joomla visitor
AuditorŪa
Hollande y la ilusión
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 279

Hollande y la ilusión
REGINO D√ćAZ REDONDO

‚ÄúMe alquilo para so√Īar‚Ķ‚ÄĚ
Gabriel García Márquez (Cuentos peregrinos)

 

MADRID.- UN VIENTO FINO Y FUERTE SE ACERCA, imparable a Europa. Es fresco, renovador y trae consigo los anhelos de millones que ya no soportan el estrangulamiento financiero. Los ciudadanos gritan contra la opresión globalizadora y reclaman libertad ante el autoritarismo.

Llega el soplo que reanima la esperanza de cambiar métodos y prácticas de la Unión Europea, ahora medrosa, inequitativa, descontrolada e ineficiente.

 

Francois Hollande
Francois Hollande.


Desde allá lejos -no se sabe qué tan lejos- los auténticos europeístas han sido escuchados: más igualdad, menos pobreza, mayor respeto.

La Izquierda, por fin, se despereza, despierta, aunque sus políticos están en la oposición.

Tuvo que llegar el candidato Francois Hollande, en Francia, para conjuntar voluntades, alegrías e ilusiones.

Hace poco, los l√≠deres de esta corriente se reunieron en Par√≠s. Estuvieron juntos los l√≠deres socialistas llegados de Alemania, Holanda y B√©lgica. Antes, acudi√≥ en solitario el espa√Īol Alfredo P√©rez Rubalcaba.

Alfredo Pérez Ruvalcaba
Alfredo Pérez Ruvalcaba

Comenz√≥ el di√°logo de los que estuvieron callados durante la √ļltima d√©cada. Pusil√°nimes, sus derrotas los mandaron al hospital. A otros, al ostracismo. Ahora es el momento -siempre lo fue- de encontrar f√≥rmulas para acceder a la direcci√≥n pol√≠tica del continente.

Se reconocieron las equivocaciones cometidas, los excesos, la desidia de unos y la apat√≠a de otros; di√©ronse cuenta de la pasividad de muchos. Su alejamiento abri√≥ la puerta a una derecha sin futuro pero due√Īa absoluta del presente.

La ‚Äúsanta alianza‚ÄĚ de los conservadores, como la calificaron, debe terminar.¬† Atravesemos el Sena, de una orilla a otra, por un puente fr√°gil, artificial construido por la mafia financiera.

Marine Le Pen
Marine Le Pen


Es tiempo de rectificar. El PSOE se divorció de las tesis progresistas y sus miembros, acobardados, fueron sometidos por la columna vertebral del inmovilismo.

La lumbre tuvo que llegarles a los aparejos para que se dieran cuenta que sus pregones nada tienen que ver con la auténtica democracia.

Hasta ahora, los socialistas espa√Īoles han sido simples marionetas al servicio, aunque lo nieguen, de un Estado de Derecho que no funge como tal.

Quiz√°, para beneficio de sus cuentas bancarias, mostraron un bajo perfil. Sus dirigentes asist√≠an y a√ļn asisten, a pocos actos tradicionales del partido. Pocos se salvan. ¬ŅAlgunos nombres de los que est√°n a sueldo de empresas internacionales? Ser√≠a interminable la lista. Si acaso, citemos a un ex presidente del gobierno y a infinidad de ministros que pasaron a recibir jugosos sueldos de los que anta√Īo fueron sus adversarios pol√≠ticos.

Regresemos, pues, a las reuniones que sostienen los nuevos socialistas en la capital francesa. All√≠ se decidi√≥ que es ‚Äúinsoportable que Alemania y la derecha francesa sean los que mandan en la Uni√≥n Europea‚ÄĚ.

Es cierto que el PP y sus partidos cómplices han hecho mal sus deberes pero, por lo visto, no tan mal como la gente del PSOE. Los primeros están cobijados por los Chicago-Boys y los brokers de Wall Street para poner al mundo patas arriba.

Por lo pronto, los socialistas se comprometieron a no apoyar el pacto fiscal de la UE porque perjudica a las naciones en situación económica precaria.

También, y a propuesta de Hollande, se estudia cómo cobrar más impuestos a quienes obtienen ganancias desorbitadas y él decide que, si llega a formar gobierno, cobraría intereses por las grandes transferencias internacionales.

De esta forma, las arcas del Banco Central recibirían miles de millones de euros adicionales.

A prop√≥sito, el presidente de Francia -para que vean la incongruencia- acaba de aplaudir que Grecia, en uno m√°s de sus actos sorprendentes, acuerde levantar una valla para¬† ‚Äúevitar flujos m√°ximos de indocumentados‚ÄĚ procedentes de Turqu√≠a. Tendr√° una longitud de 12 Km., a parte de la fosa de 120 kil√≥metros que la separa de la media luna roja. ¬ŅQui√©n querr√° en estos momentos¬† trabajar en territorio griego?

Pero Sarkozy ense√Īa su verdadera cara y est√° dispuesto a entrevistarse con Marine Le Pen si con ello obtuviese m√°s votos. Los obtendr√° en la segunda vuelta, aunque no los suficientes para ganar las elecciones.

Sin embargo, la imponderable troika tiene la √ļltima palabra.

Regino4

A veces estremece la confusi√≥n de ideas que impera en los partidos pol√≠ticos del continente. Los socialistas del Pasok griego, encabezados ahora por Venizelos, ministro de Econom√≠a y candidato a Premier, perder√° las elecciones a favor de ‚ÄúDemocracia Nacional‚ÄĚ de derecha, que promete, parad√≥jicamente, revisar impuestos para reducir el pago a los que menos tienen y suavizar varias medidas ordenadas por la UE como el injusto recorte a las pensiones.

En la agenda de Hollande estaría también exigir que se establezcan reglas caras para que el crecimiento continental y vetaría el programa de austeridad que cierra el camino al desarrollo y progreso de los países con problemas.

Mayo será el mes en que de las urnas saldrán los votos necesarios para el cambio deseado. De lo contrario, se apretarán más las tuercas en las cárceles ideológicas, se reforzarán las medidas de seguridad y la democracia será controlada por el más estricto sistema de vigilancia.

Aumentarán los alguaciles; se edificarán más centros de rehabilitación neoliberal y la agonía de la izquierda se prolongará en espera de una frágil recuperación en un horizonte perdido.



More articles by this author

Una guitarra para Kerry y la marca Espa√ĪaUna guitarra para Kerry y la marca Espa√Īa
“…el hombre acaso no sea sólo un animal medio razonable,...
Verg√ľenza europea por el trato a los refugiados.Verg√ľenza europea por el trato a los refugiados.
‚ÄúPinochet respetaba mucho m√°s los derechos humanos que Nicol√°s Maduro‚ÄĚFelipe...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 497 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner