joomla visitor
AuditorŪa
√Črase una vez‚Ķ:El cuento de La Democracia Estable
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 316


√Črase una vez‚Ķ:¬†

El cuento de La Democracia Estable



CON EL DUDOSO AUXILIO de un cuento fant√°stico al estilo de Jorge Luis Borges, con la ir√≥nica trama de que M√©xico vive una democracia estable y, por si el fragor de la metralla infunde miedo, con la hilarante versi√≥n de que la violencia va ‚Äúa la baja‚ÄĚ, el gobierno piensa que atraer√° as√≠ nom√°s cuantiosas inversiones extranjeras en petr√≥leo y electricidad, para estrenar sus impugnadas reformas estructurales que, seg√ļn las encuestas, repudia la mayor√≠a de los mexicanos.


POR LAS BUENAS, o por consigna, el cuerpo diplom√°tico comenz√≥ en estos d√≠as a desga√Īitarse en los pa√≠ses sedes de sus embajadas ante los due√Īos del capital for√°neo con la fatigosa encomienda de que les crean sus dichos sobre el actual para√≠so mexicano confiable y seguro para vivir e invertir, aunque a la hora de internarse en la realidad los embajadores y c√≥nsules vayan a la guerra sin fusil: carezcan de bases para sostener mentiras.

Ni el cl√°sico ¬īRrase una vez‚Ķ ni la riqueza argumental de Las Mil Noches y una Noche servir√≠an para validar esta ilusionada haza√Īa.

Saben las misiones diplomáticas, saben los gobernantes y, para colmo, saben los inversionistas extranjeros que, en verdad, el panorama del país es crítico en todos los aspectos.



Jorge Luis Borges


Pocos, muy poquitos mexicanos consideran que exista democracia; a nadie se enga√Īan con asegurar que hay menos violencia y asesinatos, ni con amordazar a la prensa alineada al nuevo PRI para que matice el fuego y la sangre¬†y, con relaci√≥n a la econom√≠a, el propio gobernador del Banco de M√©xico, Agust√≠n¬† Carstens, pint√≥ a los legisladores panistas, en reuni√≥n privada, un negro futuro econ√≥mico (¬Ņtodav√≠a peor?) que sirve a la vez para taparle la boca a quienes desde la Secretar√≠a de Hacienda y otras instancias oficialistas auguran tiempos mejores y casi divisan con su f√©rtil imaginaci√≥n la bonanza de las masas.

Don Catarrito (l√©ase Carstens) atribuye todo lo malo a los errores de la actual pol√≠tica econ√≥mica y hacendaria, como¬† retener el gasto p√ļblico y aumentar los impuestos.

El penoso encargo a los diplom√°ticos es parte de un dec√°logo elaborado por la Presidencia de la Rep√ļblica para difundirlo en el extranjero con el t√≠tulo de Marca pa√≠s. Deben gritar a los cuatro vientos, para que se escuche y, lo m√°s dif√≠cil, convenza a los due√Īos del dinero, que M√©xico es ‚Äúuna naci√≥n con democracia estable‚ÄĚ, ‚Äúcomprometida con el libre comercio‚ÄĚ, con ‚Äúdiez reformas de gran calado‚ÄĚ y, d√≠ganlo, por favor, ‚Äúla violencia se ha reducido‚ÄĚ.

Los sucios procesos electorales de 2006 y 2012 y la servidumbre de los consejeros del extinto Instituto Federal Electoral a los tenedores del poder para convalidarles fraudes, componendas e inmorales compras de votos, atestiguan y prueban ante la opini√≥n p√ļblica mundial la democracia estable, s√≥lo cre√≠ble para los beneficiarios de esos atracos con que usurpan puestos de elecci√≥n popular.

Entre las porquerizas avaladas por el IFE, su √ļltima lindeza hace un mes, como mensaje para despedirse con el broche de oro de la deshonestidad, fue la de exculpar al PRI de la acusaci√≥n documentada de que con tarjetas de la tienda Soriana compr√≥ votos en los pasados comicios presidenciales. A punto estuvo su proverbial cinismo de ofrecerle disculpas a los nuevos priistas por haber dudado de la nobleza de sus cabecillas. ¬ŅQu√© pas√≥ con el otro¬† asunto espinoso, el de Monex?



Las mil y una noches.


Como al se√Īor Pe√Īa Nieto en Davos, Suiza, a los diplom√°ticos tambi√©n podr√≠an restregarles en sus carotas de palo que la violencia en el pa√≠s baj√≥ s√≥lo en los peri√≥dicos, en reciprocidad a la alianza de intereses ajenos al servicio p√ļblico y a la √©tica del periodismo.

Una muestra apenas reci√©n exhibida por organismos de la sociedad civil es la estad√≠stica sobre los secuestros: Durante 2013, la cifra de denuncias se dispar√≥ a m√°s de tres mil casos, la m√°s alta en los √ļltimos 17 a√Īos, a reserva de que el dato real revela que de cada diez plagios la autoridad conoce nada m√°s de tres.

¬ŅQu√© contestar√°n los atildados embajadores y c√≥nsules, con su escaso argumento m√°s all√° del imaginario y su rollo habitual, cuando les reviren que, como en el¬† Viejo Oeste, sectores de la sociedad han tomado las armas en¬† regiones de Michoac√°n, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, M√©xico y otros estados, para hacerse justicia por su propia mano, ante la ausencia o complicidad del gobierno, como en los pueblos sin ley ni orden?

¬ŅIr√°n dispuestos a o√≠r otras r√©plicas contundentes como que les digan ante sus caras de sorpresa que las extorsiones a los empresarios tambi√©n crecieron, que la delincuencia no ha dejado de decapitar personas todos los d√≠as, de descuartizar y desaparecer a otras: que las polic√≠as se han hermanado con el crimen organizado y a nadie les inspiran confianza, que la autoridad viola cada vez m√°s los derechos humanos y ha retomado la tortura y la desaparici√≥n de individuos como t√°ctica para encontrar culpables, o que las manifestaciones contra el gobierno han vuelto a reprimirse y a etiquetarles delitos como en las nefastas √©pocas de la dictadura perfecta?

¬ŅC√≥mo contestar√°n a los extranjeros cuando les recuerden que M√©xico es uno de los pa√≠ses con m√°s corrupci√≥n en sus tres niveles de gobierno, con politiquillos que de la noche a la ma√Īana se enriquecen con robos al erario, licitaciones arregladas y extorsiones a contribuyentes? O cuando sepan que el crimen organizado financia campa√Īas pol√≠ticas y, como en Michoac√°n y otros lares, despu√©s gobierna tras bambalinas.

Qui√©n sabe c√≥mo podr√°n defenderse los incomprendidos diplom√°ticos mexicanos, sabios para hablar mucho y no decir nada entre un brindis y otro hasta el fondo, en el momento en que alg√ļn curioso extranjero adinerado potencial inversionista en M√©xico les pregunte ‚Äú¬Ņpor qu√©, su excelencia, su¬†¬† democracia estable tiene a 80.7 por ciento de la poblaci√≥n, es decir m√°s de noventa millones de mexicanos, en condici√≥n de pobre o vulnerable a la pobreza?‚ÄĚ.

A lo mejor allá sabrán la estadística del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que, en su Informe 2012, revela que 11.7 millones de compatriotas padecen pobreza extrema y 84.3 millones viven con al menos una carencia en materia de salud, seguridad social, educación, calidad de vivienda, servicios básicos o alimentación.



Suetonio.


¬ŅApostar√≠an a que ignoran que M√©xico, despu√©s de Chile, es el pa√≠s con m√°s desigualdad de los miembros de la OCDE, con el enganchador detalle para los capitales for√°neos de que el 10 por ciento de los m√°s ricos tiene ingresos 26 veces mayores que los del diez por ciento m√°s pobre?

Mas la diplomacia tiene un as bajo la manga: puede contarles, para convencerlos de que vengan a invertir su ahorritos, que México produce millonarios como pan caliente, y sólo en 2014 los aumentará en diez mil para alcanzar la envidiable suma de 155 mil millonarios, de acuerdo con Forbes.

¬ŅC√≥mo no deslizar a los o√≠dos de los inversionistas extranjeros, para que sus corazoncitos palpiten como si tuvieran una codiciosa arritmia, que las quince personas m√°s ricas de M√©xico pose√≠an el a√Īo pasado 148 mil millones de d√≥lares, para que sepan que la democracia estable no es s√≥lo una m√°quina para fabricar pobres y hambrientos?

O engolosinarlos con la escandalosa noticia de que los 206 mil 315 inversionistas que cotizan en bolsa acaparan 42 por ciento de la riqueza mexicana, gracias a la democracia estable, seg√ļn el m√°s reciente informe de la Comisi√≥n Nacional Bancaria y de Valores.

Nuestra democracia estable o farsa de la partidocracia corrupta -apadrinada por la plutocracia que, al final, manda a la clase política en el poder-, tiene ciertas semejanzas con las formas electorales más cínicas del Imperio Romano.

Por ejemplo, el emperador Julio C√©sar designaba a sus candidatos a magistrados por medio de circulares dirigidos a las tribus con esta breve anotaci√≥n: ‚ÄúC√©sar, dictador, a tal tribu. Os recomiendo a tal persona y a tal otra, para que obtenga su cargo con vuestro voto‚ÄĚ, como lo relata el historiador Suetonio en su cl√°sico Vida de los Doce C√©sares.

 Más han de saber los diplomáticos mexicanos que ni la erudita y fantástica pluma de Borges, ni la de su inimitable alumno Julio Cortázar, ni la de intriga y suspenso de uno de sus maestros Edgar Allan Poe, con todos sus recursos para la trama y el estilo, se confesarían aptas para urdir un cuento creíble sobre la democracia estable en México, a menos por hoy.

                                  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 



More articles by this author

DESLINDESDESLINDES
ARMANDO SEPULVEDA IBARRA La Ilusi√≥n Espera a√ļn los Milagros ¬† ¬† Conforme avanza el...
Tierra Caliente:Avalancha Sobre Pe√Īa NietoTierra Caliente:Avalancha Sobre Pe√Īa Nieto
Tierra Caliente:¬†Avalancha Sobre Pe√Īa Nieto Entre la nevada Monta√Īa M√°gica de...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 960 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner