosas o en la que se intente abordar la solución de los problemas y retos que enfrenta el país, pero en el marco ideológico, similar al del exitoso modelo escandinavo donde las teorías de Adam Smith conviven en armonía con las de Marx y Keynes, seguramente todos los ciudadanos medianamente pensantes estamos de acuerdo.

En esta nueva din√°mica, como en la de cualquier otro pa√≠s del mundo, se requiere necesariamente de la discusi√≥n p√ļblica de las ideas y de los proyectos, a fin de ir encontrando y dise√Īando caminos alternativos a los que aplique el gobierno y que nos permitan desarrollar una verdadera democracia participativa con alternancia pol√≠tica potencial.

Para contar con un desarrollo democrático funcional, en México se tiene que pasar de la confusión a la oposición. Se requiere el desarrollo de una oposición inteligente, de ideas, con principios y valores; esto nos va a evitar el riesgo de una regresión que nos vuelva a hundir en el desastre moral, social y económico en el que los gobiernos neoliberales dejaron al país.

Est√° muy claro que esa nueva oposici√≥n no va a salir de los escombros que quedaron de los ‚Äúpartidos pol√≠ticos‚ÄĚ de antes porque sus ideas, valores, principios y hasta escr√ļpulos desaparecieron; tampoco va a nacer en los nuevos ‚Äúpartidos pol√≠ticos‚ÄĚ que pudieran formar m√°s de cien grupos de chapulines fif√≠s que se quedaron sin agarraderas a los privilegios y que es eso lo √ļnico que persiguen en sus nuevos ‚Äúproyectos‚ÄĚ; menos a√ļn puede surgir de las pandillas de ‚Äútraficantes de influencias disfrazados de empresarios‚ÄĚ que solamente persiguen intereses mezquinos.

La verdadera oposici√≥n, que hoy est√° en proceso de parto, tendr√° que surgir de grupos con ideas, valores y principios, planteando alternativas inteligentes y viables a los programas del gobierno; de empresarios con consciencia y dimensi√≥n social, de intelectuales y estudiantes que desarrollen ideolog√≠as nuevas, de trabajadores y ejecutivos que no persigan solamente su propio beneficio, de consumidores que obliguen a las empresas a mantener comportamientos socialmente responsables, y en general, de una sociedad informada y activa en el planteamiento de proyectos que defiendan y optimicen el bienestar de todos los habitantes del pa√≠s. Una oposici√≥n dispuesta a escuchar y plantear ideas en una din√°mica de discusi√≥n p√ļblica reflexiva, libre y constructiva.

Son √ļtiles aqu√≠ las palabras del querido profesor Amartya Sen para entender que solamente as√≠, evitaremos transitar de nuevo por el sendero que conduce hacia el desastre: ‚ÄúEl desarrollo es, fundamentalmente, un proceso de devoluci√≥n de poder a la ciudadan√≠a‚ÄĚ.

 



More articles by this author

Lo que la introspección productiva no puede perder de vistaLo que la introspección productiva no puede perder de vista
  M√©xico es el noveno exportador del mundo con un volumen...
El garrote cambió de manosEl garrote cambió de manos
  EL FIN DE UNA INSTITUCI√ďN FACCIOSA QUE DUR√ď 100 A√ĎOS...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 207 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
378
Banner
377
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner