joomla visitor
AuditorŪa
Otto Skorzeny y el Mossad
Voces Diario
Banner
Cert√°men XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 350

MITO 1

UNO DE LOS PERSONAJES míticos de la Segunda Guerra Mundial es Otto Skorzeny.


FAMOSO por el rescate del dictador italiano Benito Mussolini y mitificado por la Operación Greif, que le llevó a infiltrarse entre las tropas enemigas disfrazado de oficial norteamericano para sembrar la confusión en sus unidades de combate, Skorzeny, contó con un gran prestigio en la Alemania nazi e incluso estuvo 36 horas a cargo del centro de mando de la Wehrmacht tras el fracaso de la Operación Walkiria.

El peri√≥dico israel√≠ ‚ÄúHaaretz‚ÄĚ public√≥ transcripciones de mensajes entre los servicios de inteligencia de su pa√≠s que no solamente demuestran que un notorio reclutador nazi a sueldo de los egipcios Heinz Krug, cay√≥ en manos del Mossad, y que prueban que el trabajo fue encargado a Otto Skorzeny, el aplaudido ex oficial de las SS apodado ‚Äúcaracortada‚ÄĚ por su caracter√≠stica cicatriz en la mejilla, a cambio de su inmunidad.

El hecho de que un h√©roe de Hitler, que form√≥ parte de las fuerzas especiales nazis, acabase como asesino a sueldo del Mossad, es naturalmente una sensaci√≥n para la historia de la postguerra. Estas revelaciones vienen a aclarar tambi√©n esta √ļltima inc√≥gnita sobre la biograf√≠a de Skorzeny. Quien tras la guerra se ganaba bien la vida con su profesi√≥n, pero que seguramente busc√≥ protecci√≥n.

En mayo de 1962, el reclutador Heinz Krug había contactado con el doctor austríaco Otto Yoklek en Viena con una buena oferta, pero Yoklek informó al Mossad sobre el contenido de esta entrevista y sobre la inminente fabricación en Egipto de cohetes con cargas nucleares. Así desde 1961, los servicios secretos israelíes tuvieron constancia de la Fábrica 333, en la que trabajaban científicos alemanes reclutados por Heinz Krug.

El director de la inteligencia israelí, el general Isser Harel, obtuvo permiso del gobierno de Ben Gurion para atacar el peligro de raíz, pero con la condición de no incomodar a Alemania, país del que estaban a punto de llegar a Israel tanques y otros armamentos fundamentales en su programa de Defensa. Así fue como puso en marcha la Operación Damocles, destinada a aterrorizar a los científicos alemanes y a sus familias para evitar que se uniesen al programa egipcio.

 

Caso nunca aclarado


El 11 de septiembre de 1962, el jurista alem√°n y hombre de negocios Heinz Krug, conocido por los Aliados como ‚Äúel hombre m√°s peligroso de Europa entonces‚ÄĚ, fue secuestrado en M√ļnich y su cad√°ver no apareci√≥. Se sabe que hab√≠a sido uno de los expertos del Reich en la fabricaci√≥n de cohetes y que viajaba con frecuencia a El Cairo en aquellos a√Īos. Era uno de los fichajes del gobierno egipcio para asegurar la escalada armament√≠stica y desarrollar ojivas nucleares en cohetes precisos. Nunca m√°s se supo de √©l.

Era un secreto a voces que Krug había estado reclutando científicos alemanes que durante el Tercer Reich trabajaron en el desarrollo de los cohetes nazis y que los sacaba del país a través de la red de Odessa, pero a pesar de las sospechas generalizadas de que el Mossad era el responsable de su desaparición, el caso nunca fue aclarado.

El director de la inteligencia israel√≠, el general Isser Harel, obtuvo permiso del gobierno de Ben Gurion para atacar el peligro de ra√≠z, pero con la condici√≥n de no incomodar a Alemania, pa√≠s del que estaban a punto de llegar a Israel tanques y armamento fundamentales en su programa de Defensa. As√≠ fue como puso en marcha la Operaci√≥n Damocles, destinada a aterrorizar a los cient√≠ficos alemanes para evitar que se uniesen al programa egipcio. En su desesperaci√≥n por llegar al n√ļcleo del problema, el Mossad contact√≥ con Skorzeny, un alem√°n que pod√≠a terminar con Krug sin comprometer al gobierno de Israel.

 

Krug creyó que Skorzeny podría salvarle


Cuando estaba en Alemania Krug recib√≠a mensajes amenazantes y llamadas en mitad de la noche. Cuando viajaba a Egipto, cartas bomba que adem√°s causaron decenas de heridos. Y es que Krug, despu√©s del secuestro de Eichmann a manos de Mossad comenz√≥ a volverse loco por causa de las amenazas y busc√≥ protecci√≥n: ¬Ņqui√©n mejor que un h√©roe nazi como Skorzeny? El d√≠a que desapareci√≥ sin dejar rastro ten√≠a una cita con √©l. No sab√≠a que su supuesto salvador trabajaba para quienes le hab√≠an puesto en lo alto de la lista de enemigos de Israel.

¬ŅQu√© le prometi√≥ el Mossad a Skorzeny a cambio? Dinero ten√≠a suficiente, era un exitoso hombre de negocios, pero ten√≠a mucho inter√©s en que su nombre fuese tachado de la lista del famoso cazador de nazis, Simon Wiesenthal. La lista de Wiesenthal no fue modificada, pero Skorzeny pudo seguir tranquilamente con su vida, gracias a su inmunidad.

Sobre la fidelidad de Skorzeny, Hitler nunca tuvo dudas y precisamente por ese motivo result√≥ tan chocante que evitase todos los juicios posteriores a la guerra y que terminase sus d√≠as pl√°cidamente en Alcudia, Islas Baleares. Morir√≠a el 7 de julio de 1975 en Madrid v√≠ctima de un c√°ncer de pulm√≥n y a los 67 a√Īos de edad.



More articles by this author

¡Hasta mi criada haría un trabajo mejor!¡Hasta mi criada haría un trabajo mejor!
La escocesa Williamina Fleming, empleada en la casa del director...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 164 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner