joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DIRECTOR
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
405
Banner
404
Banner
403
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 282

VOCES DIRECTOR
MOURIS SALLOUM GEORGE


Luis Donaldo,
¬Ņdeb√≠a de morir?

EN LA PERVERSA L{OGICA DE LA TIRAN√ćA: S√≠. Colosio hab√≠a descarrilado el discurso triunfalista, que pretend√≠a t√≠tulo de fe al supuesto √©xito del modelo neoliberal, desde que arranc√≥ su campa√Īa presidencial en Huejutla, Hidalgo, donde, frente a los m√°s pobres entre los pobres, propuso una reforma social que combatiera la desigualdad y superara la miseria. Una reforma social que garantizara a todos los derechos a la educaci√≥n, la salud y la vivienda. Es hora, proclam√≥, de respetar la dignidad de los ind√≠genas.


Voces Director 282


Eran, apenas, los entremeses ret√≥ricos. Cuando, desde su propio partido y desde la guarida de los que mov√≠an la cuna, empezaron a manipular la versi√≥n de que la campa√Īa del sonorense no levantaba, √©ste, el 6 de marzo de 1994, dio un giro exclamatorio como declaraci√≥n de principios y grito de independencia:

Sabemos que el origen de muchos de nuestros males, se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración que da lugar a decisiones equivocadas, al monopolio de iniciativas, a los abusos, a los excesos. Reformar el poder, significa un presidencialismo sujeto, estrictamente, a los límites constitucionales de su origen republicano y democrático.

Nunca lo hubiera dicho. Fue como mentar la soga en casa del ahorcado. La presidencia en turno estaba marcada, no por la sospecha, sino por la convicci√≥n del fraude electoral. Que s√≥lo la voluntad popular determine los resultados electorales. ‚ÄúConfiabilidad, certeza y limpieza electoral no pueden seguir siendo s√≥lo aspiraciones‚ÄĚ, propuso.

Deben dejarse atrás, dijo Luis Donaldo Colosio, viejas prácticas.  Las de un PRI que sólo dialoga consigo mismo y con el gobierno; las de un  partido que no tenía que realizar grandes esfuerzos para ganar. Cuando el gobierno ha pretendido concentrar la iniciativa política, el PRI se ha debilitado, Por eso hoy, ante la contienda política, el PRI sólo demanda imparcialidad y firmeza en la aplicación de la ley. México quiere democracia, pero rechaza su perversión: La demagogia,

Producto ‚Äúde la cultura del esfuerzo, y no del privilegio‚ÄĚ, seg√ļn se asumi√≥, Luis Donaldo conoc√≠a el pa√Īo: Hab√≠a pasado por la dirigencia nacional del PRI y hablaba con conocimiento de causa de sus ‚Äúviejas pr√°cticas‚ÄĚ; ven√≠a de la Secretar√≠a de Desarrollo Social y ten√≠a autoridad para denunciar la pobreza extrema y la desigualdad. Veo un M√©xico, expres√≥, con hambre y sed de justicia. Un M√©xico de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deber√≠an servirla. De mujeres y hombres afligidos por el abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

Como si estuviera hablando en mayo 2012, Luis Donaldo denunciaba en marzo de 1994:

  • Veo un M√©xico de comunidades ind√≠genas que no pueden esperar m√°s a las exigencias de justicia, de dignidad y progreso. Veo un M√©xico de campesinos que a√ļn no tienen las respuestas que merecen.
  • Veo un M√©xico de trabajadores que no encuentran los empleos ni los salarios que demandan. Veo un M√©xico de j√≥venes que enfrentan todos los d√≠as la dif√≠cil realidad de la falta de empleo, que no siempre tienen a su alcance las oportunidades de educaci√≥n y preparaci√≥n. Veo un M√©xico de mujeres que no cuentan las oportunidades que les pertenecen.
  • Veo un M√©xico de empresarios, de la peque√Īa y mediana empresas, a veces desalentados por el burocratismo, por el mar de tr√°mites, por la discrecionalidad en el m√©todo de asignaci√≥n de oportunidades por parte de las autoridades. Un M√©xico de maestras y de maestros, de universitarios, de investigadores, que reclaman reconocimiento a su vida profesional.
  • Veo ciudadanos angustiados por la falta de seguridad‚Ķ

S√≠, Luis Donaldo Colosio Murrieta deb√≠a de morir. Esas cosas no se dicen si no se tiene ya fajada la banda presidencial. Desde donde se encuentre, seguramente Luis Donaldo Colosio sigue viendo lo mismo que ve√≠a hace 18 a√Īos.

As√≠ se explica que, en un ‚Äúdebate‚ÄĚ entre presidenciables, los candidatos a los que los encuestadores al mejor postor colocan en las primeras oposiciones, prefieran decir lo que los oligarcas quieren escuchar, danzar por peteneras o desmayarse frente al atril. El miedo no anda en burro. Para qu√© dar tantos brincos‚Ķ si, al fin de cuentas, los √°rbitros oficiales u oficiosos, como en los juegos del Am√©rica, ya saben en qu√© momento, para qui√©n y contra qui√©n deben sonar el silbato. El plomo duele mucho. La desverg√ľenza no.



More articles by this author

Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
En el mismo lugar y con las mismas gentesEn el mismo lugar y con las mismas gentes
¬°Es la impunidad, se√Īores, es la impunidad! Resulta desesperanzador y,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 433 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
401
Banner
402
Banner
400
Banner
399
Banner
398
Banner
397
Banner
396
Banner