joomla visitor
AuditorŪa
Las ense√Īanzas del coronavirus
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
405
Banner
404
Banner
403
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 403

 4035

En México y en todo el mundo el impacto de la pandemia del Covid-19, deja importantes lecciones para los gobernantes y para la sociedad en general, unas muy obvias y otras que cada gobierno o país asimilará conforme a los efectos que les toque padecer.

Las ense√Īanzas del coronavirus

Feliciano Hern√°ndez*

NO ES SEGURO QUE LAS APRENDAN, porque siempre habrá intereses, prioridades o creencias en contra. Es el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien hasta muy avanzada la pandemia se mantuvo reacio a aceptar la gravedad de la misma y firme en mantener su propia agenda de gobierno a costa de ser el blanco de llamados de atención y burla desde amplios frentes.

POR ESTO, pase lo que pase, la historia nacional ya puede registrar al presidente como la primera gran v√≠ctima ‚Äďfigurativamente hablando-, es decir el primer LISIADO pol√≠tico de esta crisis que al momento de redactar estas l√≠neas, con datos de contagios crecientes y en el inicio del t√ļnel, ya le hab√≠a generado amplias cr√≠ticas al mandatario.

Cd. de M√©xico. ‚ÄďMuchos pa√≠ses sufrir√°n m√°s por las consecuencias econ√≥micas de la crisis viral que estall√≥ en el mundo antes que por los da√Īos del Covid-19. Es el caso de M√©xico. La par√°lisis de las cadenas productivas, el cierre de fronteras internacionales, y encima el DESPLOME de los precios del petr√≥leo, con un d√≥lar temporalmente arriba de 25 pesos, dejar√°n muchas m√°s v√≠ctimas que el temible virus.

403i

L√ďPEZ OBRADOR se mantuvo renuente a aceptar la gravedad del fen√≥meno y prefiri√≥ seguir la rutina de tiempos ordinarios, en parte por las dificultades que tendr√≠a para encerrar a m√°s de 30 millones de personas que sobreviven en la calle como trabajadores informales. Por lo pronto, el saldo fatal que dejar√° la pandemia es m√°s DESEMPLEO, y para M√©xico tambi√©n m√°s INSEGURIDAD p√ļblica, el Tal√≥n de Aquiles de este gobierno.

Si el control del virus se prolonga ser√° catastr√≥fico para M√©xico y para Andr√©s Manuel y su pretendida Cuarta Transformaci√≥n (4T). Ya algunos c√°lculos de entidades financieras como el Bank of America anticiparon un impacto recesivo de 4.5 del PIB mexicano, es decir una tormenta para un barco con hoyos por todos lados. Esto significar√≠a una p√©rdida de al menos 800 mil empleos formales, seg√ļn c√°lculos de Carlos Salazar Lomel√≠n, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); todos los puestos regulares creados en a√Īo y medio de gobierno, borrados de la estad√≠stica. Y ni se diga en empleos informales, las p√©rdidas ser√°n mucho mayores.

403j

403k

La primera lecci√≥n para este gobierno es que, en materia de prevenci√≥n epidemiol√≥gica, en 2020 apenas destin√≥ poco m√°s de 500 millones de pesos para el sector, mientras que 10 a√Īos antes se destinaron m√°s de dos mil millones de pesos. Ahora, adem√°s del Coronavirus, el gobierno tiene encima un brote de Sarampi√≥n, con m√°s de 30 casos en la Cd. de M√©xico, al cierre de esta edici√≥n, lo que no se hab√≠a visto en 15 a√Īos.

AS√ć, EL RECORTE presupuestal generalizado en √°reas estrat√©gicas del gasto p√ļblico, ordenado por L√≥pez Obrador, conforme a sus prioridades de gobierno y NO a las del pa√≠s, para el caso de esta epidemia de Covid-19 es la primera gran lecci√≥n que le pone la dura realidad. Falta que la aprenda.

403l

Para responder a la emergencia nacional, fueron aprobados 180 mil millones de pesos por la C√°mara de Diputados (algo as√≠ como 7.5 mil millones de d√≥lares al tipo de cambio de 24 por 1, en alza cotidiana). Es una disposici√≥n inicial significativa pero insuficiente para estabilizar la situaci√≥n. Se requerir√°n mayores recursos para impulsar la recuperaci√≥n. Comparativamente con otros pa√≠ses es una cantidad muy menor. Desde luego que son econom√≠as muy diferentes en tama√Īo y en poblaci√≥n, pero proporcionalmente lo destinado por este gobierno hasta el momento fue una reacci√≥n muy d√©bil. Con menos poblaci√≥n que M√©xico, Gran Breta√Īa aprob√≥ 80 mil millones de d√≥lares; Estados Unidos destin√≥ 100 mil mdd.

     Como para calmar los temores, L√≥pez Obrador asegur√≥ que su gobierno cuenta con mucho dinero, ‚Äúmuch√≠simo‚ÄĚ, dijo. Habr√° que ver y ojal√° que sea cierto, pero innecesario.

Lo que se ha visto en el pa√≠s ante el ATAQUE VIRAL, inicialmente, es que se posicionaron dos tendencias: los alarmistas y los negacionistas. En las primeras semanas de esta crisis abundaron en argumentos a favor de sus respectivas posiciones, con infaltables ataques contra sus ant√≠podas. Al final, ambos extremos resultar√°n igual de da√Īinos. Para reducir al m√≠nimo los potenciales da√Īos, lo que se requiere es una posici√≥n equilibrada, con base en el conocimiento y la informaci√≥n cient√≠fica y de fuentes plenamente confiables.

Reacciones internacionales

LA COMISI√ďN ECON√ďMICA para Am√©rica Latina y El Caribe (CEPAL) advierte que por este ataque viral y por sus efectos en lo econ√≥mico, la regi√≥n padecer√° un empobrecimiento mayor, de 180 millones de pobres a 220, es decir 35 millones m√°s, en contra de los compromisos del milenio para reducir la miseria regional.  

Para minimizar los efectos negativos de la pandemia y establecer las bases de la recuperación los países líderes anunciaron fuertes medidas financieras, de apoyo a la gente y a las empresas. Desde un enfoque realista, es altamente probable que logren una pronta recuperación, al menos nacional y regional. Esta es otra de las lecciones que trascenderán fronteras y que a partir del Coronavirus sentará un precedente histórico.

As√≠ lo dijo el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres: ‚ÄúEste es un momento que demanda pol√≠ticas coordinadas, resueltas e innovadoras de las econom√≠as l√≠deres del mundo, es una situaci√≥n sin precedentes y las normas habituales ya no aplican‚ÄĚ.

Queda claro que a partir de este fenómeno, los gobiernos y los organismos internacionales deben mirar la realidad presente y futura con nuevos enfoques. Uno de estos, otra lección, darle prioridad a la investigación científica en ciencias médicas, en lugar de canalizar irracionalmente grandes sumas para fabricar armas y desarrollar sus sistemas bélicos y de defensa militar.

Un salto hacia el futuro, forzado por el virus, es la adopci√≥n de leyes y pol√≠ticas p√ļblicas para la normalizaci√≥n del trabajo fuera de oficina y desde lugares remotos o desde casa apoyados por el desarrollo tecnol√≥gico en telecomunicaciones, particularmente. Esto implicar√° para la sociedad en general una larga serie de cambios, para todos: gobierno, empleadores y trabajadores. Tambi√©n para las familias y las comunidades; para las escuelas y los clubes sociales.

Después de esta experiencia, forzada por el Covid-19, de encierro y convivencia obligada, de trabajo desde casa, los gobiernos, los empleadores y los trabajadores, habremos descubierto o revalorado los pros y contras de trabajar fuera de oficinas.

403m

Los pa√≠ses m√°s avanzados y las empresas m√°s proactivas encontrar√°n pronto las conveniencias, pero algo tendr√°n que ceder o flexibilizar: el control que sobre la gente les reportaba el tenerlos reunidos a todos en un espacio m√°s o menos reducido. Para los empleados, vendr√°n esfuerzos de adaptaci√≥n a su nueva cotidianidad, algunas ventajas y desventajas: como ahorro de tiempo y dinero en transporte y menos exposici√≥n a momentos de estr√©s por los roces humanos, pero tambi√©n quiz√°s la falta de un espacio adecuado para trabajar desde casa, sobrellevando las distracciones que se pueda uno imaginar al no estar bajo la mirada supervisora de alg√ļn malhumorado jefe o jefa. Pero, eso era una tendencia, el infame virus s√≥lo vino a empujar el momento.

Otra de las consecuencias aleccionadoras ser√° que las autoridades deber√°n mejorar los filtros y mecanismos de detecci√≥n en aduanas y aeropuertos. En M√©xico fue claro el descuido ante los viajeros contagiados. El aspecto negativo de este punto es que los viajes legales o indocumentados ser√°n m√°s dif√≠ciles. As√≠ que ya se puede ver la sonrisa y satisfacci√≥n de gobernantes que han venido impulsando mayores restricciones al respecto. El sue√Īo de un mundo sin muros y de tr√°nsito libre que algunos activistas han promovido, quedar√° para otros tiempos.

Y una de las principales lecciones del Covid-19 para todo el mundo es que tenemos que mejorar nuestros h√°bitos alimenticios, no solamente lo que se come y bebe sino en qu√© cantidades; y los de higiene, as√≠ como eliminar o reducir algunos vicios como el tabaquismo, porque seg√ļn especialistas debilitan el sistema inmunol√≥gico de cada persona y cada comunidad, y porque hacen a quienes los padecen ‚Äďo disfrutan, irracionalmente, claro- m√°s d√©biles y proclives a ciertos contagios o enfermedades.

403n

Ya se est√° viendo que seg√ļn las estad√≠sticas las principales v√≠ctimas fatales del Coronavirus han sido personas con esas caracter√≠sticas. Nos est√° saliendo muy cara y lamentable la ense√Īanza, pero ni modo. Muchos ya pagaron con sus vidas y otros con horas de encierro o de hospital, exponiendo a sus seres queridos y a quienes ‚Äúni la deben ni la temen‚ÄĚ, como ejemplo de la mayor injusticia: cuando pagan justos por pecadores.

Volviendo al futuro, de AMLO

EN ESTAS COMPLICACIONES presentes que atraviesa M√©xico, lo menos que se puede uno imaginar es que el presidente L√≥pez Obrador, que se so√Ī√≥ en los libros de historia nacional junto a los h√©roes de la Independencia, de la Reforma y de la Revoluci√≥n, se aleja cada vez m√°s de su mayor anhelo. En parte por esta desventura viral y, sobre todo, resultado de sus grandes errores, por citar algunos recientes: su falta de empat√≠a con las protestas de mujeres contra los feminicidios; su renuencia a reconocer la gravedad del ataque viral y su necedad de poner el mal ejemplo sin guardar la necesaria distancia.

403o

Tambi√©n entre sus errores que le han restado puntos est√°n sus diferencias al parecer insalvables con la prensa en general, asunto en el que ha apostado demasiado, como crey√©ndose blindado para todo el sexenio. Se desconoce si por √≥rdenes de AMLO, pero el presupuesto oficial de comunicaci√≥n social de este gobierno sigue sin ejercerse bajo principios de equidad y transparencia, como en los viejos tiempos. Por lo menos con sus dichos y descalificaciones constantes despierta sospechas y ha puesto a todos en la misma categor√≠a de ‚Äúchayoteros‚ÄĚ, sin hacer diferencias entre la prensa oficialista de otros tiempos y la prensa democr√°tica, que le ayud√≥ a ganar. Ha subrayado que no quiere alimentar en el periodismo intereses creados y descalifica un d√≠a y otro tambi√©n a sus cr√≠ticos de los medios.

Pero AMLO es incapaz de reconocer que no ha cumplido un muy sentido reclamo mayoritario de que persiga y encierre sobre todo a los criminales de cuello blanco. Muchas investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera, pero nadie encerrado y los tres que duermen entre celdas (Collado, Rosario y Lozoya) son casos armados por la anterior administración.

Igualmente, AMLO se ha peleado con algunos empresarios y con otros ha mantenido su preferencia, con negocios para ellos; ha sido clara su empat√≠a con los criminales, al extremo de llegar a advertirles a los jefes de la Guardia Nacional que respetaran los derechos de aquellos, porque tambi√©n ‚Äúson seres humanos y tienen derechos‚ÄĚ; o cuando ante los ladrones de combustible, los huachicoleros menores, dijo que eran ‚Äúv√≠ctimas de sus circunstancias‚ÄĚ y les otorg√≥ ayudas.

403p

La negativa de AMLO a enjuiciar o al menos investigar a los expresidentes m√°s cuestionados le ha reportado cr√≠ticas y desconfianza de una parte de sus votantes, al punto de que sigue firme la tesis de algunos de que hizo un pacto de impunidad con el saliente Pe√Īa Nieto, de no investigarlo a cambio de que no se metiera en la elecci√≥n del 2018 y reconociera su triunfo.

Como lecciones de esta complicada coyuntura que ha sacado a la superficie aspectos negativos de la personalidad de AMLO, a los mexicanos debe quedar claro que m√°s all√° de tener o haber tenido amplias coincidencias con el candidato tabasque√Īo o cualesquier otro y con los gobernantes, debe siempre mantenerse una actitud de escrutinio y cr√≠tica hacia ellos; y que el haber confiado mucho y aplaudirle todo a L√≥pez Obrador, no fue buena idea de sus incondicionales.

        Hay que decirlo con todas sus letras, aunque les duela a sus seguidores: da√Īan m√°s al presidente L√≥pez Obrador, no quienes lo critican, sino aquellos que todo le aplauden; como se da√Īa a un ni√Īo concedi√©ndole todos sus caprichos y festinando sus gracejadas, porque llegar√° al punto de la ridiculez y sufrir√° cuando lo dejen solo por soberbio y porque ya se averg√ľencen de √©l. Las expresiones frecuentes de ‚Äúpena ajena‚ÄĚ de los colaboradores del presidente no escapan a la vista de muchos en esos instantes de sus conferencias matutinas cuando el mandatario se saca de la manga alguna expresi√≥n inesperada en un jefe de Estado.

Al margen de la coyuntura viral, L√≥pez Obrador se empe√Ī√≥ en desaprovechar su gran capital pol√≠tico electoral. Esta era su oportunidad de repuntar y mantenerse arriba en las encuestas, sensible a las preocupaciones ciudadanas, proactivo ante el problema para minimizar los impactos negativos. Pero NO, como en otras veces acab√≥ imponi√©ndose lo peor de su personalidad y su alto puntaje de m√°s del 80% de aprobaci√≥n se desliz√≥ al 60% en un a√Īo, y por sus persistentes errores y la mala coyuntura viral y petrolera de las √ļltimas semanas, muy dif√≠cilmente evitar√° su ca√≠da hasta menos del 50% hacia finales de este aciago a√Īo.

Otra vez AMLO incumplir√° su promesa de entregar mejores resultados en este 2020, pero tendr√° un pretexto, como ayuda del cielo: el Coronavirus. Sin embargo, ya toca a la puerta el r√©quiem para la frustrada y nunca bien explicada 4T, la misteriosa f√≥rmula que s√≥lo √©l conoci√≥ en sus entra√Īas, quiz√°s huecas, pero que le ayud√≥ a iniciar con el pie derecho y aprisa. Todo un misterioso compromiso de cambio a fondo, sepultado por un virus.

* Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla              



More articles by this author

EN LA ERA DEL T-MEC, ¬°FIEEERRO VIEJO QUE VENDAAAN!
  EN LA ERA DEL T-MEC, ¬°FIEEERRO VIEJO QUE VENDAAAN! Feliciano Hern√°ndez* En...
La mente de AMLO, ¬Ņqu√© secretos guarda?La mente de AMLO, ¬Ņqu√© secretos guarda?
  La renuencia del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador (AMLO) a...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 386 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
401
Banner
402
Banner
400
Banner
399
Banner
398
Banner
397
Banner
396
Banner