joomla visitor
AuditorŪa
Perdón si olvido no
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 374

 3744

Con AMLO en el gobierno, la exigencia y el compromiso deben ser transparencia y rendici√≥n de cuentas, para dar paso al fin de la impunidad. La credibilidad que como presidente pueda inyectarle a su gesti√≥n ser√° la base para que el cambio que inicia se convierta en una era que vaya mucho m√°s all√° del sexenio, as√≠ como el neoliberalismo abarc√≥ 30 a√Īos. Es f√°cil decirlo, pero es la condici√≥n para que M√©xico pueda consolidarse como una naci√≥n l√≠der inserta en el concierto global, pleno de viejos y nuevos desaf√≠os.

Perdón si

olvido no

Feliciano Hern√°ndez*

CHICAGO, ILLINOIS. ‚Äď El amplio margen de quienes votaron por Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador le otorga un s√≥lido respaldo para que a partir del 1 de diciembre inicie los cambios que prometi√≥ y otros que dentro y fuera de M√©xico apunten hacia la superaci√≥n de los rezagos nacionales y hacia la consecuci√≥n de una mayor presencia del pa√≠s en las grandes decisiones que afectan el futuro de la humanidad.

Ni perdón ni olvido, en los casos de crímenes y violaciones graves a los derechos humanos, sin ánimo vengativo, pero con un sentido de justicia, es la condición que habrá de darle respaldo y credibilidad a su gobierno para que pueda avanzar en sus planes y lograr la trascendencia que se espera de su gestión.

Entre los ejes sobre los que habrá de girar la administración lopezobradorista, el fundamental será la transparencia y rendición de cuentas, y dentro de éste el de la lucha contra la impunidad.

POR ESO, LOS GRANDES CASOS de corrupci√≥n y de abusos contra los derechos humanos deber√°n atenderse, sin concesiones, al menos los del pasado reciente y los actuales. Otra vez, sin que tales acciones se conviertan en cacer√≠a de brujas ni en b√ļsqueda de chivos expiatorios para el consuelo o goce de las voces cr√≠ticas y de los afanes revanchistas.

Sin esa base, la inconformidad social seguirá latente, más allá de simplemente asaltar trenes o camiones de carga. Podría atenuarse con medidas de orden económico, legislativo, incluso recreativo, pero seguirá presente en el ánimo personal y comunitario como una inquietud en el subconsciente colectivo de aquellas que tarde o temprano llegan a desatar protestas de cualquier tipo.

As√≠ que m√°s pronto que tarde, AMLO tiene que actuar en tal sentido: retomando los casos presentes de gran corrupci√≥n y violaciones a los derechos humanos, reabriendo otros e iniciando algunos que ya no deben seguir sin sentencia en alg√ļn sentido o evadiendo la acci√≥n de la justicia. Es un clamor social.

Los casos m√°s sonados

EN LA LARGA LISTA de casos de corrupción y de violaciones de derechos humanos que han permanecido impunes es preciso refrescar la memoria.

Los casos de los gobernadores y altos funcionarios corruptos deben resaltar entre los más apremiantes. Aunque ya algunos de los aludidos están bajo proceso judicial y han sido encarcelados, pero sin sentencia todavía; no es el caso de otros citados en la prensa nacional.

Pero a√ļn si todos los que han sido indiciados fueran sentenciados eso no aminora las dudas ni satisface los anhelos de justicia que reclama la sociedad. La exigencia es que se reintegren al erario o al patrimonio nacional todos los montos o bienes sustra√≠dos. Nada gana la sociedad con que se castigue con prisi√≥n a esos malos funcionarios y servidores p√ļblicos sin que devuelvan las cuantiosas fortunas que amasaron ilegalmente.

Peor todavía, en no pocos casos, las autoridades mexicanas prefieren entregar a los indiciados al gobierno de Estados Unidos bajo los convenios bilaterales de extradición, en lugar de juzgarlos en territorio nacional. Y allá el gobierno les decomisa los millonarios bienes y cuentas bancarias mal habidos.

Uno de los m√°s escandalosos casos de corrupci√≥n en el sexenio de Pe√Īa Nieto fue el cometido por el gobernador veracruzano Javier Duarte. Si bien, √©l se encuentra en prisi√≥n y bajo proceso judicial, no es el caso de sus c√≥mplices principales ni se ha visto que el juicio avance como lo indica la ley ‚ÄĒen forma pronta y expedita‚ÄĒ, sino bajo los tiempos pol√≠ticos y los que vayan dictando los abogados de la defensa.

A final de cuentas los malhechores siempre resultan vencedores ante los representantes de la ley, los ministerios p√ļblicos y los jueces venales.

Tampoco se han dado cifras totales sobre los montos desviados a cuentas personales y de c√≥mplices ni sobre las cantidades y bienes que ya le han sido decomisados a Duarte, ni de √©l ni de otros en sus circunstancias. Se han mencionado cifras extraoficiales ‚ÄĒque lo desviado por Duarte supera los 32 mil millones de pesos‚ÄĒ, pero persiste la tentaci√≥n de opacidad de las autoridades judiciales, como si los contribuyentes no tuvi√©ramos derecho a saber, amparados esos funcionarios en pretextos legaloides como el del secreto de las indagatorias.

Con ese proceder, los funcionarios nada abonan a la credibilidad y la confianza popular en ellos ni en las instituciones. Debieran admitir que eso le caus√≥ un tremendo da√Īo al gobierno del presidente Pe√Īa Nieto y que los electores le cobraron su renuencia ech√°ndolo del poder anticipadamente y a su partido.

        ¬ŅVeremos en el gobierno de AMLO que se cumpla la exigencia mayoritaria de que los criminales de cuello blanco y del orden com√ļn paguen, en montos iguales y con intereses, los perjuicios ocasionados a la sociedad, al patrimonio y al erario nacional?

Empresarios evasores y sus cómplices

LOS CASOS de empresarios evasores del fisco, cómplices de funcionarios, también integran una larga lista. Recuérdese que muchos de los más conocidos, entre ellos algunos personajes de diversos sectores sociales, figuraron en los denominados Panama Papers, es decir aquellos expedientes que fueron denunciados por la prensa como clientes de famosos paraísos fiscales a donde acudían y acuden a depositar cantidades millonarias en dólares para evitarse el pago de impuestos.

Previamente a este sonado caso internacional, fue denunciado tambi√©n un may√ļsculo caso de miles de empresarios y pol√≠ticos mexicanos entre una enorme lista de cien mil de todo el mundo, con cuentas millonarias en el banco HSBC, que son fondos ocultos a las autoridades fiscales.

La autoridad hacendaria de M√©xico inici√≥ diversos procedimientos para regularizar esas cuentas y la prensa report√≥ algunos avances, pero nuevamente y como es tradici√≥n, acab√≥ por imponerse la secrec√≠a y la opacidad de las autoridades en esos manejos. Se dobleg√≥ ante los poderosos due√Īos del dinero.

No s√≥lo eso, en M√©xico han sido mencionados una lista de 400 de los m√°s grandes empresarios que durante lustros han dejado de cumplir sus obligaciones fiscales amparados en una regulaci√≥n ama√Īada, el denominado cr√©dito fiscal, que les permite ir postergando a√Īo tras a√Īo el pago de sus impuestos de cantidades millonarias.

El mismo Felipe Calder√≥n llev√≥ el asunto a las primeras planas, cuando en el inicio de su gobierno denunci√≥ que 400 empresarios no pagaban impuestos. Los mayores capitalistas le respondieron. Hubo silencio durante unos d√≠as y el entonces presidente no volvi√≥ a tocar el asunto en p√ļblico.

Sin demérito del gran servicio que realizan a la nación las fuerzas del orden, militares y civiles, el nuevo gobierno tiene que desahogar los casos de violaciones graves a los derechos humanos cometidas por elementos desleales y dejar bien claro que las leyes están para respetarse y que los primeros en acatarlas deben ser los encargados del orden.

Las nuevas reformas

LA IMPUNIDAD ha sido la caracter√≠stica principal de la marca M√©xico en los √ļltimos sexenios. Y por causa de esos personajes desvergonzados el pa√≠s figura entre los m√°s corruptos de planeta.

Pero el 2018 resulta esperanzador por la llegada de AMLO al poder, dado que su principal compromiso ha sido combatir la corrupción. Sus primeras declaraciones ya como ganador de la contienda electoral apuntan en tal sentido.

Entre las leyes que deber√° tratar de reformar est√°n la de Responsabilidades de los servidores p√ļblicos; la de Transparencia y Acceso a la Informaci√≥n Gubernamental, y sus reglamentos; asimismo deber√° reformarse el C√≥digo Penal Federal para reclasificar la gravedad de los delitos y eliminar lo referente a la prescripci√≥n de las acusaciones, factores que han permitido en todos estos a√Īos a los indiciados pr√≥fugos esconderse durante cierto tiempo y luego reaparecer ya cubiertos con el manto de la intocabilidad.

Debiera realizarse alguna convocatoria nacional en el sentido de paz con justicia y exigir al nuevo gobierno que vaya al closet y saque los esqueletos y todo lo que apeste.

La verdadera reconciliaci√≥n entre los mexicanos llegar√° cuando veamos que finalmente ni el tiempo ni los procedimientos ni los abogados ma√Īosos logren burlar a la ley.

*Periodista mexicano, radicado en Chicago, Il. USA. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

El nuevo territorio del crimen organizado

Mouris Salloum George

Estamos ya, ante un fen√≥meno de magnitudes impredecibles, que pudo prevenirse y acaso atemperarse cuando se acometi√≥ la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones.

Obviamente, de esa reforma ‚Äútransformadora‚ÄĚ, se destacan sus logros, particularmente los referidos a las inversiones, aunque las audiencias sigan siendo convidadas de piedra a la hora de ejercer su derecho a elecci√≥n.

Sin control de las redes sociales (causa ausente en la reforma), sus operadores se despacharon con la cuchara grande durante las pasadas campa√Īas electorales.

Dicho en estricto rigor, las m√°s sirvieron de buena fe al ejercicio democr√°tico. Otras, se ocuparon para expulsar t√≥xicos de las v√≠sceras intestinales.

A la vista de un peligro mayor

Sin tremendismo, estamos ante un peligro mayor: Desde hace algunos d√≠as, las redes sociales han sido invadidas con mensajes videograbados, cuya fuente se localiza en algunos frentes del crimen organizado.

Los contenidos de esos mensajes son de clara amenaza a quien corresponda: Los primeros, los rivales en la industria del crimen. En √ļltima lectura, a las autoridades responsable de combatirlo.

Entre cinco audios y videos en circulaci√≥n en las redes, su paternidad se atribuye al C√°rtel de Jalisco Nueva Generaci√≥n, a una franquicia que parece no s√≥lo nueva, sino c√≠nica: C√°rtel PueblaSegura y a un tal Comandante 30.

Ese fen√≥meno alarma, toda vez que, en algunos estados de la Rep√ļblica, particularmente en Michoac√°ny Guerrero, los atentados contra pol√≠ticos, iniciados desde septiembre de 2017, no cesan.

Es asunto de Seguridad Nacional; responsabilidad de Estado

Es entendible que los actores pol√≠ticos, los vencedores y derrotados el 1 de julio, se ocupen de sus parciales intereses. Pero el gobierno de la Rep√ļblica, sigue en funciones.

El asunto de este tema, sin exageraci√≥n, entra ya en la categor√≠a, m√°s que de las criminales pugnas y ajustes de cuentas entre intereses facciosos, en el rango de Seguridad Nacional; esto es, de responsabilidad del Estado.

Se sabe, cu√°ndo los movimientos subversivos asoman la cabeza; no se sabe hasta donde llegar√°n los ataques de los reptiles.

No puede haber disimulo y complacencia en asuntos de tama√Īa magnitud. La cuesti√≥n es si a la autoridad dispone no s√≥lo de voluntad pol√≠tica, sino de valent√≠a para ponerle freno a esos excesos que contaminan el universo de la comunicaci√≥n de masas.

Pasaron las disputas electorales. Que la siguiente fase, como la que estamos atestiguando, no agregue potencia a la barbarie que ha rebasado los l√≠mites de la tolerancia. Vale m√°s un grito a tiempo que.



More articles by this author

Nuevos críticos del nuevo régimenNuevos críticos del nuevo régimen
  El cambio de r√©gimen pol√≠tico en M√©xico implica tambi√©n, aunque...
RELEVO PRESIDENCIAL El pasado sigue muy presenteRELEVO PRESIDENCIAL El pasado sigue muy presente
  RELEVO PRESIDENCIAL, 2018 El pasado sigue muy presente Feliciano Hern√°ndez   LOS MISMOS que...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 325 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner