joomla visitor
AuditorŪa
DESTINO MANIFIESTO Los gringos no descendieron directo del Edén
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 397

 3977

DESTINO MANIFIESTO

Los gringos no descendieron directo del Edén

Abraham García Ibarra

NO NOS PERDEREMOSen los laberintos de la Teología: Sólo tocamos tres cuadrantes desde los que intentaremos explicar este tema.

En La Santa Biblia (versi√≥n de Casiodoro de Reina), en el cap√≠tulo uno del G√©nesis, vers√≠culos 28 y 29, se informa que, despu√©s de haber creado la pareja, Dios le cedi√≥ el dominio de lo que hasta entonces les servir√≠a para multiplicarse y henchid la Tierra y sojuzgadla. Es de conocimiento p√ļblico, que Dios penaliz√≥ al hombre y la hembra por √©l creados por trasgredir sus dictados.

En la primera mitad de los a√Īos ochenta del siglo pasado, consignamos que, en cercano estado del Valle de M√©xico, un directivo patronal nacional proclam√≥: Los empresarios est√°n para tomar los bienes que Dios les leg√≥.

En afamado estado del noroeste de M√©xico, una de las familias m√°s c√©lebres de uno de los personajes m√°s c√©lebres a√ļn, es conocida como Los b√≠blicos, por obvias causas que no siempre son buenas razones.

La primera cita de El Libro la recuperamos de la edición de 1958 con sello editorial de Sociedades Bíblicas Unidas para el mercado de Buenos Aires, Bogotá, Cristóbal, Habana, Lima, Londres, México (DF), Nueva York, Río de Janeiro, Santiago. Si fuera necesario precisarlo, todos, territorios del Occidente codificado como cristiano.

Mil millones de adictos en 1968… y contando

Segunda estación segunda: La consulta es ahora de La historia de las drogas/ Una fuerza inconmensurable. Es obra del estudioso Jean-Louis Brau. Parte la narrativa del subtítulo: El problema que ha de resolver un hombre de cada cuatro.

El investigador cita a Sidney Cohen: Ayer, se arrancaban raíces o se mascaban hojas para lograr un resultado incierto. Hoy, se fabrican productos quimiopsicotrópicos de síntesis cuya especificidad se conoce. Se ha logrado, técnicamente modificar la conciencia, ya no por accidente, sino por encargo.

La primera edición del estudio se publicó en París en 1968. Reporta Brau que, para entonces, un hombre de cada cuatro, más de mil millones de hombres, piden a la droga -estupefaciente es término policiaco- algo distinto de la manera de ver y pensar.

El inventario de esa época: Más de 30 millones de alcohólicos crónicos, 300 millones de mascadores de nueces de cola, de coca, de gat y de betel; otros 300 millones de fumadores de cannabis, mientras que 400 millones buscan la euforia del opio tradicional y sus derivados.

Nixon: Las adicciones, enemigo p√ļblico n√ļmero uno de EU

La represión policíaca, concluye el autor, no es más que una solución de emergencia, que no resuelve nada a largo plazo, pues los nuevos alucinógenos no corresponden ya a las definiciones legales del estupefaciente. Tampoco se arregla nada con decir que la toxicomanía es un vicio, pues equivale a decir que, de cada cuatro hombres, uno es vicioso. Hasta aquí el autor consultado.

Hace dos semanas, en entrega para nuestra edici√≥n digital, recordamos que, ya instalado en la Casa Blanca, el presidente republicano Richard M. Nixon dio ‚Äúuna explicaci√≥n no pedida‚ÄĚ (confesi√≥n manifiesta): Las adicciones son el enemigo p√ļblico n√ļmero 1 de los Estados Unidos.

En varias entregas editoriales recientes, al enfocar el problema de Salud P√ļblica en los Estados Unidos, con estad√≠sticas de instituciones m√©dicas norteamericanas, hemos destacado que las adicciones en aquel pa√≠s se inician en sus propios laboratorios farmac√©uticos, consultorios m√©dicos y hospitalarios, y farmacias de barrio, tan elegantes o precarios como puedan serlo, que envenenan e inician a los pacientes con millones de recetas anuales prescribiendo opioides u opi√°ceos. Fentanilo, es uno de los precursores m√°s utilizados.

Nombramos a firmas farmacéuticas y familias que, con la gran renta generada por sus negocios, han pasado a la nómina de Forbes de los más ricos del mundo.

El opio no es una cura: Mata como un sable

En otras entregas, nos hemos referido a la afirmación del médico chino Li-Shi-Chang (siglo XVI), quien denunció: La adormidera produce una droga, de la que se dice cura, aunque mata como un sable…

Asociamos ese diagn√≥stico a la fundaci√≥n de la Compa√Ī√≠a Brit√°nica de Indias Orientales a principios del siglo XIX, primer c√°rtel mundial del opio, con el que empez√≥ a inundar el subcontinente chino.

En 1839, el emperador Lin Tso-Siu envi√≥ un memorial a la Reina Victoria, cuestion√°ndola c√≥mo, lo que era prohibido en Inglaterra, era l√≠cito en China. La C√°mara de los Comunes recomend√≥ a Victoria echar al cesto el escrito, bajo el argumento: Inoportuno abandonar una fuente de ingresos tan importante como el monopolio de la Compa√Ī√≠a de las Indias Orientales.

Dos Guerras del Opio están en los registros históricos. Ahí ya intervinieron agentes de los Estados Unidos que se negaban a dejar todo el pastel al Reino Unido, su padre imperial.

EU: Mafia militar fascista avanza sobre el poder

En estas mismas p√°ginas, con documentadas investigaciones de nuestros colaboradores, hemos dado espacio a la revelaci√≥n de que s√≥lo el tr√°fico de drogas mueve m√°s de 900 mil millones de d√≥lares al a√Īo. Puntualizamos: Solo las drogas.

Mucho antes, en 1988, registramos en nuestros comentarios un testimonio del director del Instituto de Estudios Pol√≠ticos de los Estados Unidos, Sa√ļl Landau: Existe una mafia militar de neta ideolog√≠a fascista que avanza sobre el poder, y de la cual Oliver North es uno de sus exponentes m√°s destacados.

El testimonio aparece en el prontuario de las investigaciones legtislativas sobre la Operación Irangate (Irán-Contra, permuta de drogas por arma o a la inversa), por la que Ronald Reagan le dio estatuto de Política de Estado al tráfico de drogas.

¬ŅEs ocioso recordar que, en ese periodo, Washington exacerb√≥ sus hostilidades contra M√©xico por sus oficios diplom√°ticos para pacificar Centroam√©rica?

Poniendo algunos puntos sobre las jotas

Acaso por mera curiosidad de lector, alg√ļn corresponsal espont√°neo nos sugiere explicar el t√≠tulo de esta secci√≥n: Destino manifiesto. Alguien nos puede ampliar el cuestionamiento respecto de la cita de La Biblia en esta entrega. Hasta donde nos permite el espacio para algunos temas period√≠sticos, nos quedamos en que aquel cu√Īo tiene entre sus motivaciones el supuesto de la predestinaci√≥n.

A reserva de ampliar las referencias históricas, datadas en la primera mitad del siglo XIX estadunidense ya comentadas por nosotros aquí, capturamos unas sustanciosas líneas:

Nosotros, los hombres elegidos; los otros, hombres réprobos

‚Äú(Destino Manifiesto), al penetrar nuestra investigaci√≥n en el cogollo de la doctrina, nos encontramos que ella no es estrictamente norteamericana, puesto que sus antecedentes hist√≥ricos y religiosos conformativos se remontan al Siglo XVI,durante el cual estalla el conflicto entre el misione√≠smo contrarreformista espa√Īol y la modernidad reformista (anglicana-puritana) brit√°nica.

‚ÄúLos norteamericanos recoger√°n al iniciarse el siglo XIX los elementos conflictivos del tremebundo di√°logo tricenturial y construir√°n con ellos una doctrina justificativa de su poder, de su superioridad y de su predestinado imperialismo‚ÄĚ.

Una frase sintetiza esa traspolaci√≥n: Un destino preordenado como corresponde a la vieja teolog√≠a puritana, tan discriminatoria, que estableci√≥ la tajante divisi√≥n entre hombres elegidos (tambi√©n razas y naciones) y hombres r√©probos‚ÄĚ.

El autor es Jos√© A. Ortega y Medina/ Alianza Editorial Mexicana-Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Colecci√≥n Los Noventa. 1972). Un entrem√©s: Los Estados Unidos no descendieron directamente del Eden. H. Monford Jones: Este extra√Īo nuevo mundo. Es cuanto.



More articles by this author

DESTINO MANIFIESTO Estados Unidos: De la secesión a la depresiónDESTINO MANIFIESTO Estados Unidos: De la secesión a la depresión
  DESTINO MANIFIESTO Estados Unidos: De la secesi√≥n a la depresi√≥n Abraham...
DESTINO MANIFIESTO Victoria: La reina del dragón drogadoDESTINO MANIFIESTO Victoria: La reina del dragón drogado
  DESTINO MANIFIESTO Victoria: La reina del drag√≥n drogado Abraham Garc√≠a Ibarra RETOMAMOStres...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 296 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner