joomla visitor
AuditorŪa
Los demonios del gas shale, riesgo sobre la nueva Faja Oro
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 315

Los demonios del gas shale,

riesgo sobre la nueva Faja Oro

¬†HUGO SERGIO G√ďMEZ¬†



La Cuenca de Burgos¬† es una zona geol√≥gica de 50 mil kil√≥metros cuadrados, que abarca tres estados¬† del norte del pa√≠s,¬† rica¬† -seg√ļn estudios-¬† en hidrocarburos¬†¬† que avizoran ya la llegada de los tiburones internacionales.¬†


Hoy en d√≠a es una met√°fora¬† que evoca lo que anta√Īo fue la Faja de Oro, desolado Ed√©n que corre a lo largo de 176 kil√≥metros y que comunica a los puertos de Tuxpan y Tampico, donde se gest√≥ la Expropiaci√≥n Petrolera - pintoresco sitio olvidado hoy por el gobierno veracruzano donde se escribi√≥ tambi√©n un p√°gina que deja¬† testimonio de la destrucci√≥n a¬† uno de los campos m√°s f√©rtiles¬† que apuntaba a ser pilar de la autosuficiencia alimentaria-,¬† riesgo¬†¬† que, ante las¬† recientes reformas constitucionales, se cierne de nuevo sobre la tierra de Tamaulipas, Nuevo Le√≥n y Coahuila, que flotan, seg√ļn los datos,¬† sobre el controvertido gas shale,¬† cuya extracci√≥n s√≥lo es posible utilizando el fracking, una t√©cnica que consiste en inyectar agua a presi√≥n mezclada con qu√≠micos venenosos para fracturar las rocas y que puede producir sismos de grado 2, causando estragos a su alrededor. Parad√≥jicamente,¬† se vende como una de las riquezas que sacar√°n al pa√≠s de su atraso.¬†



Y as√≠, mientras en Europa cobra vida corrientes que han vetado el fracking,¬† los lobos de Wall Street han creado una burbuja especulativa que corre por todo el mundo; Estados Unidos ser√° autosuficiente en pocos a√Īos¬† y para ese pa√≠s,¬† la dependencia del petr√≥leo mexicano ser√° historia: Veremos,¬† el advenimiento de una nueva Arabia Saudita, seg√ļn se dice en los corredores oficiosos que impulsan la reforma energ√©tica,¬† as√≠ es que M√©xico debe abrir su ramo energ√©tico antes de que no valga nada.¬†

Ante la presión,  los reformadores   crearon un escenario fatal pese a que los expertos hayan aconsejado prudencia a las ansias de Pemex. El afán de integrarse al mundo de las empresas petroleras privadas y dividir sus ganancias superó los augurios pese a que extraer gas shale, amén de gastar millones de litros de agua de los que se carece,   cuesta cinco veces más que un barril de petróleo.

La verdadera ambici√≥n son los 30 mil millones de barriles de petr√≥leo sepultados en aguas profundas y ultra profundas del Golfo de M√©xico. Lo dem√°s es un sofisma que acompa√Īa la ret√≥rica.¬†



El Faja de Oro, buque tanque mexicano torpedeado en la Segunda Guerra Mundial.


Y es, que mire usted: Ante el temor de que  la gente salga a las calles a protestar,  los impulsores de este gran cambio, equivalente a revertir la Expropiación Petrolera, están  en todos los frentes para vender la idea de que México saldría del atraso. De que Tamaulipas será uno de los más beneficiados. Seguramente,  como nos sacaron el TLC y las jugosas privatizaciones que nos tienen con las tarifas telefónicas más caras de mundo. Hoy en día, estos grupos  manejan el cuento de que bajará la luz. De que la gasolina será más barata. 

Y, para el caso, los intelectuales debaten de manera inducida frente al arma más poderosa del sistema: Una televisión vendida a ultranza que confirma la tesis de Giovanni Sartori de que el hombre transita ya al Homo Videns,  que piensa en imágenes,   dejando atrás al homo sapiens que razona, 

Y as√≠ -ante una sociedad teledirigida-¬† dilucidan en foros y destacan la idea de que ha llegado¬† un M√©xico moderno; de que es a la hora de romper con los monopolios, que ‚Äús√≥lo son un sesgo del comunismo‚ÄĚ; de que L√°zaro C√°rdenas era admirador de Stalin y de que las compa√Ī√≠as petroleras americanas nunca saquearon a M√©xico; de que la gesta la motiv√≥ su falta de voluntad para acatar un laudo laboral.¬†



Edward Doheny.


Me asusta que alguien, como don Francisco Martín Moreno, recientemente se haya pronunciado así, después de que escribió un libro que se llamó México Negro, en el que  nos lleva de la mano, eso sí, de manera magistral,  al mundo de la miseria que sembraron gente como Edward Doheny. Encarna todo el poder de ese personaje vertido en su abogado Sabrino, quien despoja a José Guadalupe Montoya de Los Limoneros, su querida parcela de la Huasteca, herencia de sus ancestros, hasta convertirlo en un paria. Me asusta que esa arma tan poderosa le haya cambiado la idea del México pasado a un ilustre historiador. 

Pero, ¬Ņde d√≥nde surge el¬† temor de convertir ese pesado en presente? Bueno, es porque estamos ante un Estado debilitado, proclive a la corrupci√≥n que no da trazas de querer cambiar. Un Pemex m√°s atrasado que nunca, que tiene dos a√Īos para igualar a sus rivales, llevado a la¬†chatarrizaci√≥n¬†por un malintencionado gobierno panista¬† De que estamos en un entuerto donde la sart√©n la tendr√°n por el mango las empresas extranjeras¬† contratistas del ramo, pues llevar√°n las cuentas de la producci√≥n. De que cualquier alteraci√≥n en la contabilidad se traducir√° en da√Īos millonarios al pa√≠s. Litros, barriles o lo que sea mal contados¬† son d√≥lares multiplicados por cientos de millones se traducen a cantidades colosales de dinero.

De que la legislación secundaria será hecha al vapor De que  somos generosos para cobrar -ahí tiene usted a la minería que paga una de las regalías mas bajas del mundo y que ha generado hombres como Germán Larrea y Pasta de Conchos. De que los integrantes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos se nominarán desde la Presidencia y se menciona a ex directores de Pemex como sus integrantes. De que el pasado nos persigue y nos deja constancia de lo que no debe repetirse. Y a usted, lector, le doy datos para que reflexione, pues la sed de petróleo es la misma de siempre.



Lata de aceite Faja de Oro.


En su afán de vanagloriarse de su éxito en México, Edward Doheny -al que Jorge Díaz Serrano  describe en su libro de corte neoliberal, la Privatización del Petróleo Mexicano  (Planeta 1992),  como un honorable hombre de negocios-  escribió en Estados Unidos también  un panfleto titulado Mexican Petroleum (Petróleo mexicano). En el texto, da datos fríos y describe meticulosamente  cómo la Huasteca Petroleum Oil Company fue llevando a cabo el sistemático saqueo de México. 

Es m√°s, se ostenta del enga√Īo a las autoridades mexicanas. Con palabras crudas describe sus maniobras al llegar al norte de Veracruz. El imprudente texto despert√≥ el temor de que fuera utilizado por el gobierno mexicano en un reclamo e inmediatamente fue retirado de mercado; pero un ejemplar cay√≥ en manos de escritor Jorge Garc√≠a Granados. Servir√≠a de materia prima en 1941 para escribir¬†Los Veneros del Diablo, en el que se√Īala un dato escalofriante de la empresa: En aquella √©poca, el pozo m√°s productivo era el¬†Casiano 7, que hab√≠a empezado a explotar desde 1906.¬†S√≥lo entre los a√Īos 1916 y 1919 la empresa report√≥ al gobierno mexicano 24 millones 725 mil barriles de petr√≥leo, sobre los que pag√≥ el impuesto que era el arrendamiento de 150 pesos al a√Īo. O sea que esa cantidad de petr√≥leo costo a la empresa mil 500 pesos.¬†



Centro Histórico, Tampico Tamaulipas


Pero ah√≠ le va lo mejor: En los datos que publica Edward Doheny en su libro aparecen que la cantidad real de petr√≥leo que se extrajo de ese pozo:¬† Fueron,¬† as√≥mbrese usted, 85 millones de barriles de petr√≥leo, am√©n del robo, se fueron libres de derechos fiscales 60 millones de barriles. Todo el paquete por mil 500 pesos. ¬°Ah! pero qu√© Don L√°zaro y sus ideas comunistas¬° ¬°Si las compa√Ī√≠as s√≥lo trajeron progreso¬° ¬°Si no vinieron a saquea!¬†

Pero ah√≠ le dejo otros datos: El patrimonio valuado de los primeros pozos sobre los que le prestaron los dineros los bancos norteamericanos en 1911,¬† era de 63 millones¬† de d√≥lares nada m√°s de Cerro Azul, Ebano y Casiano. Con este aval, mont√≥ ductos, compr√≥ barcos y teji√≥ el entramado que sec√≥ una parte de la Faja de Oro, la cual a√ļn conserva¬† un lejano esplendor en la cuenca del Paleocanal de Chicontepec. A√ļn con esto, los intelectuales org√°nicos¬† pretenden borrar ese drama de la mente de los mexicanos para vender de nuevo el cuento: El de un M√©xico que mira hacia delante, aunque se avecine¬† otro vendaval sin rumbo. El ayer es el hoy.¬†

Los demonios que vienen 

Y es que, mire usted:¬† El temor¬† de que se convierta a la Cuenca de Burgos y las √°reas mar√≠timas en p√°ramos y mares contaminados¬† no son infundados ni vienen de aires nost√°lgicos ni de resentimientos pasados.¬† La reforma, en su af√°n de brindar supuestas garant√≠as a los inversionistas, abre pi√© a la inequidad¬† al dar preeminencia al petr√≥leo sobre cualquier otra actividad econ√≥mica en √°reas afines. Es decir, si pesca y petr√≥leo coinciden en mismo sitio los pescadores se ir√°n a otra parte. Y los campesinos deber√°n buscar otro sitio para sembrar ¬ŅDe d√≥nde sale esta conjetura atemorizante?¬†¬†¬†



El peligro del gas Shale


Mire nada mas uno de los transitorios. El octavo, que dice a la letra: ¬†Transitorio Octavo: Derivado de su car√°cter estrat√©gico, las actividades de exploraci√≥n y extracci√≥n ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† de petr√≥leo y de los dem√°s hidrocarburos, as√≠ como el¬† servicio p√ļblico de transmisi√≥n y distribuci√≥n de energ√≠a el√©ctrica a que se refiere el presente Decreto se considera de inter√©s social y de orden ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† p√ļblico¬† por lo que tendr√°n preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la ¬†¬† superficie y del subsuelo de los terrenos afectos a √©sta. La Ley proveer√° los t√©rminos¬† y las condiciones generales¬† de la contraprestaci√≥n¬† que se deber√° ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† cubrir¬† por la ocupaci√≥n o afectaci√≥n superficial o, en su caso, la indemnizaci√≥n respectiva.¬†

O sea que, como en tiempos de Los Limoneros y don Jos√© Guadalupe Montoya,¬† libre Dios a los rancheros o campesinos si les cae la maldici√≥n de que en su tierra se encuentre gas o petr√≥leo, pues sobrar√°n los Sabrinos ¬ŅCu√°nto les retribuir√° el Estado? ¬ŅCu√°nto, adem√°s del diesel subsidiado, les retribuyen a los pescadores desplazados de la Sonda de Campeche por haber sido sacados de ah√≠? ¬ŅCu√°l ser√° el par√°metro con el que medir√°n el da√Īo¬† del paso de¬† miles camiones que invadir√°n esas tierras? ¬ŅLes pagar√°n lo justo por salir? ¬ŅCu√°les ser√°n sus derechos reales? Porque los van a sacar, seg√ļn se lee en ese apartado. Son temas que, dada la premura, habr√°n se ponerse a discusi√≥n en los pr√≥ximos meses las modificaciones a 12 leyes secundarias que completar√°n la dichosa reforma.¬†

Datos aleg√≥ricos y futuristas¬† impulsan el proyecto. Se habla en algunos medios de la prosperidad ha sacado a peque√Īos pueblos como Ciudad Karnes, en Texas -al que se le compara con Dubai- del olvido.¬†¬† Se mide el progreso¬† con un par√°metro un tanto fr√≠volo como n√ļmero de Malls y edificios nuevos. La ciudad es sede de las empresas que explotan Eagle Ford o Vado del √Āguila, una rica veta que va desde Dallas hasta muy adentro de M√©xico. Ah√≠ se invirtieron 30 mil millones de d√≥lares tan s√≥lo el a√Īo pasado.¬†



Jorge Garcia Granados


Se han perforados miles de pozos por medio del fracking. La inversi√≥n se le compara con todo el presupuesto de Pemex. Son 14 empresas que, sin regulaciones ambientales, se pelean por extraer el gas shale. Seg√ļn se dice que han generado 116 mil empleos y la rebatinga por los t√©cnicos expertos en petr√≥leo llega hasta M√©xico. Pero¬† le doy tambi√©n datos electrizantes, publicados en Europa, en El Pa√≠s, diario de Espa√Īa ( http://economia.elpais.com/economia/2014/01/14/actualidad/1389671090_736520.html?rel=rosEP.)¬†

La devastaci√≥n ambiental a√ļn no se mide. Hay secrec√≠a en muchos temas, como las cientos de sustancias que se inyectan a los pozos, cien de los cuales afectan al sistema endocrino y producen alteraciones sexuales. Hay cientos de quejas por la contaminaci√≥n del agua que se sospecha viene de esta pr√°ctica.¬†

Mientras, en Tamaulipas ya se prepara el escenario. En fecha reciente, la Comisi√≥n Nacional del Agua autoriz√≥, con el benepl√°cito del gobernador Egidio Torre Cant√ļ,¬† el proyecto Monterrey VI, que implica la construcci√≥n de un acueducto que llevar√° agua al norte del pa√≠s. Se sacar√°n del R√≠o¬† Panuco cinco mil litros por segundo, seg√ļn se dice para reforzar al √°rea metropolitana de Monterrey y beneficiar a Coahuila ¬ŅSer√°n tambi√©n para garantizar a las empresas el fracking?¬†¬†

A continuación, doy algunos datos de referencia de las contraprestaciones que, si se imitan las formas internacionales mediante un paquete de cobros que establecería Pemex: Se llama, en el idioma de los financieros, Goverment Intake: El más bajo lo cobran Polonia y la provincia de British Columbia en Canadá con el 30 por ciento de las ganancias; el más alto es de Venezuela, Malasia y Libia, con 95 por ciento. Se incluye en este paquete: bases de licitación, regalías y toda clase de cobros. 



Jorge Díaz Serrano.


En aguas del Golfo de M√©xico, Estados Unidos tiene una tasa que va desde el 53¬† al 90 por ciento con un promedio de 64. Hacia donde le quiero llevar, caro lector,¬† es a plantear si en esta tasa se incluir√°n las citadas afectaciones tanto a la econom√≠a y al ambiente. ¬ŅCu√°l ser√° el par√°metro que medir√° el da√Īo real a la pesca, la ganader√≠a y la agricultura? Muchas y graves ser√°n las afectaciones, como los da√Īos que causa por el fracking en las ansias del tan multicitado gas shale que ensombrece el panorama agr√≠cola del norte del pa√≠s.¬†

Se dice, seg√ļn la revista Forbes, que para 2015 las empresas gastar√°n 16 mil millones de d√≥lares en las plataformas marinas que ser√°n sembradas en el aguas mexicanas. ¬ŅCu√°nto esperar√°n recuperar?¬† La base portuaria est√°¬† ya instalada en Ingleside, un peque√Īo pueblo enclavado en el Golfo de M√©xico desde donde¬† la British Petroleum, la Royal Dusch Shell y Chevron¬† esperan impacientes el banderazo.¬†

En esa peque√Īa poblaci√≥n de casi 10 mil habitantes, en general patios de alta tecnolog√≠a, yacen estos gigantes marinos que en cuesti√≥n de meses flotar√°n en el mar para utilizar robots bajo el agua en la perforaci√≥n marina de tres mil metros, mientras el anquilosado Pemex se establecer√°, seg√ļn se dice, en un¬† desarrollo de El Mezquital o Puerto Matamoros,¬†¬† un sue√Īo que forma parte de la antigua quimera del Canal Intracostero de Tamaulipas, sobre el que se vierten millonarias inversiones.¬†¬†¬†

Y es que, en Cuenca de Burgos, esa realidad, que se asemeja a la de la vieja Faja de Oro, se vive desde hace mucho tiempo. Para muchos es maldici√≥n que s√≥lo ha favorecido a unos cuantos. La evoluci√≥n de este manto petrolero no es nueva. Data de 1945. Se ha venido experimentando con toda clase de contratos; desde los servicios m√ļltiples, los incentivados y pocos han sido los interesados en trabajar por honorarios; todos quieren una parte del pastel; desde la Repsol y Petrobras que tiene oficinas en Reynosa.¬†



Francisco Martín Moreno.


Los actuales moradores ya padecen, am√©n de la rampante inseguridad,¬† el envenenamiento de los suelos; de la falta de empleo a la gente de la regi√≥n,¬† a la que despiden sin piedad ni indemnizaci√≥n. De que, al respirar los lodos venenosos los animales que mueren nunca son retribuidos. ¬ŅQuien los representar√° en la elaboraci√≥n de estas leyes secundarias para que los protejan?¬†

En M√©xico, estas √©pocas de la vieja Faja de Oro se recuerdan con horror, pese a la modernidad y la promesa de conjurar cualquier abuso mediante la legislaci√≥n. √Čsta no se puede imponer despu√©s de otorgado un contrato, pues al modificar la Constituci√≥n se incorpora el petr√≥leo a las reglas del Tratado de Libre Comercio, que establece que esto causa reclamos por parte de las empresas afectadas y pueden ser de cientos de millones de d√≥lares los que entren a litigio.¬†

La premura impulsada  por la artificial carrera de hacerlo antes de que el vecino diga NO a nuestro petróleo, no permitirá grandes estudios. En los próximos tres meses, los debates por las nuevas leyes deberán ser estudiados a fondo. Las trampas de las petroleras están por todas partes y por ende la corrupción. Ahí está la historia que parece hablarnos desde los idos tiempos de un testimonio vivo. Al fin, siempre encontrarán quien los justifique en nombre del progreso.



More articles by this author

El Canal de Panam√°, cien a√Īos del cruce entre dos oce√°nosEl Canal de Panam√°, cien a√Īos del cruce entre dos oce√°nos
  El Canal de Panam√°, es un paso emblem√°tico de Centroam√©rica....
Aves de rapi√Īa revolotean sobre el petr√≥leo mexicanoAves de rapi√Īa revolotean sobre el petr√≥leo mexicano
  Frente al final de la era del petr√≥leo f√°cil, la...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 445 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner