joomla visitor
AuditorŪa
Desafío de la soberbia humana a la naturaleza
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 310


Desafío de la soberbia humana 

a la naturaleza

 

UNA VIEJA Y SABIA FRASE¬†popular¬† nos advierte: ‚ÄúDios perdona, el hombre a veces perdona y la naturaleza nunca perdona‚ÄĚ. Cabe decir que, desde hace m√°s de 40 a√Īos, la soberbia de la tecnocracia mantiene a los seres humanos alejados de la naturaleza.



Damnificados.

Los tecnócratas han hecho creer al hombre que mediante la moderna tecnología computarizada, con sus teléfonos celulares, sus viajes espaciales,  los drones que permiten la matanza  de seres humanos cobardemente, ya que son aviones que vuelan sin piloto y manejados desde la tierra, apuntan al blanco y matan, sin que los agresores expongan en lo mínimo sus vidas, a cuanto semejante se les antoja, en el país que sea. 

Se ha hecho creer, pues, que el hombre ya ha dominado a las Leyes de la Naturaleza y que sus disposiciones las puede cambiar  cuantas veces pueda y en provecho propio. 

Nada m√°s alejado de la verdad, porque es la Naturaleza¬† la que¬† tiene sus c√≥digos que deben ser respetados por el hombre. Si hay acato a ellos, entonces¬† el hombre puede aprovechar el Orden Natural para¬† descubrir aplicaciones √ļtiles a la humanidad, pero lo que sucede es que los que dominan al mundo violan otro orden el moral y hacen mal uso de lo que han descubierto¬† para dominar al mundo.¬†

Estos abusos, tarde o temprano, tendrán que pagarse, porque, por ejemplo, se abusa demasiado de la energía magnética, la cual ya está variando  a través del calentamiento de la tierra; porque el deshielo de las regiones polares por el calentamiento de la Tierra, mucho tiene que ver  con la cuestión de la energía magnética, igual que la sobrexplotación del petróleo.

Cuando se acabe el petr√≥leo¬† y la energ√≠a magn√©tica sufra un serio rev√©s ¬ŅQu√© va pasar con el funcionamiento de las computadoras? ¬ŅQu√© suceder√° con¬† el funcionamiento de los celulares, las computadoras, las ‚Äúredes sociales‚ÄĚ todos los sistemas computarizados,¬† la aeronavegaci√≥n, etc√©tera?¬†

Los huracanes Ingrid y Manuel 

El terrible impacto de los huracanes Ingrid y Manuel sobre¬† territorio mexicano ha sido devastador y con ello se demuestra que, desde hace m√°s de 43 a√Īos¬† vivimos de espaldas a la Leyes de la Naturaleza.¬†



Autopista del Sol, luego del deslave.


Tambi√©n en M√©xico¬† la tecnocracia nos ha hecho creer que mediante los sistemas computarizados¬† ya tenemos dominada a la Naturaleza y que lo √ļnico que debemos hacer es, por ejemplo, que en aras de un¬† consumismo desenfrenado y ruinoso para la econom√≠a familiar, aprovechemos todos los¬† frecuentes ‚Äúpuentes vacacionales‚ÄĚ para disfrutar de la dolce farniente en las playas de Acapulco, sin consultar debidamente las Leyes de la Naturaleza que nos dicen claramente que septiembre es mes de huracanes y que debemos precavernos.¬†

Vivimos en la corrupción, el influyentismo y la irresponsabilidad, y como manifestación de que poco no importan las Leyes de la Naturaleza y del Orden Moral, se autoriza la construcción de conjuntos habitacionales en lugares peligrosos por donde, de acuerdo  a la orografía del suelo correspondiente, en los casos de tormenta pasarán las precipitaciones pluviales que arrasan con todo lo que a su paso encuentran 

Miles de viviendas construidas en terrenos peligrosos han sido autorizados por autoridades venales. El precio de esa violación al Orden Natural, ahora se paga con la perdida de muchas vidas y .de la casi totalidad del patrimonio de los damnificados. 

La autopista del Sol

Orgullo de la tecnocracia huehuenche; es decir, ‚Äúla de casa‚ÄĚ, des la Autopista del Sol. Sus audaces trazos para reducir distancia, a costa de horadar lugares peligrosos en los cerros y sus laderas, le hacen de lo m√°s riesgoso en el pa√≠s, como lo demuestran los frecuentes derrumbes¬† que interrumpen su funcionamiento. El trazo de esa autopista¬† en zona accidentada de cerros y barrancas, es un cat√°logo de agresiones a la Naturaleza, con alto costo para los usuarios de ese ins√≥lito medio terrestre de comunicaci√≥n.¬†



Muy bonita, cara y vulnerable.


Ahora, con motivo de la furia de Ingid y Manuel¬† quedaron varados -seg√ļn las informaciones diarias difundidas-, m√°s de 40 mil turistas¬† que no tuvieron la precauci√≥n, ante de emprender el viaje a Acapulco, de escuchar las previsiones del tiempo que ciertamente s√≠ fueron difundidas con la debida anticipaci√≥n.¬†

Por todos los puntos de la Rep√ļblica se procede a la construcci√≥n de carreteras¬† que de acuerdo a las informaciones diarias tanto en los peri√≥dicos como en los videos de los canales televisivos, han sufrido deslaves y las im√°genes proyectadas revelan claramente que el tendido de esas cintas asf√°lticas¬† comprende terrenos muy peligrosos.¬†

Los puentes averiados, se ven endebles y por lo que tambi√©n se ve, no se tomaron en cuenta los da√Īos que pueden causar los huracanes y las tormentas y grandes torrentes pluviales que causan deslaves y desgajan cerros.¬†

Sí, vivimos de espaldas a las Leyes de la Naturaleza. El poder de los tecnócratas en el desarrollo del país  se puede dar siempre y cuando acaten los ordenamientos del Orden Natural. Si los violan, entonces ocurre lo que ha ocurrido, precisamente con la furia de Ingrid y Manuel. 



Furia de la naturaleza.


M√©xico no puede mejorar su futuro con programas que violan el Orden Natural. Se necesita enmendar la plana para que¬† mediante el respeto al Orden Moral, se acabe la corrupci√≥n y no se autoricen proyectos que van a da√Īar al pueblo, como ocurre con los conjuntos habitacionales construidos en terrenos por donde pasar√°n los torrentes pluviales que arrasan con los bienes patrimoniales de las familias damnificadas. Si los programas de desarrollo respetan las Leyes de la Naturaleza, los huracanes causar√°n menos da√Īos.¬†

La presencia¬† de los huracanes Ingrid y Manuel y los da√Īos que han ocasionado, deben servir para la reflexi√≥n, en aras de un M√©xico mejor. La soberbia de la tecnocracia que pretende transformar al pa√≠s¬†¬† ‚Äúen lo que resta del a√Īo‚ÄĚ, debe¬† aceptar que existen leyes no escritas sobre todo de orden tradicional, de idiosincrasia, de costumbres, etc√©tera, y que los cambios no pueden hacerse de la noche a la ma√Īana. Se necesita tiempo. Respetemos el Orden Natural y el Orden¬† Moral y conformemos el pa√≠s con sentido nacionalista y apego¬† a los c√°nones de la naturaleza. Es lo mejor.¬† ¬† ¬†



More articles by this author

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 969 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner