joomla visitor
Auditoría
Aves de rapiña revolotean sobre el petróleo mexicano
Voces Diario
Banner
Noticias
Certámen XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner

Edición 324

 

Frente al final de la era del petróleo fácil, la carrera por exprimir al subsuelo hasta la última gota de hidrocarburos ha trazado caminos inusitados.

 

 

Paleocanal ChicontepecAmén del avance sistemático en tecnología, hemos llegado en la lucha exploratoria al punto en que las fronteras marítimas se tocan y se trascienden, pues los mantos petroleros desconocen estos límites. La complejidad se hace presente, al menos en el caso mexicano que tiene su Zona Económica Exclusiva (ZEE) vinculada a Estados Unidos, donde yace un petróleo sólo accesible con equipos de alto desempeño, mientras se ha cedido a la presiones externas por la apertura sumada al declive casi intencional de Pemex que, carente de tecnología, llega con las uñas a competir con quienes llevan años de estudios de ventaja.

Durante las últimas dos décadas las inversiones para desarrollar nuevas tecnologías que venzan los obstáculos naturales del subsuelo son secretas, pero se presumen de orden gigantesco. Incluso hay algunas herramientas que se dice aún están en desarrollo para explotar yacimientos sui generis como el Paleocanal de Chicontepec.

En el presente, lo que antes eran puntos oscuros y nebulosos ha sido alumbrado por el haz de la tecnología. Ya se extrae petróleo en aguas profundas y ultra profundas. Mientras en tierra se fracciona el subsuelo con agua cargada de químicos inyectada a presión para extraer gas natural no asociado, mediante el repudiado fracking, vetado por algunos países y estados de la Unión Americana, como Nueva York.


Tecnología de punta


Verdaderas refinerías flotantesEn el mar, para lograr su cometido, una empresa posiciona plataformas petroleras sobre tirantes de agua de hasta 3000 metros y conecta por medio de robots los mecanismos tubulares flexibles a la boca de los pozos, mientras kilómetros de tubería penden de la plataforma petrolera que flota y se mantiene inmóvil por un mecanismo llamado posicionamiento dinámico operado por capaces marinos, mientras se mantiene un buque de apoyo a 500 metros que, expectante, vela por las necesidades de la plataforma, desde aguantar a los movimientos pendulares con los poderosos nortes a servir de apoyo contra incendio.

Equipada con una poderosa bomba acoplada al motor principal que estará dispuesta a lanzar chorros de agua hasta 90 metros de altura en caso de emergencia. Pura tecnología. Una vez extraídos los hidrocarburos se almacenan un enormes buques tanques fondeados en el mar que se conocen como FPSO, (Unidades Flotantes de Producción, Almacenamiento y Descarga por sus siglas en inglés).

Son buques con capacidad para procesar y almacenar petróleo, así como proveer la transferencia de petróleo y/o gas natural. En la cubierta del buque se instala una planta de procesamiento para separar y tratar los fluidos producidos por los pozos. Después de haber separado el agua y gas del petróleo, éste es almacenado en los tanques del propio buque y transferido a un buque cisterna cada cierto tiempo, el cual se encarga de transportarlo a tierra.


La desigual batalla por el petróleo del Golfo


Uno de los sitios quizá más prolíferos en petróleo ha resultado el Golfo de México, donde surgió Cantarell que es el sexto manto más grande del mundo y el único marítimo. De ahí que, partiendo de una máxima de los viejos petroleros que dice: Los lugares con más posibilidades de encontrar petróleo es cerca de dónde ya se halló petróleo, se sospeche que mar adentro aún quedan riquezas por descubrir.

El antes y el despuésSegún un estudio llevado a cabo por la Coast Guard Americana los yacimientos transfronterizos y en la región central del Golfo de México existen entre dos mil 400 y 22 mil millones de barriles de petróleo. De ahí que se haya iniciado desde hace más de 15 años la pugna por los espacios marítimos del Golfo.

La historia de las exploraciones en el Golfo de México se remite a 1938, que fueron como ensayos incipientes. Pero, a partir de 1970, cobraron vida ya que desde en esos años el 50 por ciento de los descubrimientos fueron hechos ahí.

Las profundidades han ido escalando desde aguas someras de 30 a 40 metros hasta llegar a los tres mil metros. Hubo un lapso de calma que fue a principio de los años 80, pero en el tramo de finales de esa década y principio de los 90s las exploraciones se intensificaron, principalmente por parte del vecino país del norte, con promulgación por el departamento de Administración de Minerales de The Deep Water Relief Act, conocida como el Acta de Incentivos para Exploración en Aguas Profundas que da incentivos fiscales y financieros a empresas privadas para desarrollar campos petroleros de más en aguas de más de 300 metros.

Obviamente, con tanto estudios y dinero han nacido nuevas tecnologías: Esto trajo como consecuencia que durante la siguiente década la producción de petróleo proveniente de aguas profundas en Estados Unidos se elevara 840 por ciento, mientras que la de gas natural creció hasta 1600 por ciento.

Actualmente la exploración y explotación se centra en la región del Mississippi y del total del petróleo que se consume el 12 por ciento viene de la producción costa afuera.

Mayor capacidad técnica, enormes salarios

 
Sin embargo, para operar estos complejos equipos se requiere gran capacidad técnica, alguna desarrollada en países como Estados Unidos e Inglaterra, que actualizan al personal extranjero a enormes costos y lógico es que les permite cobrar mayores salarios así que los nuevos petroleros del siglo XXI han visto crecer sus percepciones de manera exponencial.

UniveralDe hecho, hay una enorme pugna por el talento local de los países donde operan las grandes petroleras a fin de mitigar un poco este índice inflacionario que alcanza pagos astronómicos. Datos estadísticos revelan que operar con personal nacional fuera de sus países les grava un costo oneroso.

Véanse los datos: El salario promedio de 40 mil dólares para un empleado local en Argelia se compara con casi 100 mil dólares para los expatriados. En Rusia, el diferencial se sitúa en 68 mil frente a 127 mil; en Ghana, 27 mil contra 129 mil; en Nigeria 49 mil versus 130 mil; y 55 mil contra 134 mil dólares en Azerbaiyán.

Eso sin duda indica que las grandes petroleras que vendrán también a México buscando el talento local. Los trabajadores de Pemex que, a pesar de lo que se dice a nivel interno, dentro de las grandes petroleras son de los peor pagados en el mundo, con todos y su dichosa categoría de planta, se verán seducidos, ya sin el incentivo de la jubilación especial de la que gozaran durante décadas, por los salarios que serán de orden internacional que vienen pagando empresas como Chevron, Shell y British Petroleum (BP).

Esta última lleva años con la política de operar con personal local dondequiera que vaya. Aunque les pese a las petroleras mexicanas, que no se distinguen por su generosidad, tendrán que pagar más a los obreros si quieren entrar al juego.

Al igual, Pemex deberá abandonar el régimen simétrico tabulado con que paga a sus trabajadores si no quiere quedarse sin gente que opere campos donde se utiliza alta tecnología.

Les cuento un caso irracional: En la flota petrolera, debido a este régimen, el capitán del buque que tiene la máxima responsabilidad gana alrededor de 60 mil pesos mientras que un segundo oficial sindicalizado con su tiempo extra lo rebasa hasta 90 mil pesos mensuales. De locura ¿no?

Los empleados de lujo


Pero, más allá de los niveles técnicos, están también los funcionarios de gobierno que tienen información valiosa para estos gigantes que buscarán acortar el camino contra sus competidores a cualquier costo y para muestra aquí está el directorio de los empleados de lujo de los grandes consorcios que participarán el reparto o licitación concurso, concesión o lo que se ofrezca:

Raúl Muñoz LeosCarlos Ruiz Sacristán, fugaz director de Pemex en 1994, es director general de la operadora de energía Innova. También está José Andrés de Oteyza. Si usted es petrolero y recuerda el sexenio de López Portillo, sabrá entonces que este señor fue su secretario de Patrimonio y Fomento Industrial, y en oposición al entonces director general de Pemex, Jorge Díaz Serrano, fue quien despeñó a la empresa oponiéndose a bajar el precio del petróleo, ocasionando la fuga de mas de 10 mil millones de dólares, mientras los árabes reían a carcajadas por su ingenuidad y le arrebataban los clientes a Pemex. Nos envolvía la peor crisis de la historia. ¡Puros patriotas¡ Bueno pues hoy en día De Oteiza es presidente del Consejo del OHL, Constructora española que realizó trabajos para Pemex.

Y qué me dice usted de nuestro flamante ex director de Pemex de Felipe Calderón y ex secretario de Energía con Ernesto Zedillo, Jesús Reyes Heroles que preside EnergeA y socio de Morgan Stanley Private Equity.

Y la gente de don Carlos Salinas no crea que está al margen. Por ahí tenemos a Pedro Aspe Armella, quien acuño la frase de que la pobreza en México era un mito genial (lo que no sabemos es que se refería a la de él), una de las cabezas de grupo Diavaz , prestador de servicios de Pemex en Campeche; dirige el fondo de inversión Evercore México Capital Partners que posee 20 por ciento de esta empresa.

Pero también está la ex secretaria de Energía de Felipe Calderón, Georgina Kessel, consejera independiente del grupo español Ibedrola. Otro inversionista es el ex director de Pemex, Juan José Suarez Coppel, quien es Consejero Independiente de Jacobs Engeenering, una empresa de ingeniería que operó para Pemex.

También en el roster de los grandes empresas está don Adrián Lajous ex director de Pemex de 1994 a 1999, quien tiene en su historial haber comprado un FPSO Yhan Kun Nab que opera en aguas someras, el más caro en la industria petrolera mundial. Es Consejero de la francesa Slumberger, una de las empresas que tiene preso a Pemex con su tecnología desde hace décadas.
No podía faltar don Luis Ramírez Corso, quien preside el Comité Ejecutivo de Oro Negro, prestadora de servicios petroleros, fundada por el grupo de inversionistas de Axis, Aris y Tamasek.

Pero también están los parientes de los ex funcionarios como Francisco Gil Díaz, ex secretario de Hacienda con Fox, José Antonio Cañedo White, socio fundador de Axis, y Gonzalo Gil White, hijo del ex secretario, quien es el CEO de Oro Negro.

Un FPSO operando para PEMEXAunque en este desfile se presenta un caso insólito: El ex presidente Fox, también es uno de los promotores de la inversión privada. Una vez fracasado el asunto de la siembra de la mariguana, de la cual era uno de los que pugnaba por su legalización, el Mesías del Bajío, quien anunciara el fin de la corrupción en México, promueve un fondo de inversión por 500 millones de dólares a bajo interés para proyectos energéticos. Dice que quiere lo mejor para Pemex. O sea quiere hacer lo que no hizo en su gestión cuando donó a los estados los excedentes del petróleo en vez de haber adquirido la tecnología de vanguardia.

¿Quién olvida las peripecias del señor de Dupont, Raúl Muñoz Leos que salió de Pemex después que se descubrió que pagó la liposucción de su esposa con dinero de la paraestatal. Pura gente nacionalista.

Sin duda uno de los grandes temas será la flexibilidad laboral con la que se manejará los recursos humanos. Pemex en esta nueva era deberá llevar cabo una gran reforma que le permita pagar más a ciertos empleados y técnicos, estableciendo esta pirámide por capacidad no por méritos burocráticos.

Salir de ese círculo que ha creado una élite que se da vida de rey a costillas del erario. Incluso, contratar en su equipo asesores extranjeros que apoyen la transferencia de tecnología un tema no tocado si va a competir de igual a igual con las grandes petroleras. Optimizar costos en todos los temas, pues los despilfarros como los que se viven en la contratación de buques no estarán permitidos si se quieren competir.

El reto estará en los integrantes de los órganos reguladores que mediarán en los temas porvenir. Todos los personajes al servicio de la trasnacionales tienen dentro de Pemex una red de lealtades que todavía están a sus órdenes. ¿Cómo evitar la fuga de información si se tiene a los jefes afuera a las órdenes de las grandes trasnacionales?

¿Dónde queda el empleo si no se habla de la industrialización del país? Sacar más petróleo, ¿para qué? ¿Van a industrializar el país? ¿Vamos a dejar de importar el 45 por ciento de la gasolina y el 65 por ciento los insumos de la petroquímica?
A ver quién responde las interrogantes.



Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 395 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner