joomla visitor
AuditorŪa
DEFINICIONES
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 283

DEFINICIONES
MANUEL MAGA
√ĎA CONTRERAS
(Exclusivo para Voces del Periodista)


La lucha antinarco no est√° dise√Īada
por EU para ganarla: Es para la intervenci
ón


Si alguna duda exist√≠a sobre los verdaderos fines de la ‚Äúguerra‚ÄĚ antinarco,¬† todo queda despejado con las apreciaciones de Noam Chomsky -el fil√≥sofo, ling√ľista analista e internacionalista de fama mundial-, quien acaba de declarar que¬† ‚Äúson intencionales las fallas de la lucha antinarco‚ÄĚ, tanto dentro de los Estados Unidos, como en el hemisferio americano.


Guerra Anti Narco


CHOMSKY TIENE TODA LA RAZ√ďN, puesto que la ‚Äúguerra‚ÄĚ, de acuerdo a la forma en que es conducida, revela que las acciones no est√°n hechas para derrotar a los c√°rteles de la droga, sin para mantener en los pa√≠ses de nuestro continente el pretexto intervencionista en los asuntos internos¬† de los pa√≠ses iberoamericanos y del Caribe.

¬ŅDe ganarle la guerra al narco, no acaso se acabar√≠a el pretexto para mantener en nuestro pa√≠s, el elevado n√ļmero de ‚Äúasesores‚ÄĚ, esp√≠as, t√©cnicos y dem√°s para ayudar a vencer a los capos de la droga? Obviamente, los EU no van a tomar decisiones que lastimen sus propios intereses intervensionistas¬† y por eso, desde suelo norteamericano, se dictan las acciones que habr√°n de efectuarse para mantener una guerra¬† hecha par no ganarla, sino para intervenir en los asuntos internos¬† a nivel continental.

‚ÄúEl problema‚ÄĚ -afirma Chomsky- ‚Äúest√° aqu√≠ en los Estados Unidos. Nosotros suplimos la demanda, las armas y ellos en Am√©rica, sufren‚ÄĚ.

Narcomenudeo, sin combatir

En nuestro pa√≠s, lo que despierta dudas sobre la ‚Äúguerra‚ÄĚ antinarco que se efect√ļa al costo de m√°s de 50 mil vidas humanas perdidas y el deterioro gradual de nuestra soberan√≠a nacional,¬† consiste en que el narcomenudeo, en las zonas urbanas se realiza sin mayores problemas con la polic√≠a, de parte de los envenenadores de las nuevas generaciones, quienes distribuyen su criminal mercanc√≠a¬† entre los consumidores, directamente.

En la Ciudad de M√©xico, por ejemplo, abundan las denuncias vecinales en las cuales se dice que la droga se obtiene a trav√©s de narcomenudistas¬† con presencia diaria en estaciones y terminales del Metro. Se se√Īala concretamente, que en las estaciones Pantitl√°n, Observatorio, Indios Verdes, El Rosario, Tasque√Īa, Constituci√≥n de 1917, etc√©tera., los vendedores de estupefacientes¬† hacen buenas ventas¬† aprovech√°ndose de las multitudes que concurren cotidianamente para transportarse en el Metro.

Otros lugares son se√Īalados, como los preferidos de los narcomenudistas para la realizaci√≥n de su comercio basado en el envenenamiento de las nuevas generaciones con oda clase de estupefacientes prohibidos por la Ley. Invariablemente, en las denuncias vecinales, se apunta la presencia de dichos sujetos vendedores de drogas, en los alrededores de las escuelas. La realidad pone de relieve que el uso de celulares coadyuva a la venta¬† de la droga al menudeo, porque a trav√©s de esos instrumentos de comunicaci√≥n es posible establecer el contacto directo con los alumnos compradores¬† de mariguana, principalmente.

Sabido es que en los antros, en los table dance, las ‚Äúbarras libres‚ÄĚ, los bares¬† y en t√©rminos generales en oda clase de ‚Äúgiros negros‚ÄĚ se vende la droga, sin que haya reportes sobre decomisos y detenci√≥n de narcomenudistas.

Un absurdo contraste

Un breve recorrido por la llamada Zona Rosa de la Ciudad de M√©xico¬† pone de relieve el agudo contraste entre las matanzas que ocurren diariamente en diversos puntos del pa√≠s, mismas que se atribuyen a la ‚Äúguerra‚ÄĚ del presidente Calder√≥n y la facilidad con que se adquiere y se consume toda clase de drogas en ese per√≠metro del Distrito Federal.

 

Calderon

 

Se dice que ‚Äúhasta los boleros‚ÄĚ, ‚Äúhasta los vendedores de tamales‚ÄĚ venden droga y no pasa nada. Esto que ocurre en la Zona Rosa, es s√≠ntoma inequ√≠voco de que¬† la ‚Äúguerra‚ÄĚ contra el narco llega hasta ciertos l√≠mites y que en las zonas urbanas, el narcomenudeo act√ļa, como se dice coloquialmente, ‚Äúa sus anchas‚ÄĚ, por la tolerancia que se le dispensa.

La zona de La Lagunilla e igualmente en Tepito, La Merced , Peralvillo y muchos barrios m√°s, el narcomenudeo surte habitualmente a los j√≥venes compradores, sin que hagan acto de presencia¬† las autoridades polic√≠acas, especialmente los de la Secretar√≠a de Seguridad P√ļblica federal,¬† que es la encargada de combatir al narco en todas sus facetas.

La Asamblea Legislativa que realiza estudios sobre el narcoconsumo en la Ciudad de M√©xico, admite que gradualmente, el incremento del consumo de droga en la capital mexicana es una lacerante realidad. Consecuentemente, la ‚Äúguerra‚ÄĚ antinarco tiene pr√°cticamente intocable el √ļltimo¬† y m√°s importante eslab√≥n del narcotr√°fico, o sea, la distribuci√≥n ‚Äúhormiga‚ÄĚ de drogas en los centros urbanos del pa√≠s, dentro de lo cual no se libra ni la misma Ciudad de M√©xico.

Envenenamiento de cosechas

Noam Chomsky, en sus recientes declaraciones sobre la ‚Äúguerra‚ÄĚ antinarco¬† en M√©xico, Centro, Sudam√©rica y el Caribe, toca un aspecto poco conocido y toca el tema que ocurre principalmente en Colombia, en donde se produce el envenenamiento de cosechas de v√≠veres, ‚Äúa trav√©s de la fumigaci√≥n.

Se desconoce, hasta ahora, los alcances de este otro ‚Äúda√Īo colateral‚ÄĚ de la ‚Äúguerra‚ÄĚ calderonista antinarco. En los informes oficiales se menciona √ļnicamente el n√ļmero de parcelas de donde han sido extirpadas miles y miles de matas de mariguana. Se desconoce donde¬† las fumigaciones, desde los aviones, hayan ocasionado da√Īo a cosechas de campesinos productores de v√≠veres. ¬ŅEn qu√© porcentaje¬† se produce el encarecimiento de los v√≠veres como resultado del arrasamiento de superficies agr√≠colas, por los fumigadores de droga.?

¬ŅCu√°ndo concluir√° la ‚Äúguerra‚ÄĚ contra el narco, la cual seg√ļn Chomsky¬† registra fallas intencionadas con el prop√≥sito de prolongar dicho combate?¬† La desmedida voracidad intervensionista del imperio gringo nos indica, claramente, que dicha ‚Äúguerra‚ÄĚ no tiene para cuando concluir.



More articles by this author

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 394 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner