joomla visitor
AuditorŪa
DESLINDES
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 322

ARMANDO SEPULVEDA IBARRA


La Ilusi√≥n Espera a√ļn los Milagros

 

El mago Merlín

 

Conforme avanza el tiempo se aleja de los so√Īadores la ofrecida ilusi√≥n de cambiar al pa√≠s de las crisis, la pobreza, la violencia y la corrupci√≥n, por otro de milagrosos escenarios de progreso, riquezas y justicia para todos, como si por aquellas fechas de sus promesas los hacedores hubieran imantado con el poder de mando una varita m√°gica tipo Merl√≠n El Mago que pensaban salvar√≠a a M√©xico de la fatalidad con s√≥lo agitarla ante los antiguos demonios y los quijotescos entuertos por venir.


Hasta el d√≠a de hoy todo ha sido, por desgracia, un largo y bonito sue√Īo que, con la crudeza de un brusco despertar a la realidad que abruma la vida de las mayor√≠as empobrecidas, amenaza con un desenlace con tintes de pesadilla para los hombres simples con autoridad en el partido de gobierno que apenas ayer se regodeaban por adelantado en el triunfalismo electorero de 2015, con base acaso en una nueva compra masiva de votos para sus candidatos.


Paraísos de mentiritas


Luis Videgaray CasoArrogantes con su retorno al poder, con la promesa f√°cil de lanzarla y segura de anidarse a la esperanzada y flaca memoria de los mexicanos, los hombres del nuevo PRI ven√≠an con la oferta pontificia de regalar los para√≠sos terrenales de siempre a quienes desearan creerles y quisieran gozarlos, un poquito despu√©s de las elecciones de 2012, en cuanto tuvieran las riendas en sus manos; pero al mes de agosto de 2014 s√≥lo arrastran sus gastados espejismos y sus frases de charlatanes o profetas de carpa, a lo mejor para tejer nuevas mara√Īas y embelecos para sus creyentes, aunque ya ni sus m√°s fieles aplaudidores (Forbes, Foro de Davos y otros tiburones engolosinados con la reformitis al vapor y los tesoros nacionales) apuestan a sus palabras o al menos a su futuro.


Para aquellos hombres de buena fe que todav√≠a esperan con paciencia de fil√≥sofo estoico un espectacular repunte de M√©xico, como ofrec√≠an las campa√Īas y la ret√≥rica posterior que avalaba a ciegas el √©xito de las reformas, acaba de llegarles otro obsequio de los empoderados: el s√©ptimo recorte del a√Īo al pron√≥stico oficial de crecimiento econ√≥mico, para desplomarse del inicial 3.4 a 2.56 por ciento a reserva de que contin√ļe la tendencia por el resto de 2014, cuando dec√≠an con engoladas voces de adivinos y perdonavidas que comenzar√≠amos a extasiarnos ante tantas riquezas que llover√≠an sobre la humanidad de los mexicanos. Hace un a√Īo el PIB cay√≥ a menos de uno por ciento y aument√≥ el desempleo y la pobreza y, despu√©s de un fracaso tras otro, toda la volatilidad de la econom√≠a se recibe con la misma inercia, con ruegos al cielo para que vengan ya los milagros que encierran las reformas laboral, educativa, fiscal, pol√≠tica, de telecomunicaciones y energ√©tica. Reci√©n estrenado como ministro del a√Īo, el se√Īor Luis Videgaray, para intentar escabullirse del fracaso, arroj√≥ culpas al entorno mundial, a la recesi√≥n en Estados Unidos y a otros facinerosos de la globalidad, menos a los desatinos dom√©sticos. Ni en la mediocridad del sexenio de Felipillo Calder√≥n, por igual corrupto y violento, hubo traspi√©s de aquel tama√Īo e inclusive, con su guerrita y todo, la econom√≠a creci√≥ 3.9 por ciento en 2012.


Esperanzas estiradas al m√°ximo


La realidad trastorna y deshace el optimismo oficial con las cifras de estudios y encuestas de expertos independientes y organismos empresariales, que ventilan el aumento de la inseguridad y la violencia, de la miseria y la econom√≠a informal (ya genera 25 por ciento del PIB), de la corrupci√≥n en los tres niveles de gobierno y los poderes legislativo y judicial. Ha de ser m√°s grave y preocupante para los se√Īores del poder reflejarse ante la sociedad con menos credibilidad y poca aceptaci√≥n ciudadana luego de agotarse los discursos de las promesas incumplidas y de pretender estirar m√°s la esperanza del pueblo. Tampoco concitan ya el aval de algunos actores del gran capital nacional que esperaban m√°s para sus insaciables bolsillos.


La ausencia de una estrategia pol√≠tica efectiva y de consensos con todos los actores, con la voluntad de equilibrar los beneficios y los costos de las reformas entre todos y limitar o desechar los intereses personales y de grupo y los despojos de los recursos de la naci√≥n, ha puesto al nuevo PRI en aprietos y en peligro de achicarse y perder el dominio y el mayoriterio camaral antidemocr√°tico en las elecciones de 2015, porque volvi√≥ con sus vicios ancestrales de aprobar cambios constitucionales sin aceptar ni discutir razones, a base de comprar votos legislativos propios y de opositores de derecha e izquierda maiceados con millonadas de pesos, equiparables a los ‚Äúca√Īonazos de 50 mil pesos‚ÄĚ con que la escuela de la corrupci√≥n de Alvaro Obreg√≥n domesticaba en sus tiempos a contrarios, seg√ļn documentan diputados de la oposici√≥n real.


El desprestigio de los diputados y senadores del PRI y PAN y sus comparsas y de los chuchos del PRD, ya opac√≥ al de los polic√≠as y ladrones y otros bribones de oficio y, como de costumbre, camin√≥ aceitado con el reparto de una talega de m√°s de 400 millones de pesos que sirvieron como cencerro de los pastores camarales para cebarlos con los dineros del contribuyente y unificar sus deslumbrantes mentes, a cambio de votar las reformas estructurales sin leerlas ni mucho menos estudiarlas, para verg√ľenza de los constituyentes de 1917 y el repudio de las actuales y futuras generaciones.


Robos a la nación


A juzgar por los resultados las susodichas reformas nada bueno han traído al país, ni un empleo siquiera, salvo más recelo, desconfianza y repudio de los distintos sectores. Estarían contentos sólo los beneficiarios de siempre: los grandes capitales domésticos y transnacionales a quienes el gobierno ha dado ventajas para eludir al fisco y apropiarse de los recursos de la nación.


Emilio Chuayffet ChemorPor ejemplo la reforma laboral que, dec√≠an los del nuevo PRI, crear√≠a miles y miles de empleos hasta saturarnos, sirvi√≥ para quitar a los trabajadores buena parte de sus conquistas y proteger a los empresarios de las luchas sindicales. A la fecha nada se sabe de ventajas de la reforma educativa: prevalece el charrismo sindical corrupto, el corporativismo, la mediocridad en la educaci√≥n, la incapacidad del se√Īor Emilio Chuayffet al frente de la SEP, el ataque a los derechos de los maestros y las protestas de los inconformes contra la pol√≠tica del gobierno. El mamotreto bautizado como reforma hacendaria desalent√≥ la inversi√≥n, el ahorro y la creaci√≥n de empleos al volverse adem√°s persecutoria y, ¬°oh sorpresa!, conserv√≥ los privilegios del gran capital con la devoluci√≥n de impuestos bajo un r√©gimen consentidor. Una reforma pol√≠tica con limitaciones fortalece a la corrupta y antidemocr√°tica partidocracia y deja intactos los medios para consolidar los venideros fraudes electorales; la de telecomunicaciones acuna los deseos del monopolio de Televisa y mantiene intocables sus manipuladores tent√°culos, mientras la energ√©tica, aprobada con el rechazo de la mayor√≠a de los mexicanos, abre las puertas al despojo de los recursos energ√©ticos del pa√≠s por el capital privado nacional y extranjero y crea un clima de incertidumbre respecto a c√≥mo se digerir√° el suceso cuando la gente se d√© por enterada de que perdido la riqueza com√ļn y, al mismo tiempo, la renta petrolera que ha servido para sostener los programas de salud, educaci√≥n y servicios, ya no ingresar√° a las arcas p√ļblicas.


¬ŅMover a M√©xico?


¬ŅAd√≥nde fue a parar la oferta del nuevo PRI de llevar a los mexicanos a vivir en el celestial pa√≠s ideal de La Rep√ļblica de Plat√≥n? Por aquella √©poca electorera sobraban las palabras y el romance y estaban ocultos los intereses personales y de grupo. Faltaban, sin embargo, ideas y talento y voluntad de servir a los dem√°s, en vez de servirse la mesa para unos cuantos comensales. Ya los cl√°sicos advert√≠an, a prop√≥sito de la actual coyuntura pol√≠tica, social y econ√≥mica del pa√≠s y la recurrente promesa de catapultar a los mexicanos a las riquezas y al primer mundo, que en todas las etapas de la vida los hombres han sido v√≠ctimas de la ilusi√≥n. As√≠ que si algunos esperan todav√≠a aquellos milagros propios de los santos para cuando se mueva M√©xico, un sano consejo sugerir√≠a que aguardaran sentados, o correr√≠an el riesgo de cansarse m√°s a√ļn.

 



More articles by this author

√Črase una vez‚Ķ:El cuento de La Democracia Estable√Črase una vez‚Ķ:El cuento de La Democracia Estable
√Črase una vez‚Ķ:¬†El cuento de La Democracia Estable CON EL DUDOSO AUXILIO...
Tierra Caliente:Avalancha Sobre Pe√Īa NietoTierra Caliente:Avalancha Sobre Pe√Īa Nieto
Tierra Caliente:¬†Avalancha Sobre Pe√Īa Nieto Entre la nevada Monta√Īa M√°gica de...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 743 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner