joomla visitor
Auditoría
PAN, burda imitación del PRI
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 226

PAN, burda imitación del PRI 

RAMI SCHWARTZ

Y LA GRAN CONCLUSIÓN de esta nueva década perdida es… más vale priísta conocido que panista por conocer. O lo que es lo mismo, para priismo el del PRI. Si los mexicanos hubiesen querido más PRI, Labastida habría ganado las elecciones a Fox y Madrazo a Calderón. Si los mexicanos votaron en el 2000 por Fox y en el 2006 por Calderón, es porque no querían más priismo, pero ni Fox ni Calderón lo entendieron. Es por ello que el PRI va a regresar a Los Pinos en  2012, porque si el priismo es el destino fatal de este país, pues mejor que sean los priistas los que lo apliquen o lo que es lo mismo, 99.99 de cada 100 mexicanos sin partido opinamos que el PRI y el PAN resultaron ser la misma porquería. 

Rami1Los priistas aprovechaban las fiestas, cuando la gente descansa y toma vacaciones, para tomar sus medidas impopulares; El PAN hace lo mismo. El reciente aumento a las gasolinas, gas, peajes de autopistas, luz, agua, etcétera., demuestra que estos cobardes, igual que los del PRI, son muy buenos para dar puñaladas por la espalda, pero tampoco tienen los tamaños para dar la cara, ver a la ciudadanía a los ojos y asumir los costos de sus decisiones. 

Decisiones que por cierto, al igual que el PRI, son mágicas, pues no sólo no impactan a la población, la benefician. Suben los precios pero sin aumentar la inflación, suben impuestos pero sin provocar recesión. Igual que los priístas, creen que las leyes de la física, la economía o las matemáticas no aplican en territorio nacional pero al igual que los del PRI, no pueden escapar de las leyes de la alquimia y siguen convirtiendo en excremento todo lo que tocan. 

Los priistas creaban burocracias nuevas y negocios paralelos con el único objetivo de acomodar a sus familiares, compadres y amigos. Más de mil nuevas subsecretarías, direcciones generales y delegaciones ocupadas por panistas y el negociazo de las guarderías subrogadas la mayoría en manos de la clase panista son solo dos ejemplos que el estilo de gobernar no ha cambiado. El poder los hace a todos iguales.

Los priistas se convirtieron en los reyes del cinismo. La frase “ni los veo ni los oigo” que acuñó Salinas para decirle a toda la sociedad me valen madres o la roqueseñal son sólo dos ejemplos del más acabado cinismo del PRI. Los panistas han superado con creces el cinismo que caracterizó al PRI. Hoy simplemente se dicen las mentiras abiertamente y se siguen repitiendo. Insisten por ejemplo en su pendejada de las manos limpias, del presidente del empleo o que la crisis vino de fuera. 

Los priistas inventaban palabras y frases rimbombantes para ocultar su fracaso. A las devaluaciones les llamaban ajustes cambiarios o deslices, a las recesiones desaceleraciones y a los monopolios “empresas dominantes”. Los panistas igual o peor, a sus fracasos les dicen “crisis que nos vinieron de fuera”, a sus estupideces “programas anticíclicos” y a las depresiones económicas “catarritos”. 

Los priistas acuñaron frases como “político pobre es pobre político”, “no me den, mejor pónganme donde haiga” y “es la hora que usted diga señir Presidente”. En el panismo las frases son “el que no transa no avanza”, “la plaza es de quien la trabaja” y “las amistades se ven en la nómina”. Con una diferencia, los panistas se dan golpes de pecho y se dicen honestos y de manos limpias. 

En el priismo los secretarios nunca eran despedidos, se retiraban por motivos de salud, hoy tampoco los despiden, renuncian por motivos personales o familiares. Pero al igual que en los tiempos del priismo, nunca los corren porque si los despiden significa que se equivocaron y cuando un subalterno se equivoca, el responsable fin al, quién realmente se equivocó no es él sino el Presidente y si los presidentes priístas no eran humanos, los panistas menos. Para los panistas ni Fox ni Calderón han cometido nunca error alguno. 

Los priistas llegaban al poder y enloquecían, abandonaban las esposas, se alcoholizaban, drogaban, armaban tremendas bacanales y luego se casaban con actrices y vedettes. Los panistas son idénticos y muchas son las ex esposas, hogares rotos y familias dislocadas de los que despachan en los puestos más altos del país. Como ésta no es una columna de chismes no vamos a dar nombres, pero sólo faltan dos años y once meses para ver el desenlace no sólo de un gobierno malogrado sino de hogares, familias y matrimonios ligados al poder igual de fracasados. Creel fue sólo la punta del iceberg. 

Por todo lo anterior es que el PRI va a regresar a Los Pinos, porque si ya vamos a estar gobernados por perdedores, corruptos, fracasados e irresponsables, mentirosos y cínicos, cuando menos que sean orgullosos de serlo como los priístas. Los panistas son iguales pero con una gran diferencia: son chocolates, balines, burdas copias de los originales pero además sin la picardía ni chispa que tenían los del PRI. Por ello no hay que aceptar burdas imitaciones: para priísmo el de los priístas y no el de los panistas, que es un priísmo de inferior calidad.


Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 580 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner