joomla visitor
AuditorŪa
APUNTE
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 277

APUNTE

JORGE GUILLERMO CANO
(Exclusivo para Voces del Periodista)

Sobre aviso ¬Ņno hay enga√Īo?

SOBRE EL USO ELECTORERO DE LA PGR hemos dicho que en la percepci√≥n p√ļblica est√° la certeza de la utilizaci√≥n del aparato de ‚Äújusticia‚ÄĚ con fines ajenos a su funci√≥n designada.

FU√Č LO QUE SUCEDI√ď con el tristemente c√©lebre ‚Äúmichoacanazo‚ÄĚ y advertimos que, especulaciones aparte, en el mundillo pol√≠tico las advertencias, directas e indirectas, de tales manotazos est√°n presentes y por derivaci√≥n el temor, todav√≠a m√°s cuando los de enfrente no son blancas palomas.
Nuestro análisis continuó estableciendo que el hecho inconcuso es que, filiaciones aparte, el clima que se está generando en el país, sin ser radicalmente nuevo, es sumamente perturbador. En el tobogán de la sucesión presidencial, el gobierno panista envía el mensaje de que no parará en mientes para impedir que sus adversarios políticos lleguen al poder relativo.
‚ÄúSi esa l√≥gica prevalece, como hemos advertido, las urnas pasan a segundo o tercer plano‚ÄĚ, escribimos.

Y ag√°rrense

No hay lugar para la simple coincidencia: cuando se acercan elecciones donde el partido en el poder (PAN) ve escasas posibilidades de triunfo en las urnas, se recurre al expediente de la PGR y suced√°neos.
En ese contexto es que se da la persecución de priístas como los ex gobernadores de Tamaulipas, Eugenio Hernández, Tomás Yarrington y Manuel Cavazos Lerma, a quienes investiga la PGR, y las órdenes de aprehensión a ex funcionarios del gobierno que encabezó Humberto Moreira, en Coahuila.
Si son justificadas o no, ese es otro tema. Podemos adelantar que lo más probable es que sí, lo que no quita el uso electorero de las pesquisas pues es hasta ahora, en la víspera del sufragio figurado, que se dan.
Pero la situación se puede complicar todavía más.

¬ŅComo Juan Pirulero?

Se entiende que el dirigente del PAN, Gustavo Madero (en realidad más bien el comisionado de Calderón en su partido) defienda con todo la actuación de la PGR en tiempos electorales, pero no tanto que Andrés Manuel López Obrador justifique tales acciones sin ubicarlas en su justa dimensión.
Investigar a fondo, de acuerdo, pero sin dedicatoria ni objetivos ajenos a la recta aplicación de la ley. Y en su momento, no esperando la coyuntura para usar a conveniencia los aparatos del Estado.
Pedir ‚Äútransparencia‚ÄĚ en la indagatoria a los ex gobernadores pri√≠stas (marcada coincidencia entre Madero y AMLO) es un lugar com√ļn que margina lo evidente: no hay tal, no la ha habido y, si las cosas sigan como hasta ahora en los gobiernos de todos colores, no la habr√°.
Bien debiera saberlo AMLO a la luz de lo que sucedi√≥ con el ‚Äúmichoacanazo‚ÄĚ en contra de sus compa√Īeros de partido (que, de alg√ļn modo, lo son).
Sin necesidad alguna, AMLO declar√≥ que ‚Äúparticularmente en tiempos electorales‚ÄĚ se debe investigar y castigar. Dicho as√≠, el aval a la estrategia calderonista (que igual se ha utilizado contra el PRD) se concede, vamos a suponer, gratuitamente.
Por su parte, la candidata Josefina pidió cadena perpetua para los políticos ligados al narco, lo que no estaría mal pero no quita el oportunismo electorero de marras.

Detr√°s del mensaje

Al intervenir en la ceremonia del XCIX aniversario de la ‚ÄúMarcha de la Lealtad‚ÄĚ, el general Guillermo Galv√°n Galv√°n, secretario de la Defensa Nacional, expres√≥ que en algunas zonas del pa√≠s ‚Äúel crimen ha rebasado a las instituciones por lo cual, la seguridad interior se encuentra seriamente amenazada‚ÄĚ.
Tal afirmación, por venir de quien viene, no puede ser tomada a la ligera y menos en la víspera electoral de la sucesión presidencial.
El dicho de Galván, independientemente del sustento de lo que dice, rebasa claramente lo que es dable expresar por un secretario de Estado, así sea el jefe del Ejército.
Ojalá y el asunto no vaya más allá de protagonismos impropios y no sea el prolegómeno de acciones antidemocráticas y autoritarias en torno al proceso en curso.

Cordero

En el rejuego panista

Si Ernesto Cordero ‚Äúgana‚ÄĚ (la elecci√≥n interna del PAN) hab√≠amos dicho, la imposici√≥n, la antidemocracia y el presumible fraude ser√≠an el com√ļn denominador en el sentir popular.
Habría sido un candidato con el estigma a cuestas, por los mismos vicios que ha satanizado su partido.
Era, la de Cordero, una candidatura destinada a la derrota pero bandera consumible de otras acciones antidemocráticas, aunque la anulación se complicaba en ese caso por la diferencia grande que seguramente le habrían sacado sus opositores en la elección constitucional.
Desde Los Pinos se presion√≥ para llevarle votos a Cordero y en ello tuvo raz√≥n Josefina V√°zquez Mota, la ganadora sin segunda vuelta. Los ‚Äúpresionados‚ÄĚ sumisos est√°n a la vista y, pol√≠ticamente, su clara ubicaci√≥n es ganancia adicional de JVM.

Eliminar a Creel, el objetivo

Josefina, sin embargo (cuyas limitaciones, al igual que su principal opositor, el priista Pe√Īa Nieto, comenzar√°n a pesar) gan√≥ con las mismas ma√Īas del pri√≠smo, aunque igual habr√≠a ganado sin ellas frente a un precandidato inflado en la especulaci√≥n y el sometimiento (Cordero).
El escollo real, al inicio con grandes posibilidades de triunfo, pero que se convirtió en el blanco verdadero de la eliminación desde Los Pinos, era Santiago Creel.
Las cartas de Calderón estaban en los dos frentes. Uno, el de Cordero, con la apuesta más a modo; el otro, Josefina, con la evidente adhesión mayoritaria del panismo.
En cuanto al escenario de julio próximo la contienda no estará, en estricto, entre los candidatos a la vista de los tres principales partidos, sino en los grupos de poder, las facciones, la relatividad de la partidocracia y Don Dinero.
En el 2006, AMLO se neg√≥ a negociar en privado (al menos as√≠ lo declar√≥ y no hay evidencia en contrario) tanto con dirigentes, incluso de su propio partido, como con los grupos de poder econ√≥mico y pol√≠tico, y p√ļblicamente rechaz√≥ toda intenci√≥n de armar componendas.
Esta vez la situación es distinta y el propio López Obrador ha tenido que modificar aquella actitud.

No se hagan bolas

Por nuestra parte seguimos pensando, como ya lo hemos expuesto en varias ocasiones, que una disyuntiva lo es si de veras implica decidir entre ofertas diferenciadas, discrepancias evidentes y propuestas contrastantes de fondo. Lo que tenemos en México, en la víspera electorera, no responde a esa condición. Es más de lo mismo con algunos aderezos.
El problema de base, hemos dicho y reiteramos, es de sistema, y mientras siga basado en la acumulación de privado beneficio, no se pueden esperar cambios reales, sino al estilo Lampedusa, acaso.
Así que, gane el que sea, mientras la partidocracia se reparte, literalmente y sin recato alguno, las instituciones el país, éste seguirá esperando por las opciones verdaderamente democráticas.
Y a ver hasta cu√°ndo.

Tamborazos

-En el carnaval de Mazatl√°n, el gobernador de Sinaloa, Mario L√≥pez, corri√≥ unos kil√≥metros, bail√≥ con las comparsas y el p√ļblico. En suma, particip√≥ del festejo con un entusiasmo que, fuera de sus ep√≠gonos, preocupa.
-El tiempo pasa, m√°s de medio a√Īo ya, y del cobarde asesinato del periodista Humberto Mill√°n Salazar, en el Sinaloa de la tranquilidad declarada, nada de nada, ning√ļn ‚Äúavance‚ÄĚ en investigaciones prometidas.
-El 25 de agosto del a√Īo que pas√≥, el gobernador L√≥pez casi jur√≥ que en su gobierno no pasar√≠a lo que en otros y que se investigar√≠a el caso asegurando raudos resultados. Todo ha quedado en ret√≥rica barata.
-En su momento hubo voces, incluso de periodistas, que se opusieron a que la investigación se sacara del estado. Las consecuencias de dejarla en manos de sospechosos están a la vista.
-Opacidad y corrupci√≥n, en efecto, campean en las oficinas de ‚Äúcomunicaci√≥n social‚ÄĚ a lo largo y ancho del pa√≠s, como lo han denunciado organismos no gubernamentales.

-Y mientras el drama carcelario que ilustra al sistema todo sigue sin solución de continuidad en este México que ves, hasta la quincena que viene. ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).



More articles by this author

APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadorasAPUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras
APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras Jorge Guillermo Cano Y están...
APUNTE Tiempos de GomorraAPUNTE Tiempos de Gomorra
  APUNTE Tiempos de Gomorra Jorge Guillermo Cano Ni caso en rese√Īar las m√ļltiples...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 959 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner