joomla visitor
AuditorŪa
ITINERARIO 2018 El México profundo y la fatalidad geográfica
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 370

 p2370

ITINERARIO 2018

El México profundo y la fatalidad geográfica

Abraham García Ibarra

EN PLENO PROCESO DE SUCESI√ďN presidencial de 2018, el M√©xico profundo, habitado por 124 millones de compatriotas (m√°s de 20 millones expatriados hist√≥ricos y otros en calidad de ilegales amenazados con la deportaci√≥n), se puede retratar en el siguiente espejo:

SEG√öN EL √ćNDICE GLOBAL de Impunidad 2017, M√©xico ocupa el primer lugar en Am√©rica Latina y cuarto en el mundo. El estado de M√©xico se lleva las palmas en esa asignatura.

El estudio indica que 93.7 por ciento de los delitos no es denunciado. Las víctimas más recurrentes del crimen son adultos mayores: Más de 24 millones.

El reporte sobre Percepción de la Corrupción que formula Transparencia Internacional coloca a México, entre 180 países evaluados, en el sitio 135 (para que quede claro, se trata de la tabla de países omisos en el combate a esa peste).

Desde hace una década, México, en esa disciplina, viene en caída libre. Ya en el primer semestre de 2017 se emitió un escrutinio que concluye que el costo de la corrupción en México es de un billón de pesos anuales.

M√°s de 53 millones de mexicanos en pobreza

De la Población Económicamente Activa (PEA/ unos 60 millones de individuos), más de 30 millones de personas subsisten en la economía negra.

De la masa con capacidad laboral, vía triangulación contractual, unos ocho millones carecen de Seguridad Social.

El Consejo Nacional de Evaluaci√≥n de las Pol√≠ticas de Desarrollo (Coneval) reporta que, de 2010 y 2016, el n√ļmero de mexicanos en pobreza -de la ‚Äúmoderada‚ÄĚ a la extrema-, pas√≥ de 52 millones 813 mil, a 53 millones 418 mil.

La lista Forbes de los más ricos del mundo nomina a más de una docena de mexicanos. Cuatro de ellos suman en su conjunto fortunas por más de 110 mil millones de dólares.

2017, el a√Īo m√°s violento en la historia contempor√°nea

Todas las estad√≠sticas, basadas en informaci√≥n del Sistema Nacional de Seguridad P√ļblica coinciden en que 2017 ha sido uno de los a√Īos m√°s violentos en la historia del M√©xico contempor√°neo. Sobre los delitos de alto impacto, se√Īorean los homicidios dolosos perpetrados con arma de fuego.

En el renglón de criminalidad, sobresalen los delitos tipificados como feminicidio. Van al alza.

Entre ninis y adultos expoliados en sus pensiones

En los dos polos sociológicos que por edades dividen a la sociedad mexicana están adolescentes y jóvenes. En este rango, se contabiliza a ocho millones de ninis, privados de oportunidad de estudio y trabajo.

En el otro polo demogr√°fico est√°n adultos de entre 50 y 80 a√Īos. Entre estos rangos est√°n los trabajadores y empleados jubilados. No todos son beneficiarios de alg√ļn r√©gimen de pensiones.

Aquellos que ahorraron preventivamente en alg√ļn sistema pensionario para ‚Äútener una vejez digna‚ÄĚ, han acumulado m√°s de tres billones de pesos. El m√°s alto porcentaje de esos recursos est√° expuesto a la gesti√≥n financiera privada al trav√©s de las Administradoras de Fondos de Retiro (Afore).

Las Afore transfieren esos fondos a las Sociedades de Inversión Especializadas. Estos entes colocan esos recursos en el mercado especulativo. Más de dos billones de pesos han sido utilizados para fondear al gobierno federal y algunos gobiernos de los estados, así como a algunos corporativos privados mexicanos y extranjeros.

Adicción a la deuda con cargo a los contribuyentes

La deuda p√ļblica del gobierno federal rebasa ya los 10 billones de pesos. Los gobiernos de los estados acumulan d√©bito por m√°s de 700 mil millones de pesos.

En ambos niveles de gobierno, un alto porcentaje del presupuesto de egresos privilegia el gasto corriente. En éste medra una obesa e improductiva burocracia.

Siete magistrados tienen la √ļltima palabra en la elecci√≥n presidencial

En el proceso de elecciones generales en 2018, se calcula, sin considerar los incuantificables financiamientos privados, se gastar√°n m√°s de 60 mil millones de pesos.

Est√°n convocados a votar el 1 de julio unos 89 millones de mexicanos. ‚ÄúLas elecciones son de todos‚ÄĚ, dice un mensaje del Instituto Nacional Electoral, pero los resultados de la elecci√≥n presidencial son calificados por siete magistrados del Poder Judicial de la Federaci√≥n. Sus sentencias son definitivas e inatacables.

La Constitución protege tus derechos; nosotros protegemos la Constitución. Eso dicen en un spot, palabras más, palabras menos, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero dice el √ćndice Global de Impunidad que M√©xico es primero en Am√©rica Latina y cuarto en el mundo.

Variaciones primaverales sobre el mismo tema

Si el lector percibe y concluye que esta especie de digresión es producto de las alucinaciones de primavera, podríamos concederle que no anda tan desencaminado. Tope en ello, corre video:

La primera ocasión que tomamos en serio el diagnóstico sobre El asesinato del alma fue en la portada de un breviario que recoge el estudio siquiátrico del doctor Morton Schatzman, que tiene como objeto de estudio a quien identificaremos como el Juez Schereber.

Quien lleg√≥ a ser juez, fue hijo del doctor Daniel Gottlob Moritz Schreberpadre de una descendencia perturbada, uno de cuyos miembros termin√≥ suicid√°ndose. Daniel, el juez, tuvo al menos dos reclusiones con duraci√≥n de trece a√Īos en los siqui√°tricos. El estudio de Schatzman toma como base los apuntes autobiogr√°ficos de ese alienado y tr√°gico personaje.

DNM Schreber estudi√≥ medicina, pero se impuso la misi√≥n de pedagogo. Ensay√≥ con sus propios hijos sus m√©todos docentes b√°rbaros. Se tratar√≠a no s√≥lo de la disciplina f√≠sica, sino del ‚Äúrigor moral‚ÄĚ (en una √©poca que consideraba violentados los valores de la cultura alemana).

El implacable m√©todo Schreber - ‚Äúla letra con sangre entra‚Ķ‚ÄĚ- aclimat√≥ en Alemania y buena parte de Europa. Con su nombre se cre√≥ una red de planteles de los que conocemos como kindergarten. Siquiatras y soci√≥logos que han estudiado El asesinato del alma coinciden en que no resulta aventurado sostener que en la ‚Äúdoctrina pedag√≥gica‚ÄĚ comentada se formaron aquellos que dieron forma y praxis al Tercer Reich.

Lo que importa de esa lectura, es la denuncia sobre el Génesis de los regímenes totalitarios, que tienen largo tiempo en gestación en México.

El corte nos remite a otra consulta: Los lectores e int√©rpretes de Plat√≥n aseguran que era reacio al uso de la fuerza para obligar a los ni√Īos a aprender. A un sabio y viejo republicano espa√Īol, asilado y mentor en M√©xico, don Carlos S√°enz de la Calzada, le escuchamos completar la sentencia: La letra con sangre entra‚Ķ Pero con sangre de maestro.

La oscura caverna del autor de La Rep√ļblica

Plat√≥n postul√≥ la liberaci√≥n del hombre por el conocimiento: Por encima de los instintos, la raz√≥n. Sobre la intuici√≥n, la ciencia. La ‚Äúluz del Sol‚ÄĚ activa la inteligencia: Anuncia la realidad.

A la naturaleza de esas cosas, dicen en nuestros días expertos en Sicología, contravienen los medios de comunicación que reproducen opiniones hegemónicas y pretenden moldear nuestras conciencias a los fines del poder.

Aquellas verberaciones del pensamiento plat√≥nico se observan, especialmente, en El mito de la caverna y en el estado de alienaci√≥n de ‚Äúlos encadenados‚ÄĚ, eternos prisioneros de las penumbras. A la Dr√°cula.

Iris Murdoch (El fuego y el sol) se adentró en la caverna donde encontró las partes del alma (la conciencia). Dice que, en su parte más baja, el alma es egoísta, irracional y delusoria. En su parte central, es agresiva y ambiciosa...

El tambaleante dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza se ostenta como guardi√°n de las reformas transformadoras; entre las m√°s defendidas, la Energ√©tica y la Educativa, cuyo custodio de esta √ļltima es tambi√©n el coordinador general de la campa√Īa de Jos√© Antonio Meade Kuribre√Īa, el ex titular de la SEP, Aurelio Nu√Īo Mayer.

Ochoa Reza exhibe una maestr√≠a en Filosof√≠a Pol√≠tica por la Universidad de Columbia (USA). Es de sospecharse que, entre sus libros de texto estuvo La Rep√ļblica, de Plat√≥n. C√≥mo saber si ah√≠ estudi√≥ el mito plat√≥nico y si lo hizo en griego o en ingl√©s.

Lo cierto es que el hoy candidato plurinominal a diputado federal, para elevar la calidad del debate ideol√≥gico del PRI con sus adversarios (pues ideas, eran la propuesta de Plat√≥n), desde sus primeras jornadas exclamatorias acu√Ī√≥ y repite a la primera provocaci√≥n aquello de taponar la oscura caverna del populismo.

Como ni el spot ni el Twitter dan para más, el celoso vigilante del porvenir electoral nos deja abandonados en la ignorancia sobre las premisas filosóficas que dan soporte a su voz de alerta.

Como sea, las preocupaciones del ex director de la Comisión Federal de Electricidad (que genera más luz que el Sol platónico), son para impedir que México regrese al pasado. El libreto se ha vuelto coro tricolor, con escasa partitura y una dedicatoria muy individualizada.

Para hablar de ese tópico, está el clásico cinematográfico Mi pasado me condena; está el técnico agua pasada no mueve molino. Con José José, ya lo pasado, pasado. En fin.

La carta a la Casa Blanca, de palpitante actualidad

Nosotros hacemos una breve retrospectiva a 1924 y volvemos a un texto ya varias veces expuesto con crédito a ex titular del Departamento de Estado (USA):

Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso conduciría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo: Debemos abrirles a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos.

M√©xico necesitar√° administradores competentes y, con el tiempo, esos j√≥venes llegar√°n a ocupar cargos importantes y eventualmente se adue√Īar√°n de la misma Presidencia. Y sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, har√°n lo que queramos y ¬°Lo har√°n mejor y m√°s radicalmente que lo que nosotros mismos podr√≠amos haberlo hecho!

La carta de navegación rumbo a Los Pinos se cumplió apenas cinco décadas después, con el asalto al poder político por la autodenominada Generación del cambio y su indómito profeta Carlos Salinas de Gortari.

Fue en el periodo de Salinas de Gortari (que se prolonga ya por 30 a√Īos) en que empezaron a tomar las ciudadelas del sector p√ļblico los egresados de las universidades de los Estados Unidos. Una revisi√≥n de los programas de estudios de estos planteles nos indica que algunos privilegian las ciencias hist√≥ricas para formar a sus futuros l√≠deres. Las ciencias del pasado, pues.

S√≥lo a manera de ilustraci√≥n citamos un dato: En 1993 en el directorio de la Administraci√≥n P√ļblica federal ya estaban incrustados dos maestros y cinco doctores formados en el Instituto Tecnol√≥gico de Massachusetts.

Ideología y utopía en los Estados Unidos

De ese Instituto capturamos un nombre, 1976: Walter Dean Bunham. De este nombre tomamos cinco líneas de texto: Desplazamiento de la política norteamericana hacia la zona crepuscular de las irregularidades oficialmente cometidas, de apatía de las masas y de luchas hobbesianas entre grupos étnicos, raciales y de otros intereses radicalmente polarizados.

Unas l√≠neas adicionales: En la medida en que la perturbaci√≥n econ√≥mica de los setenta resulte ser una Konjunktur, m√°s que un desorden temporal, es muy probable que la incompatibilidad se torne m√°s visible en los a√Īos venideros.

Esa incompatibilidad est√° en las entra√Īas mismas del Estado como mecanismo de direcci√≥n, cuya tarea primordial consiste en legitimar el orden existente de dominaci√≥n econ√≥mica y social y mantener esa legitimidad, y ser un veh√≠culo de importancia primordial para la acumulaci√≥n de capital. Hasta aqu√≠ Bunham.

Es obvio que, después de medio siglo, el desequilibrio en la distribución de la riqueza en los Estados Unidos rompió las costuras de aquella doble función del Estado.

Cre√≠mos necesario tomar ese atajo para se√Īalar que el hu√©sped de Massachusetts nombrado, escribi√≥ las l√≠neas anteriores como prefacio al libro Ideolog√≠a y Utop√≠a en los Estados Unidos, una serie de ensayos debidos al maestro de Sociolog√≠a y Ciencias Sociales, e historiador Irving Louis Horowitz (Fondo de Cultura Econ√≥mica/1980).

En la introducci√≥n de la obra, su autor subraya de ese periodo el pesimismo econ√≥mico y el alejamiento masivo del proceso de los partidos pol√≠ticos: El comportamiento de las √©lites y de las masas por igual, no requiere de ning√ļn nihilismo para explicar el malestar actual; asesinatos que cambiaron el curso del liderazgo pol√≠tico, conspiraciones para impedir el funcionamiento adecuado del proceso electoral; la mala informaci√≥n, o desinformaci√≥n condensan lo que Horowitz describe como la experiencia norteamericana de la derrota nacional.

Los signos de la locura americana

‚ÄúAsesinatos pol√≠ticos, conspiraciones contra el proceso electoral, desinformaci√≥n‚Ķ‚ÄĚ. La obra de Horowitz data de 1977. Cuatro d√©cadas despu√©s, esos perversos signos se observan en la campa√Īa electoral de Donald Trump y su ocupaci√≥n de la Casa Blanca en un proceso que, por nuestra parte, podemos caracterizar como La locura americana, que tiene en su centro nuclear la aproximaci√≥n al fascismo.

Los estigmas citados, que marcan la degradación del sistema político norteamericano, nos incumben en 2018.

Tres de Harvard y uno de Yale

Lo advertimos, porque los de la democracia sin adjetivos a la mexicana, dictaron a título de fe la imitación de los modelos de Estados Unidos e Inglaterra para trasplantarlos a México.

Lo advertimos, porque de los m√°s recientes presidentes mexicanos, cuatro blasonaron de sus pergaminos en universidades gringas: Tres por Harvard y uno por Yale. El candidato simpatizante del PRI, Jos√© Antonio Meade Kuribre√Īa lo ostenta por Yale.

‚ÄúSin gastar un solo centavo o disparar un solo tiro, los j√≥venes ambiciosos mexicanos har√°n lo que queramos, y lo har√°n mejor que nosotros‚ÄĚ. Manes de la fatalidad geogr√°fica o destino manifiesto. Es cuanto.



More articles by this author

ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue?ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue?
  ATALAYA NUEVA ERA Cambio de or√°culo, ¬ŅQu√© sigue? Abraham Garc√≠a Ibarra ‚Äú¬ŅHasta cu√°ndo andar√°s...
EL LECHO DE PROCUSTO Ya llegó, ya está aquí, CDMX, ¡El crimen organizado!EL LECHO DE PROCUSTO Ya llegó, ya está aquí, CDMX, ¡El crimen organizado!
    EL LECHO DE PROCUSTO   Ya lleg√≥, ya est√° aqu√≠, CDMX,   ¬°El...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 364 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner