joomla visitor
Auditoría
Un zopilote no hace carroña
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 304

Un zopilote no hace carroña

RAMI SCHWARTZ

 

DICE EL DICHO que una golondrina no hace verano, aunque en México hace tiempo que ya no se ven golondrinas, puros zopilotes. Aun así, ver un zopilote volar no significa que haya un animal muerto, pero cuando se ven varios dando vueltas, entonces sí significa que hay algo pudriéndose, listo para ser devorado por estos carroñeros. Un zopilote no hace carroña pero si hace simulación.



ESTO VIENE A COLACIÓN porque con la captura de Elba Esther Gordillo, el presidente Peña Nieto creó muchas expectativas entre una sociedad sedienta de justicia, que durante generaciones ha sido testigo de la impunidad, de la corrupción, del enriquecimiento a su costa. Testigo de un sistema que castiga la honestidad y premia la corrupción, que sanciona la eficiencia y remunera la ineficiencia, que le da respetabilidad al deshonesto y al honesto lo tilda de pendejo.

Cuando cayó una de las mayores exponentes de esa cultura -uno de los íconos de ese sistema grosero, asesino y vulgar- la gente aplaudió pero al mismo tiempo lo percibió sólo como el inicio y obviamente espera mucho más. La ciudadanía quiere ver rodar más cabezas, quiere verlas pagar, quiere que aquellos que sólo se han beneficiado con décadas de crisis recurrentes comiencen a pagar su parte, mientras que aquellos que sólo hemos pagado con dinero, inseguridad, falta de oportunidades, pérdida de nivel de vida y demás comencemos a ver frutos.

Se comenzaron a barajar los nombres de posibles candidatos a acompañar a la maestra en la cárcel, corruptos de nueva y vieja alcurnia que gracias a sus fortunas amasadas gozan de respetabilidad e incluso ostentan su dinero mal habido sea en México como en el extranjero.

No vale la pena nombrar aspirantes; no bastaría una enciclopedia británica para nombrarlos: Los hay desde ex presidentes para abajo; familias que ya disfrutan el usufructo de lo que robaron sus antepasados por generaciones y generaciones.

Si se trata de transformar, como lo dijo el Presidente, hay que comenzar por lo que más hiere, por lo que sondeo tras sondeo los mexicanos consideramos en la cruz que cargamos en nuestras espaldas, la cochina corrupción, la maldita corrupción, la inhumana corrupción por la que México es famoso en el mundo entero. Y para eso tienen que caer muchos otros zopilotes como Elba Esther Gordillo, que acumuló poder y fortuna, para ella y su familia, más allá de lo humanamente imaginable.

Tampoco se vale que sólo ella pague por sus fechorías y que aquellos que se beneficiaron de las mismas sigan gozando de los frutos. Ahí está toda su familia, hija, yerno, nietos, amigos, compadres; vamos, hasta su mamacita que aún muerta seguía conservando riquezas, terrenos y propiedades que ella ya no iba a disfrutar.

Toda esta parvada de zopilotes, que se alimentaron de carroña de millones de mexicanos, en este caso generaciones y generaciones de profesores cuyas cuotas nunca llegaron a beneficiarlos porque se destinaron a hacer de la familia Gordillo Morales una de las más ricas y prestigiadas, a comprar cuadros de Diego Rivera y joyas de Cartier, autos de lujo y propiedades por doquier.

Por ello es que el Presidente Peña debe seguir cortando cabezas. Ya echó a andar el Coliseo y una sola presa a los leones no va a ser suficiente ni a satisfacer la sed de venganza y justicia de su pueblo.

Los Césares romanos organizaban grandes torneos que duraban días donde el pueblo se entretenía viendo todo tipo de espectáculos. Desde gladiadores luchando entre sí hasta humanos contra bestias, gladiadores contra bestias y bestias entre sí. No en todos los shows eran los pretorianos los protagonistas. Hay que poner también a corruptos contra otros corruptos, ex gobernadores contra sus sucesores, comprar conciencias, otorgar inmunidad a cómplices para que delaten a otros peores que ellos, la cosa es limpiar el sistema de tanta corrupción y podredumbre.

Una golondrina no hace verano y que haya caído Elba Esther Gordillo no hace lucha frontal contra la corrupción. Hace falta mucho más que eso, y el Presidente lo sabe. Esperemos que pronto atrape a más de estas aves carroñeras que no han dejado de alimentarse de la carne en descomposición de la sociedad mexicana. Un zopilote no hace carroña, pero si hace simulación.

Comentarios:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



More articles by this author

Héroe popular, villano públicoHéroe popular, villano público
 Héroe popular, villano público RAMI SCHWARTZ   UN AMIGO MÍO DICE que en el mundo moderno hay...
Hail to thee emperor ObamaHail to thee emperor Obama
Hail to thee emperor Obama RAMI SCHWARTZ MÁS QUE UN...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 397 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner